UN DÍA EN FRESNEDILLAS

 

20170209_113203-10

20170209_121420

Hoy hemos cogido el coche y hemos aprovechado el descanso que, entre ciclogénesis y ciclogénesis, nos ha permitido disfrutar de un día frío, pero soleado, y nos hemos marchado a Fresnedillas de la Oliva, aquel Fresnedillas que cumplió un papel esencial en el Programa Apolo de la NASA y que permitió hablar a los primeros astronautas que llegaron a la Luna en el Apolo 11. Aquella Fresnedillas en las que se construyó una estación que, junto a la de Camberra, en Australia y a la de California, en los Estados Unidos permitieron dividir en tres husos y posibilitar la conexión constante con las naves estuvieran donde estuvieran en su rotar a la Tierra y a la Luna.

20170209_113218

No hemos ido, pese al Museo Lunar que alberga el pueblo, a ver nada extraterrestre sino las pinturas de Elena Parlange, la Basky de la sierra de Madrid. En Fresnedillas Elena ha pintado, sobre casas abandonadas a personajes que asoman sus cabezas por ventanas, puertas, verjas… Son escenas de la vida cotidiana del pueblo, de un pueblo que quiere mantener viva su memoria y sus recuerdos infantiles.

20170209_113305

20170209_121259.jpg

20170209_113422

La idea (a ver si aprenden ciertos alcaldes) patrocinada por el Ayuntamiento nace del empeño del anterior regidor, D. Antonio Reguilón, para recuperar algunas casas abandonadas, ruinosas, de las que sólo quedaba en pie la fachada y poco más. Eso sí, unas magnificas fachadas de piedra que sirven de soporte para, a través de la pintura, echar la vista atrás y recordar la vida a pie de calle de sus habitantes.

20170209_113513

20170209_113533 (1).jpg

Elena Parlange, que estudió Bellas Artes y trabajó durante años como diseñadora gráfica en varias publicaciones, encontró una convocatoria del INEM, que le permitiría involucrarse en esta aventura. Gracias a ella, se convirtió en una “intrusa” que “invadió” esas casas abandonadas que, muy pronto, empezaron a susurrarle vivencias del pasado.

20170209_113544

20170209_113812.jpg

Elena convierte en un trampantojo estas casas muertas, ahora con vida terminando, como colofón, un mural de 12 metros donde recrea la Fiesta de la Vaquilla, una mascarada que recorre las calles del pueblo y cuyos orígenes se remontan a la época prerrománica y que se celebra el 20 de enero, festividad de San Sebastián.

20170209_113645

20170209_113909

Si usted tiene un rato no dude en visitar este bello pueblo. Eso sí, yo le recomiendo que lo haga en día de labor. Ya, ya… ya sé que usted trabaja y no está jubilado, pero verá que es mucho más gratificante y divertido.

20170209_113827

20170209_113922

20170209_113949

20170209_114023

20170209_114029.jpg

20170209_121145

20170209_121251

20170209_121324

20170209_121435

Anuncios

2 Respuestas a “UN DÍA EN FRESNEDILLAS

  1. Muy bonito si señor.

  2. La Aguela

    Recuerdos para todos los gustos en este paseo tan particular. Gracias por lo que vale.