DON DIMAS CONQUISTA EL BEARN

sauveterre-de-bearn

Don Dimas, cansado de sus viajes insulares, decidió acometer la conquista de la Galia. Para ello recabó información en el blog de Soria, el del blog, que es maestro en la zona y, con la información pertinente decidió marchar a tierras del Bearn. El Bearn, como todos ustedes bien saben limita con el País Vasco francés –Sola y Baja Navarra-, con el departamento de las Landas y Armagnac, en el departamento de Gers, con los Altos Pirineos y con Aragón y Navarra. El Bearn lo conforman tres valles: el de Ossau, dominado por el Midi de Ossau, el de Aspe, que da acceso a Aragón por Somport y el de Barétous que da acceso a Navarra a través del valle del Roncal. En el departamento del Bearn se habla francés. En Francia, la revolución del siglo XVIII no actuó como ahora nos quieren dar a entender nos nacionalistas y los neochavistas; no. La Revolución proclamó, con un par, el francés como única lengua y disolvió todos los parlamentos, instituciones provinciales y todo aquello que le pilló a mano, ya fuera local, autonómico o nacional y creó lo que hoy se conoce como la France, el país de le grandeaur: La France ne peut être la France sans la grandeur (Charles Degaulle)
En el Bearn, lo primero que descolocó a don Dimas es que no hay mortadela, sino foigrás, confites y magretes derivados del pato y de la oca. Un guiso llamado poule au pot que se hace con gallina rellena de carne picada y mucha verdura. Un plato que el rey francés obligó a comer, una vez a la semana, para que sus ciudadanos comieran carne. La sopa Garbure, y el vino del Jurançon que es dulce y empalagoso pero que sirve bien para empujar el foigrás. Por mucho que lo piense la mayoría don Dimas descubrió que, en efecto y pese a su denominación, la salsa bearnesa no proviene de la zona. ¡Anda, mira!, como la mahonesa…
Don Dimas, en el Bearn, visitó una región de un discreto encanto. Una región guerrera pero también agrícola y ganadera. Y visitó Pau, su capital.

01

Una ciudad con apenas cien mil habitantes que presume de su castillo de Enrique IV. Aquel rey que dejó dicho, y con mucho acierto, que París bien vale una misa. Desde su boulevard des Pyrenées divisó los 800 kilómetros de cordillera pirenaica que se ven desde allí.

295_148_horizons-palois

¡Qué bárbaro!, dijo don Dimas. Si viene don Matías diría aquello de pues en mi pueblo se ve la Sierra de Cazorla… ¡Vaya forma de comparar!
¿Cómo enumerar, decía don Dimas, tanta belleza en pocos kilómetros sin correr el riesgo de ser injusto con algún olvido imperdonable? Efectivamente. Don Dimas disfrutó de las murallas hugonotas de Navarrenx y de su cingle o meandro;

navarrenx_aerien

de la vista sobre el río desde el túmulo de Sauveterre.

86172428_o

No fue, e hizo bien, a ver a Santa Bernardita y la aparición mariana de la gruta de Lourdes, quita, quita… esas cosas mejor dejarlas a un lado. También visitó la localidad termal de Salies de Bearn donde se alojó en un hotel muy agradable y barato.

6a00d8341d65de53ef0133f2807977970b

hotel-club-vacanciel-salies-bearn-288283-23221716_w600

Ascendió a los míticos cols del Tour de la France (Aubisque, Tourmalet, Luz Ardiden, Portalet…) y compró, para cenar en el hotel, el rico queso artesanal de la zona a los pastores del monte; se asombró del vertiginoso tejado de pizarra de la iglesia de Saint Girons de Monein;

charpente_eglise_st_girons_monein-2

del gótico primitivo de la catedral de Oloron;

cathedrale-sainte-marie-doloron-en-oloron-sainte-marie-pirineos-atlanticos-cathedrale-sainte-marie-dolorondans-le-departement-francais-des-pyrenees-at_d0e804bf43581f4728621c8b11c7df45_1000_free

disfrutó como un niño en el ferrocarril en altitud sobre el lago de Artouste;

petit-train-artouste

y del abrazo de los dos ríos que vertebran la región en el puente de Péyrehorade.

le-chateau-au-bord-du-gave

No quiso perderse la obstinación para seguir erguida de la torre de la abadía de Lucq;

7242426492_5808d2be0d_m

la antigua catedral regia de Lescar,

Lescar G001

el contraste con los primeros pueblos del País Vasco (Hôpital Saint Blaise,

136778

Mauléon,

Pont_des_galeries_(Mauléon)

Saint Jean Pied-de-Port…)

6731-caminosaint-jean-pied-de-po

que conducen hasta Roncesvalles por Camino Francés de los peregrinos compostelanos. En fin, que disfrutó como guarro en un charco.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al final, y como siempre, dejó su impronta en la zona cuando, en un arranque de patriotismo juntó, en el hotel, a un variado grupo de personas –ancianos, desocupados, orates, etc.- y fundó una masa coral a la que enseño a cantar la canción de Marisol: Corre, corre, caballito. El francés, que no tiene mucha habilidad que se diga, para pronunciar la letra erre, cantaba de aquella manera

Cogue, cogue, caballito
Cogue pog la caguetega…

siendo, finalmente, ovacionado cuando abandonaba el país. Don Dimas, por aquellos territorios del Bearn no se sintió, nunca solo sino acompañado de una cohorte de hugonotes; de vizcondes seguidores de Gastón, el Cruzado; de aragoneses de Ramón Berenguer… de toda la Historia que hunde las raíces de lo más rancio de la marca franco-española. Don Dimas aún, cuando traspasaba la frontera política, que no física, de España con Francia dijo aquello de ¡Coño, qué país este de los gabachos!

Anuncios

Una respuesta a “DON DIMAS CONQUISTA EL BEARN

  1. La Aguela

    Todo lo que Ud. dice, es verdad, se lo digo yo, que un hermano mio estuvo allí, claro, que yo no lo se escribir tan bonito.
    Buen libro de viaje querido, si con esto uno se pierde, es que es de Navalcarnero, por lo menos.