BICHOS


Los animales, como algunas personas, se agrupan en familias. También, como algunas personas, se diferencian de otros bichos por sus pintas y, por ello, reciben nombres cultos para diferenciarlos. Vamos hoy a estudiar el ejemplo de tres tipos de animales distintos: el grillo, el búfalo y el elefante.

El grillo –fíjese, don Dimas- es un animal ortóptero, esto es que hace lo que le sale del orto, también llamado recto o sieso. Los grillos, según dicen en la Internet tienen hábitos nocturnos. Yo creo que se pasan la noche rascando las piernas para molestar simplemente y no tanto para atraer a las hembras, como suele ser habitual. El régimen alimenticio de los grillos es omnívoro aunque la mortadela y el botellón del Mahou es muy de su agrado. También, se dice, practican la rectoloquia o arte de recitar las Tragedias de Shekespeare –salvo Romeo y Julieta, que es muy difícil- con la siniestra voz del bullarengue. 
El búfalo también tiene distintas familias o procedencias. Los hay de agua, que no es nuestro caso, sino muy al contrario, o el búfalo cafre, que tampoco hay por qué señalar de esa forma. No es el búfalo americano, o sea, el bisonte, ya que los americanos, tan suyos, dicen y es textual: Buffalo buffalo Buffalo buffalo buffalo buffalo Buffalo buffalo (literalmente: «Los búfalos de Búfalo que son molestados por búfalos de Búfalo molestan a búfalos de Búfalo.») como una oración gramaticalmente válida del inglés estadounidense. ¡Ya ven…! Luego, claro, votan al tipo ese que tiene cara de bloque de choped y nombre de pato de Disney. Nuestro búfalo es el búfalo jaenero o búfalo de los vasos apolinares. Al contrario que su hermano grillo se alimenta de tapas, raciones y vino tinto de crianza. No le hace ascos al reserva ni tampoco al vino joven. Le gusta el zumo de malta de ocho años que se fabrica en Segovia. Su voz se llama mugido y dice: buuuuuuufalo.

Finalmente el elefante. Del elefante se conoce más. El elefante es animal de mucha memoria y del que se conoce hasta el nombre y apellidos de la primera elefanta: Francisca Piel, natural de Illescas, en la comarca de La Sagra, Toledo, Spain y a la que los que ponen nombres latinos denominaron Paqui Derma, que siempre queda mejor que Paca Piel. El elefante es algo vegano y come ensaladas y algunas verduras, también pescados y tortillas. Como sus hermanos bebe de todo –cervezas y vinos pero, también, la mezcla de botánicos con quinina y una rodajita de limón- y si escucha música centroeuropea (valses, polkas y demás cantinelas de la familia Strauss) baila moviendo la trompa de forma rítmica y muy sensual.

Del elefante se dice que es un mamífero placentario, ¡ya ve usted, don Matías!, lo que hace el hablar por hablar. Dicen que los elefantes guardan habilidades como por ejemplo el uso de herramientas. Eso, hasta los grillos saben que no es cierto, pero mira… El marketing es lo que tiene. La voz del elefante se llama barritada, y no barricada como pone el word.

Una de las cosas más peligrosas que existe en el reino animal es el cruce, contra natura, de familias de distinto pelaje. Ayer, concretamente, se dio un cruce entre grillo y búfalo que acabó como el rosario de la Aurora, o Aurorita Rosary, que se dice en inglés. La ingesta de distintas melazas, como la caña de aguardiente, el zumo de malta y otros destilados producen alucinaciones mañaneras, mareos, cefaleas y una sed desaforada. La ciencia lo dijo y yo no miento, como decía el mono del anís. Para más información se recomienda acudir al safari de Aldea del Fresno o, si no se conduce, a Faunia, donde llega la EMT.

 

Anuncios

Una respuesta a “BICHOS

  1. La Aguela

    Bueno, bueno, querido aprendiz del malogrado Rodriguez de la Fuente, ha estado Ud. muy acertado en el relato de dichas especies, seguiremos informando, gracias.