HOY ME JUBILO. QUÉ ALEGRÍA, QUÉ ALBOROTO…

descarga

Aquel miércoles, 15 de noviembre de 1967, festividad de san Alberto Magno, obispo y doctor y patrono de las Ciencias, el almirante don Luis Carrero Blanco y el resto de Consejeros del Movimiento juraban, en solemne ceremonia, sus cargos en el palacio de El Pardo ante el Caudillo y el ministro de Justicia y Notario Mayor de un Reino que no tenía rey (por la Gracia de Dios). Ese día, este joven abuelo, empezaba su vida laboral vestido de pantalón corto gris marengo, jersey de ochos hecho por su madre -en color azul marino- y calcetines del mismo color hasta las rodillas. Hacía frío, aunque aún no había helado. El metro, ese refugio cálido y acogedor engullía, en sus vagones, a cientos y cientos de semovientes que, anclados a la barra central, se bamboleaban con cada curva; parecían caer de bruces con cada frenada y, milagrosamente, seguían en pie, como un tentetieso, al parar en la estación. Ese mismo miércoles, según decía el Marca de mi vecino de vagón, la Unión Popular de Langreo Fútbol Club daba el campanazo y eliminaba al Real Granada, Club de Fútbol, en la Copa del Generalísimo, por un gol a cero. Los ciento dieciséis acertantes de catorce resultados de la quiniela cobraban 222.412 pesetas del ala. ¡Quién las pillara!
Aquel mismo miércoles el ABC insertaba una esquela recordando el fallecimiento de don Francisco Javier González Jaúregui, secretario general de los Laboratorios Españoles de Farmacología Aplicada (LEFA) –con perdón- que había fallecido en la ciudad alicantina de Denia, el mismísimo día de Difuntos. Aquél miércoles 15 de noviembre de 1967 un joven botones (812 pesetas al mes, sin derecho al beneficio eléctrico ni a trienios pero, eso sí, con derecho a economato), comenzaba su larga vida laboral en una pequeña empresa –no más de una treintena de personas- con más ilusión y ganas que otra cosa. Aquel primer día de trabajo añoré con fuerza, con mucha fuerza y mucha ilusión, mi jubilación.
En el año 1999, al tiempo en que nos incorporaban al euro, la pequeña empresa, que ya cuenta con más de quinientos empleados, decide llevar a cabo un ERE y desprenderse (¡Viva España. Viva el Rey!. ¡Viva la Virgen del Rivero!) de los trabajadores con mayor antigüedad para, entre otras cosas, esconder el denominado “Agujero de las eléctricas” pufo consentido por los sucesivos gobiernos de la nación. La empresa celebra un aquelarre en el que despide a los trabajadores con más de treinta años de antigüedad para, entre otras cosas, apropiarse de sus aportaciones a sus planes de jubilación… El bufete que asesoraba a la empresa, Cuatrecasas, consiente, pese a la certeza de su ilegalidad (solo la empresa tenía asesor jurídico), que los trabajadores firmemos una renuncia expresa a reclamar nuestros derechos. Hoy, el propietario de aquel bufete, Emilio Cuatrecasas, acepta dos años de prisión y una multa de 1,5 millones de euros por ocho delitos contra la Hacienda Pública. A la vejez, viruelas.
Tras siete años de paro y trabajos en casa, una década larga en una ONG –Cruz Roja Española- hasta que, cogido por los pelos y acabando la prórroga del partido, aquel joven botones de pantalón corto y aún más corta experiencia, se jubila. Se prejubiló con 61 años y se jubila definitivamente hoy, miércoles 13 de mayo, tras seis meses más que ha tenido que trabajar para compensar el 15% del tiempo que le cotiza la empresa. Han sido 47 años y medio. Diecisiete mil doscientos noventa días fichando, toreando cretinos, apoquinando a una Seguridad Social que hoy ¡vaya por Dios!, agoniza y te deja con una mierda de pensión. También, por qué no decirlo, he disfrutando de algún que otro amigo, que de todo ha habido en la viña del Señor.
Desde los tres años he acudido, invariablemente, a la escuela y desde los trece que terminé la misma, he acudido a una oficina, a una de las dos en las que trabajé. Nunca he tenido, salvo los cortos períodos de vacaciones, la posibilidad de gestionar mi tiempo; mi vida.  Ahora  sí;  ahora  todo el tiempo que me quede –poco o mucho- será mío y de nadie más. Bueno, sí… de algunos de ustedes con los que lo compartiré con sumo gusto y con todo aquel (absténganse ladrones, ignorantes y pesados) que quiera compartir conmigo, un vino en Langa de Duero.
Con la velocidad del rayo el mañana se ha convertido en hoy, y el futuro en presente. Ya sólo hay pasado y pasado por venir (porvenir, quería decir). Hoy es miércoles,  día  13  de  mayo  de  2015,  víspera  de  la  festividad  de  san  Matías –gracias, don Dimas y don Matías, por su amistad- y festividad también de Pacomio, el Joven, concluyó mi vida laboral mientras se abre una más placentera. Deseo, por mi bien, que sea tan larga, o que, al menos, la aproveche tanto como la laboral. Amén.

Anuncios

6 Respuestas a “HOY ME JUBILO. QUÉ ALEGRÍA, QUÉ ALBOROTO…

  1. La Guela

    Que así sea, bienvenido hermano.

  2. … Siempre he admirado profundamente a los escritores, poetas y dramaturgos, por esa facilidad de palabra escrita y también, como no, para empaparme de su forma de hacerlo. Te diré, aunque sabes, que eres uno de mis escritores favoritos, porque con tu forma de expresarte me llevas a donde me gusta estar, haciendo volar mi imaginación a través de tu escritura… Te felicito en tu día, que no tu santo, ni cumpleaños… por haber llegado a esa etapa a la que cada uno, más tarde o más temprano, llegamos después de una larga vida de trabajo… Espero que por el tiempo que tendrás, sigas deleitándonos con tus escritos, a través de don Dimas y don Matías o cualquier otro personaje que puedas crear. Un beso y de nuevo Felicidades, jubileta querido.

  3. Rodolfo Laiz

    ¡Coño D. Ángel! El mismo día en el que la Virgen bajó de los cielos a Cova da Iria… ¡¡¡Ave, ave…!!! ¡Albricias! Zorionak!!! Mucha felicidad y más júbilo para Ud. y todos los suyos, incluidos D. Dimas y D. Matías, por supuesto. Esperamos poder gozar de todos durante muchos años de un espléndido porvenir. Un abrazo.

  4. Rodolfo Laiz

    … Y día también en el que el Real Madrid de sus amores puede hacer historia… O clasificarse para la final de Berlín… Veremos. ¡Ojalá pueda Ud. disfrutar hasta el final! 😂❤️😜😂❤️😘😜

  5. Hoy, don Rodofo, y sin que sirva de precedente, iba con la Juve. Así pues, ha ganado mi favorito. Ahora, que los fantasmas de ellos, prefieran a la Juve.

  6. Gonzalo

    Solo muchas felicidades, que lo disfrutes y que lo disfrutemos.
    Un abrazo