LO DE LA ROSSETA, EL COMETA Y LAS PESETAS

F2EA6071-7A6A-4BE1-B336-7E7B9B55929E_w640_r1_s

Estoy hasta los mismos de pagar una pasta para que unos gansos, sin lustre ni fundamento, se gasten mi dinero en echar cohetes al espacio, como si fuera una falla, y mandar chorradas a Marte o a Venus.
Estoy hasta los mismos de gentes que te están machacando, día a día, por el asunto del reciclaje como si uno fuera responsable de toda la mierda que aparece flotando en los arroyos. Ahora, la ESA -que ya es nombre para una Agencia Espacial- ha mandado una especie de archivador de chapa a un cometa y aquí paz y después gloria. Y lo han hecho, nada más y nada menos, que con un gasto de 1.400 millones de euros. Casi lo que han disimulado en Andalucía dando clases a difuntos. ¿Y qué hemos conseguido a cambio? Algunos dicen que el teflón, por poner un ejemplo. ¡Vaya!, para trincar un cáncer ya teníamos el tabaco, sin necesidad de ir a la Luna.
Esto es un negociete que se han buscado cuatro científicos de la Casta, que diría Pablemos, para vivir del momio. Miren ustedes lo del viaje a la Luna fue una filfa. Absolutamente falso. El viaje a la Luna, que lo sé de buena tinta, se rodó en Valdemoro, en la viña del Novillo, el de la tía Dorotea. ¡Lo que yo les diga! Si hasta los astronautas eran falsos. Armstrong, Aldrin y Collins… Pero vamos a ver. Neil Armstrong era hermano del ciclista Lance, Michael Collins era un líder revolucionario irlandés y ¿Aldrin…? Un tío que se llamaba Buzz, como si fuera un pedo tirado en silencio… ¿Quién carajo se llama Buzz?
¿Por qué creen ustedes que han cambiado la asignatura de Geografía e Historia por la de Conocimiento del Medio? Pues para que no nos enteremos de lo que hacen. Miren ustedes la geografía, como la conocíamos hasta ahora, pedía a gritos explicaciones que no nos querían dar ¿Y cómo nos lo han ocultado? Pues llamándolo Conocimiento del Medio. Los niños, que son más listas que nosotros lo llaman “Cono”. Pues bien, las preguntas, pese a ello, están ahí. ¿Por qué nos dicen que hay dos polos cuando en realidad son cuatro?
¿Eh?
¿Cómo que eh? Vamos a ver, hombre, si la Tierra es una bola redonda, algo así como una canica a lo bestia, tendrá dos polos (norte y sur) y otros dos laterales (este y oeste). Del mismo modo tendrá también dos ecuadores. El que va de este a oeste y el que va de norte a sur. Vamos, digo yo…
Hombre, dicho así.
¿Y cómo quiere usted que se lo diga? Explíqueme usted, que es tan crédulo con esta gente, qué otras cosas ha traído a la Humanidad la denominada carrera espacial…
Pues mire usted, no sé… el código de barras, las herramientas sin cable, el detector de humo, el velcro, el tubo de los dentífricos…
¡Ah!, pues entonces está muy justificado la de billones y billones de euros que llevamos gastados hasta ahora. ¿Qué iba a hacer yo, ahora que usted lo dice, sin un código de barras? Ahora, que ya tenemos código de barras, existen mucha menos hambrunas, el aire que respiramos es mejor y hay menos chorizos en los Parlamentos.
Oiga, eso es demagogia
Pues sí, y lo suyo gilipollez, no te digo… Vamos, gastar la pasta que han gastado para meter veinticinco gramos de pasta de dientes en un tubo en el que, hace la tira de años ya, lo usaba La Lechera para la leche condensada.
Nos la han vuelto a clavar hasta el fondo. Y ahora, va y dice la NASA, que la ESA está revelando imágenes comprometedoras. Y tanto… Luego, cuando les pillemos el truco dirán que esas imágenes no eran las reales, sino las que mandó Europa a los periódicos. ¡No tienen jeta! Ahora, eso sí, dicen que España ha colaborado de un modo acojonante en el artefacto. Tengan en cuenta que, según dice don Francisco Peran, baranda de la cosa de carga útil y sistemas de abordo, han desarrollado sistemas para “acertar” con el cometa. Esto de acertar es de lo más científico. Dice que meter el cacharro en la piedra era mucho, pero mucho más difícil que las misiones del Voyager. ¡Vamos, dónde va a parar!
España es, también, responsable de los paneles solares de Rosetta y el sistema de comunicación remoto. De esto sabemos mucho en España, claro; nos pasamos el día resintonizando la tele para ver Gran Hermano y otros programas punteros de la “curtura nasioná”. Menos mal, eso sí, que CASA, nuestra gran empresa de aviación, es responsable de la antena. Ya tenemos, pues, asegurado trabajo para todos los antenistas durante los próximos veinte años. ¡Manolo!, dale a la derecha. A esa derecha, no; hombre. A la otra. Eso es. Menos, menos… Ahí. Niquelao, no lo muevas más. Atornilla y déjalo así. ¡Y deja el wasap coño, que entre fumar y el telefonillo se te va la mañana!
Pero eso sí, lo que más me ha alucinado –no alunizado, señora del Tiempo- es lo de SENER. Esta empresa, ha llevado a cabo unos equipos que, con unas lamas, que se mueven abriéndose y cerrándose u orientándose, según haga falta una cosa u otra, tapa el sol para que no deslumbre a la sonda. Dice el periodista que es una especie de ventanas venecianas. Claro, pienso yo, con una persiana verde de lamas y una cuerda de pita que la sube o la baja ¿verdad? Vamos como el balcón de mi abuela.
Es que esto de la investigación, el desarrollo y la innovación vamos a partir la pana. Lo que no entiendo es cómo el Arturo, el camarero de CEIM, ha cerrado el departamento de I+D+i y ha puesto a los empleados en la calle. Con lo que él ha hecho siempre por España…

Anuncios

Los comentarios están cerrados.