LLAMADAS TELEFÓNICAS POR NOCHEBUENA

495642

El día 12 de septiembre (algunos no lo creerán pero ahí está el reverendo padre Valentín M. Sánchez Ruiz, S.J. y su Nuevo Salterio para corroborarlo) se celebran los santos esdrújulos Autónomo, Curónoto y Hierónides; los santos agudos Serapión, Estratón y Guidón y los santos llanos Selesio, Juvencio y Sacerdote. Pues bien, ese día 12 de septiembre recibí una llamada telefónica que decía, más o menos, lo siguiente:
Buen días caballero le llamamos de Orange (ella dijo Oransh) ¿Tenés ordenador?
No, le contesto yo.
¿E Internet?
Internet sí; contesto. Y lo veo a través del microondas
Bien. ¿Y banda ancha?
Pues no, mire usted. De banda ancha no voy bien, se conoce que soy más bien de manga estrecha, como las traineras.
¿Usted a qué operadora pertenece?
Yo no pertenezco a ninguna operadora. Yo soy más de andar a voces que telefoneando. Se conoce que debo ser muy antiguo
Pero no tenés voz de ansiano
Muchas gracias, señorita. Pero no crea…
Vos tenés teléfono ¿verdad?
Pues no señorita. Yo no tengo teléfono
¡Ah! Es que, en este caso, no podemos ponerle la banda ancha.
¿En dónde me iban a poner esa banda ancha?
Pues en el microondas, para que usted disfrute de un Internet más rápido. Además, podría disfrutar de dosientos canales de “tiví” por cable
¿De lo cualo?
De televisión. Ya sabe…
Es que tampoco tengo televisor
¡Ah!, en ese caso no podemos ponerle la banda ancha.
¿Y qué hago entonces con el microondas?
Pos calentás el mate y los fideos
Esta conversación es real y me ha vuelto a las mientes al leer la conversación que tuvo Rocío Fondevilla, alias señora García, recientemente. Algunos pueden pensar que no es real pero es tal como se cuenta. La vida es ansí, que dejo escrito don Pío.
Oiga, don Matías. Y usted que sabe tanto de santos y de mártires, no conocerá, por casualidad, la historia de Santa Gestrudis.
Pues claro que sí. ¡Faltaría más…!
Pues cuente, cuente.
Santa Gertrudis, aquella esposa tan regalada del Señor, había hecho donación de todos sus méritos y obras buenas a las pobres Ánimas del Purgatorio; y para que los sufragios tuviesen más eficacia y fuesen más adeptos a Dios, suplicaba a su divino Esposo le manifestase por qué Alma quería que satisfaciese. Se lo otorgaba su Divina Majestad, y la Santa multiplicaba oraciones, ayunos, cilicios, disciplinas y otras penitencias, hasta que aquella alma hubiese salido del Purgatorio. Sacada una, pedía al Señor le señalara otra; y así logró librar a muchas de aquel horrible fuego. Siendo ya la Santa de edad avanzada, le sobrevino una fuerte tentación del enemigo que le decía: “¡Infeliz de ti! ¡Todo lo has aplicado a las Ánimas del Purgatorio y no has satisfecho todavía por tus pecados! Cuando mueras, ¡qué penas y tormentos te aguardan!”
¿Y quién era el enemigo?
Pues Satanás, claro. El mismísimo demonio de coleta y camisa de Alcampo
Hay que ser malo, ¿verdad?
Pues sí, claro. Es lo que tiene el demonio.
Menos mal que nosotros, ¿verdad don Matías?, somos más de la oración recogida, de santa lectura y misa diaria que de copas y circunloquios en bares de luces rojas de carretera.
Así es, don Dimas. Así es.

Anuncios

Una respuesta a “LLAMADAS TELEFÓNICAS POR NOCHEBUENA

  1. Genial, como siempre.