UNA SOLUCIÓN INTEGRAL PARA LA CONVIVENCIA EN ESPAÑA

La familia real de Cataspaña

La familia real de Cataspaña

Hay políticos que, en algún corto período de lucidez, dicen que los ciudadanos tendríamos que pasar a la acción en la política. Generalmente lo dicen los políticos no profesionales con más de treinta años en la mamandurria. Véanse declaraciones de la jefa de Cuerpo Suelto. Pues tienen razón, oigan ustedes. Pero que mucha razón. Veamos un ejemplo que, hasta ahora, a nadie se le ha ocurrido.
¿No me diga, don Dimas, que tiene usted el bálsamo de Fierabrás?
Let me go, please
Perdón. Siga usted; siga
Pues bien. Usted mejor que nadie sabe de la problemática que acucia a España con ciertas comunidades con afán decisorio, el descrédito de la política, la crisis económica, la corrupción y, por si era poco, los problemas de la Corona que afectan a la Jefatura del Estado.
Siga usted.
Pues bien, un grupo de personas hemos estado reunidos estos días para presentar un conjunto de medidas que solucionen, de una forma negociada; sin traumas y desde el consenso máximo toda esta problemática. Mariano, Alfredo, Artur, un grupo de empresarios y servidor de usted, sin ir más lejos.
Me está usted inquietando. Siga, siga….
Pues verá usted. Hemos llegado a una conclusión. Para integrar en nuestro país de una vez por todas a los catalanes, se ha decidido que, ya que ellos quieren tener una nación y nosotros, lo que queremos es que sigan perteneciendo a España, hemos acordado que nuestro país dependa ahora de Cataluña.
¿Cómo…?
Verá usted, y no me interrumpa, que la idea es genial. Resulta que si España se integra en Cataluña –de igual a igual, claro- pasaría a llamarse Cataspaña y, como ellos van a conseguir la integración del Rosellón, Andorra y Alguer, en Italia tendríamos un país mucho más grande y más rico. ¡Donde va a parar!. Además, acabamos con los problemas de Valencia, Baleares y los que pudieran darse en un futuro en Aragón, Murcia y Valencia.
Pero…
Nada, nada. Si además, Mariano está de acuerdo. Verá usted; el problema mayor era el de la Casa Real; que al parecer quería seguir reinando. Ya sabe usted que Alfredo es republicano. Él quería un cambio de régimen; los catalanes querían el reconocimiento de la Corona de Cataluña y Mariano, lo que pretendía es que Alfredo reconociera que Zapatero hundió España. Ya sabe, este, siempre con su run-run.
Pero ¿y la Monarquía?
Bueno. La Monarquía, en España, ha sufrido muchos cambios. Cambios de Casas Regentes: que si los Trastámaras, que si los Austrias, que si los Borbones, que si los Saboyas… Total, ¿cuál es la Casa Real auténtica?. Ni ellos lo saben. Pues bien; el caso es que, ahora, la propuesta es que sea una nueva Casa Real: los Pujol.
¿Quééééé…?
¡Lo que usted oye!. ¿A que es un pelotazo?
Lo que es, es una locura. ¿Pero a quién se le ha ocurrido semejante sindiós?
¿Pero qué dice usted? Si está todo consensuado. Es pura democracia. Un acuerdo entre los representantes del 90% de la soberanía popular a través de sus legítimos representantes. ¿Hay algo más democrático?
Pero ¿y don Juan Carlos? ¿Y el príncipe Felipe?
¡Ah!. Si ellos están de acuerdo. Al parecer, y gracias también a no sé qué pariente, un yerno, o algo así, que tienen por allí, han llegado a un acuerdo para reinar en un emirato árabe.
¿Y el príncipe? ¿Y la princesa?
Bueno; el príncipe no se ha mostrado muy afectado. Al parecer él no tenía demasiada prisa por empezar a trabajar. Decía que, a ver si ahora, con esto de la Reforma Laboral, igual le pillaba la prejubilación y podía retirarse. La princesa, por otra parte, ha llegado a un acuerdo para presentar Informe Semanal. Desde Qatar, eso sí… La han entusiasmado la moda qatarí. ¡Una monada!, oiga usted. Además, dice ella, como las demás van tan tapaditas con esas sayas que las hacen de gordas….
Oiga, don Dimas. Usted ha bebido ¿verdad?
Mire usted, don Matías. La Casa Real catalana, que dicho sea de paso, es poco conocida, tiene unos mimbres cojonudos para hacer un buen cesto. Mire usted Jordi Pujol Ferrusola. Ahí lo tiene: ha movido más de 32 millones de euros en ocho años. Y por treces países nada menos. ¿Usted sabe lo que hay que trabajar para ganar 32 millones de euros en ocho años? ¿Usted sabe el número de puntos de Iberia que tiene que tener el futuro rey Jordi? Eso es trabajar y moverse; no como los de ahora, que les ha durado el reinado más que la mili de Rambo. Pues bien, el Rey Jordi está trabajándose países como Suiza, Liechtenstein, Andorra, las Caimán y otros territorios raritos para incluirlos en Cataspaña.
Pero oiga, don Dimas, ¿este no era el que iba con su coche a Andorra repleto de billetes de 500 euros, según dijo su antigua churri?
Pues para que usted vea. Nada de coches oficiales; ni aviones privados; ni guardaespaldas… En su coche; como usted y como yo… Y sin pasar dietas, ni kilometrajes. Vamos, por no pasar, ni el bocadillo del Restop de la autovía. Eso es una Casa Real y no lo que había aquí.
Pues sí que tienen pasta estos Pujol; si…
No se lo imagina usted.
¿Y de donde les vendrá?, porque me parece a mí haber leído algo de no sé qué Banca Catalana y no sé cuantos por ciento…
Nada hombre. ¡Mire que es usted crédulo! Que se cree todas las porquerías que publica la prensa. La familia Pujol tiene una pasta de la pomada. ¿No ha leído usted la wikipedia?
Pues no; la verdad.
Pues mire usted. Resulta que Jordi Pujol, el padre, claro, acabó la carrera de Medicina una vez que se hizo alférez de complemento con don Francisco, el de los embalses, en la tierra de Jesús Romano. Cuando acabó la mili se llegó al laboratorio que la familia tenía en Catalonia is not Spain, que se llamaba Fides Cuatrecasas. Pues bien, don Jordi inventó una pomada, el Neo-bacitrin, antibiótico y todo, que era como la purga de Benito pero en suave. Don Jordi le pidió -¡hay que tener moral!- un préstamo a su señor padre –más catalán aún que él- que se lo denegó. Tras insistir mucho, (imagínese lo cansino que puede llegar a ser Jordi Pujol), por fin consiguió desarrollar la fórmula del emplasto y, con los diez mil duros que le prestó por fin su padre, para que se callara, registró y fabrico la pomada que funciona aún hoy con gran éxito.
¿Qué? ¿Cómo se le ha quedado a usted el body?
O sea, que Jordi Pujol es como el tío de los bigotes pero, en lugar de linimento, en pomadas ¿no?
Pues sobre poco más o menos.
¡Qué tío!
Pues bien, el caso es que ahora, cuando la familia Pujol reine en Cataspaña, el señor Pujol, padre, será conde de Barcelona y la señora Ferrusola, reina madre. El niño Jordi será rey de todos los cataspañoles y los hermanos Pujol serán los Urdangarines. ¿Qué le parece?
Pues que usted ha estado en Barcelona, eso desde luego…
Ya lo creo.
Pero usted ha confundido la botella de Font Vella con la de Anís del Mono. No me extraña que haya soñado con Rubalcaba, con Mariano y hasta con los Pujol.
Usted lo que le pasa es que es Juancarlistas. ¿A que sí?… Si lo que tenía que haber hecho Franco es nombrar heredero a Jaime de Mora y Aragón, el hermano de Fabiola.
¿Y este qué tenía que ver?
Pues nada; pero como su hermana era reina…
Ande, ande. Tire usted para el comedor y tómese una sopa, a ver si se le pasa la papalina. Vamos. Los Pujol… No; si te digo que salimos de Málaga…

Anuncios

3 Respuestas a “UNA SOLUCIÓN INTEGRAL PARA LA CONVIVENCIA EN ESPAÑA

  1. ¡Lo que faltaba!. ¿Qué hacemos las españolas con la cultura monárquica adquirida en el ¡Hola!?. ¿Me vas a decir que la cantidad de dinero que han gastado las peluquerías durante generaciones en la revista semanal, ya no era una inversión sino un gasto inútil?. Me voy corriendo a crear un lobby que asocie a todas las profesionales de la tijera no vaya a ser que triunfe el golpe de Estado, habidas cuentas de que Su Majestad d. Juan Carlos ya no está para el trote de tener que frenar un supuesto 23F.

    • No d. Matías, habidas cuentas no es una errata. En estos tiempos quien tiene un negocio no hace una única cuenta, tiene muchas no sólo en paralelo sino en cruzado, y si se descuida haciendo encaje de bolillos. Total ya se sabe adónde se va todo nuestro arte en cuadrarlas para llegar a final de mes: a los paraísos fiscales. ¡Menudo monumento al ciudadano de a pie que se debe de estar construyendo en los paraísos esos!. Que no nos engañen con la nacionalidad que le van a dar, cabe bajo el genérico: “el tonto que no pilló”.

  2. Fresita Magenta

    ¡Pues a mi me gusta la idea! Lo malo es que estos cataespañoles, cuando les das la mano ya no te devuelven nada… Pero la idea de Expaña no está nada mal, no…