EL SEXO DE LAS ROSAS

rosadiez

Don Camilo José de Cela, don Camilo el de los tres premios, escribe en su libro “Los sueños vanos, los ángeles curiosos”. Argos Vergara, primera edición. Octubre de 1979, el cuento “La doble vida de don Filiberto Anchuela (¡vaya, por Dios!) Sus labores”. En él, se cuenta cómo “Anchuela llevaba una doble vida: por las mañanas iba a la oficina y por las tardes tomaba el té y asistía a la devoción “Los gozos de las madres” y, nombrándose Elenita la Jerezana, se vestía de tafetán y se largaba a tomar unas copas con su novio…”
Doña Rosa María Díez González, Rosa para sus costaleros y Rosa Díez para quienes llevamos más de treinta años pagándole el sueldo con nuestros impuestos, ha dado una entrevista a Fernando Garea en el diario El País. Preguntaba el periodista si, hoy por hoy, UPyeso es de izquierdas o de derechas, doña Rosa contesta con ese desparpajo que tan solo da la margen izquierda: Me la repampinfla.
¿Qué cosa es lo que le repampinfla a la señora Díez? Algunas personas, las que hacen un uso soez (no poner la “p” delante, plis) y zafio del lenguaje suelen utilizar unos términos parecidos: me la sopla; me la pela; me la bufa; me la trae floja… todas quieren hacer mención, sin citarlo, al órgano sexual masculino; vulgo la minga. ¿Puede Rosa Díez sufrir repampinflamiento en un órgano que no posee? ¿Lo posee? Si es así ¿desde cuándo lo posee?
Yo creo que no ocurre nada de lo antedicho, sino que a doña Rosa le ha pasado lo que a aquel traductor, por libre, del inglés; que tradujo calentamiento del clima por calentón en el climaterio. Y es que el inglés, y otras lenguas, le son, a nuestros políticos, una especie de ignoto galimatías. Yo le recomiendo a doña Rosa que, ya que le hemos facilitado un cacharrín informático para que juegue en el Parlamento, ponga en Google María Moliner. Allí se puede descargar un diccionario, el de Dudas y consultar la palabra “refanfinflar”, que no repampinflar. Dice doña María que refanfinflar es vulgarismo –vulgarismo significa propio de gentes vulgares, doña Rosa, no quiere decir estudio de los volcanes- y que significa dejar a alguien indiferente. No importarle. Yo creo, en buena lid, que doña Rosa no quiso decir que ella tenga cilindrín, como cantaba La Trinca, sino que “le era imperpendicular” si UPytal es de izquierdas o de derechas. Porque a ella, que para eso lo vale, le es “inverosímil” ser de izquierdas, de derechas de delante o de detrás, como La Yenka.
Extraña, eso sí, que una diputada nacional, ex-autonómica, ex-europea y lo que te rondaré, morena; autora conspicua y cabal de libros, como sus otros compañeros de bancada –que no bancal- también autores conspicuos y cabales de libros muy vendidos y celebrados por la comunidad literaria, como son los insignes Gorriarán, Cantó, Lozano y Anchuelo no hayan corregido el término por erróneo. Igual es que a ellos, se la repampimfla lo que diga Díez. ¡Quién sabe!
Lo que extraña, que a estas horas de la película, tras ver a doña Rosa con la bandera euskalduna, la española, la saharaui y la cubana-¡ah, la Hemeroteca!- se extrañe que la pregunten si es de izquierdas o de derechas. Lo que extraña es que sea tan centrífuga en Euskadi y tan centrípeta en Cataluña. Lo que extraña es que pida claridad en las cuentas en el Congreso y en el suyo del 20-N… ¡que se lo digan a Aldea!
En fin, doña Rosa, que esté usted tranquila. Si hay algo que me la sopla; me la bufa; me la pela; o me la trae al pairo es si UPytralará es de izquierdas o de derechas. Ustedes son, en palabras suyas, políticos en el peor sentido del término. Y como decía el pasodoble: Y con eso… tengo bastante.

Anuncios

5 Respuestas a “EL SEXO DE LAS ROSAS

  1. Ay que me meo! Ángel , que en plena Vía Véneto queda muy mal hacer tal cosa!

  2. Alegría.

    Y yo ….jajajajajajaja….como Cari, pero felizmente ya en Guadarrama y con aliviadero cerca…..¡Te has pasado!, lo voy a poner en mi muro para que lo lean algunos que aún me revisdan de vez en cuando y siguen siendo rosados.

  3. Alegría.

    Eso de “revisdan” es errata….aunque tal vez si llego a transcender cual otras puede haber gente que le parezca adecuado vocablo. La verdad, quise decir “revisan”…..que de verdad revisan ¿eh?.

  4. No descartemos que posea un clítoris peneano

  5. Mikel Buesa

    Pues a mi me da que pensar que de tanto repanpinflársela a lo mejor se ha acabado travestido. Porque hay que ver con quién se junta; y ya se sabe: todo se pega.