LA MEJOR SOMBRA DEL MONTE

bellotas

La mejor tierra para descansar es aquella en la que da sombra el castaño y el haya. Bajo la sombra del castaño y del haya discurren, siempre, los más frescos y claros arroyos de agua. Crecen los grosellos y el aromático laurel y pían los pájaros más canoros y entretenedores. Bajo la sombra del castaño y del haya nunca se guarece ni la picaraza choriza ni la abubilla apestosa; no. Bajo la sombra del castaño y del haya descansan y cantan los ruiseñores, los jilgueros y los mirlos que saben silbar polkas y valses de lo Strauss. Bajo las sombras frescas y reponedoras del castaño y del haya crecen los más gordos y apetitosos hongos y los frescos y picantes berros de ensalada. Esos berros que, con anchoa en salazón y queso Feta están de muerte.

Dice don Camilo, el de los tres premios, en su libro Madera de boj, que quien encuentre el tesoro de la reina Lupa, la céltica señora de las tierras del fin del mundo, será el más rico de todos los demás gallegos juntos. Igual lo encontró Amancio Ortega y el tesoro no era sino los patrones de los vestidos y jerseys de Zara. Esto de la riqueza y su primo hermano el poder son cosas muy confundidoras y desequilibrantes.

En el Uruguay no deben darse los drogueros ni los merceros. ¿Usted, don Dimas, conoce a algún droguero o a algún mercero uruguayo?

Pues no señor. Ahora que lo dice no conozco a ninguno.

Es que, según dejó dicho don Federico Nietzsche por el Uruguay, como hay otro uso horario, no se dan ni los drogueros ni los merceros. Tampoco los sexadores de pollos. Si que se dan, ya ve usted, los psicólogos y los delanteros centro. También hay uruguayos pesados y redichos que se pasan el día chupando hierba mate como locos y asando tiras de carne y hasta chorizos criollos.

Oiga, don Matías, ¿y esto qué tiene que ver con lo anterior?

Pues nada, la verdad, pero es que he parado para tomar un vasito de vino y un pincho de sardinillas en aceite, que tenía algo de hambre y he perdido el hilo.

¡Ah!, usted perdone. ¿Qué hilo?

El de Ariadna.

¡Ah, sí, es cierto! Siga, por favor.

Gracias

Yo nunca me baño en la mar o en el río. Tampoco en la piscina. Yo solo me baño en la bañera de mi casa y antes de desayunar y guardando las dos horas de la digestión. En la mar hay algas. Las algas son como culebras que ahorcan a los hombres por los pies y terminan matándolos tras picar su veneno en las ingles desnudas del incauto. Un hombre al que las algas cojan del tobillo está perdido. Su muerte por ahogamiento y envenenamiento es segura. Luego, el señor juez, al levantar el cadáver se vuelve loco buscando las causas. Si los jueces, en lugar de aplicar el reglamento estuviesen más atentos a lo que cuenta la afición, otro gallo nos cantaría a todos. En los ríos pasa otro tanto con el cieno y las sanguijuelas y te acaban sacando la sangre de las venas a chupetones. En las piscinas no se ahoga nadie ni por ahorcamiento de los pies ni por envenenamiento de las culebras y las sanguijuelas pero está llena de orines de los demás. En las piscinas la gente se ahoga de asco.

El cocinero guipuzcoano Martín Belaústegui es muy pérfido y malicioso con las carioquillas. A las carioquillas, en algunos sitios, las llaman pijotas. El cocinero guipuzcoano Martín Belaústegui fríe las carioquillas, sin ningún tipo de consideración, poniéndolas con la cola mordida. ¿Al cocinero Martín Balaústegui le gustaría que le friese a él, como a san Lorenzo, en una sartén de aceite hirviendo y mordiéndose la cola… A que no? Pues eso; que debería ponerse en el lugar de las carioquillas, pero no. La gente es muy desconsiderada y malévola. Y muy poco ecologista y sí muy partidaria de la higiene dental y de las prótesis peneanas.

Doña Higinia de la Puerta es muy higiénica y sana. A doña Higinia de la Puerta nunca, jamás, la han tenido que poner una irrigación. Ella va muy bien del vientre y, cada día, nada más levantarse, se sienta en el güater y, mientras silba La Madelón suelta el vientre. ¡Quien pudiera!

¿Y nunca cambia de canción?

Sí, cuando va suelta silba Mis manos en tu cintura, pero en francés, no en español. Silbar en francés no es fácil. En España, además de doña Isabel Sanz, no hay más de dos personas, y las tres son señoras, que el francés es idioma de madamas y monsieurs un poco tutifruti, que sepan hacerlo con soltura y medido ritmo.

La gente gasta por gastar. Nos hemos acostumbrado a no hacer caso a nuestros mayores, que eran mucho más ahorradores que nosotros y así nos va. Yo, por ejemplo, no he gastado en mi vida en despertador. Siempre le rezo un Avemaría y dos Salves, en latín, claro, a la Santa Compaña y no necesito despertador. Cuando la Telefónica se enteró de esto retiró de los teléfonos el servicio de despertador.

¡Anda, es verdad! Ya no hay servicio de despertado.

Claro, ¿quién lo va a utilizar con lo que cuesta si lo de la Santa Compaña es gratis?

Pues también es verdad

Los zurdos no valen para cargar camiones llenos de frigoríficos. Sí que valen para cargar camiones de cocinas eléctricas y aún de gas, pero no de frigoríficos. Si un zurdo quiere cargar un camión con la nevera cogida con la mano izquierda la nevera se abre y se arrea él mismo con la puerta en la cara. Los zurdos, cuando tengan que cargar neveras, lo mejor que se pueden hacer con ellos las empresas de transportes es subirlos al camión y que vayan colocándolas dentro de la caja del camión.

Oiga, don Dimas, a usted no le parece que el post de hoy va algo revuelto.

¿Por…?

No sé, me parece a mí.

Pues no. Nada de eso.

El mejor vino del mundo dejando de lado el de El Bierzo, que es punto y aparte, se hace en el centro de España. En Méntrida, en Colmenar de Oreja y hasta en Cebreros ¡Menudo vino hay en Cebreros! Para mí que es el mejor de la Rioja

Pero si Cebreros es de Ávila.

Pues por eso lo decía, Cebreros pertenece a  la Rioja Avilesa que es la Rioja Alta. La otra Rioja, la Baja, es la Rioja Riojana. En Cebreros, por si usted no lo sabía, abortó una tarde, mientras iba camino de Tordesillas, la reina Isabel la Católica, la que montaba tanto como su esposo. Para mí tengo que abortó por el adoquinado. Parece que no pero tanto traqueteo no podía ser bueno para la criatura.

¿Y la Ribera del Duero?

La Ribera del Duero no es un vino. Es una hermana de Paquirri que nació en Soria, cerca de El Burgo de Osma, el pueblo de Aldea.

¡Ah!, yo penseé…

Pues no piense. En Cebreros han traído, el otro día lo decía la prensa, un montón de emigrantes de pelo blanco. Al parecer eran como los que cantaba Mecano albinos medio hijos de la luna.

¿Albinos y emigrantes?

Si. Albinos Kosovares, decía el periódico

¿Y no sería Albano Kosovares?

No hombre, no. El Albano; el de la Romina Power, es italiano y no kosovar. Además, ahora debe de estar divorciado. Fíjese, ¡quién nos lo iba a decir!, ¿verdad?, y con lo empalagosos que parecían en el televisor.

 

Anuncios

Una respuesta a “LA MEJOR SOMBRA DEL MONTE

  1. La Aguela

    Son imaginaciones mías o le va usted cogiendo el “tranquillo” a esto de las escrituras ? porque está usted “sembrao” Don Matías.