LAS VACAS ESTAMOS HASTA LAS TETAS

vaca

La Asociación Española de Vacas de Ordeño (AEVO), en su reunión de hoy, en el prado de la Cobatiella, de Pola de Siero (Asturias), ha decidido, por mayoría absoluta de sus miembras, presentar al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, petición de huelga de tetas secas, a partir del próximo día 1 de marzo, en protesta por la discriminación demostrada por la Iniciativa Legislativa Popular de presentación de 500.000 firmas para declarar a la fiesta nacional, o fiesta de los “toros”, como habitualmente se la conoce, como Bien de Interés Cultural.
Las Cortes Generales españolas ni pueden, ni deben coadyuvar a la discriminación entre vacas y toros por el simple hecho de que sean estos, y no las vacas, los elegidos para ser toreados en las plazas. Las vacas, que somos a fin de cuentas quienes parimos los terneros, erales, añojos, novillos y novillos-toros tenemos nuestros derechos y nos negamos a criar chotos para mantener una Fiesta Nacional machista, discriminadora de la hembra y a la que niega su hecho diferencial y que sólo nos reconoce el derecho de ser ordeñadas hasta extraernos la última gota de leche de nuestra ubres.
La Fiesta ha de ser tanto para toros como para vacas; tanto para novillos como para novillas, tanto para bueyes y cabestros como… (bueno, esto vamos a dejarlo en paz y optaremos por la discriminación positiva ya que debe doler un montón). Nosotras no somos una vagina donde el toro descarga el fruto de sus erecciones, ni un depósito de esperma donde inseminar sus experimentos genéticos los fachas de los ganaderos. Nosotras no estamos a disposición de un chulo o proxeneta por muy semental que sea y por muy farruco en su línea hereditaria que resulte. Los toros, si quieren tener descendientes con trapío y con casta, que se arreen entre ellos matarile, a ver qué descendencia les sale. ¡Hombre ya!. Ya está bien de castrar a las vacas su desarrollo y su sexualidad. Porque, mucho hablar de las corridas de toros, pero ¿y las vacas que? ¿No tenemos las vacas derecho a nuestra sexualidad? ¿Qué pasa con nuestras corridas?.
Los aficionados, los grupos políticos de ámbito nacional pretenden seguir con la discriminación entre vacas y toros y nosotras no tenemos por qué cargar con la conciliación de la vida familiar y laboral en exclusiva. Si tenemos que criar chotos con casta y con empuje queremos que, al menos, se nos reconozca también, como parte integrante de la raza bos primigenium tauros, e igual que los toros, exigimos se solicite también para las vacas la calificación de Bien de Interés Cultural. Somos parte de la Fiesta, sí; pero somos también parte primordial de otro tipo de cultura: la gastronomía. ¡Mire!, ¡mire que solomillos!. ¡Mire que lomos altos y que morcillos gastamos las vacas!. ¿Encuentran ustedes diferencias morfológicas entre el lomo alto de un toro y el de una vaca?.
A partir de estos momentos, y como protesta, las vacas frisonas cambiarán, sus tradicionales manchas negras y blancas, por otras blancas y moradas, como las de las vacas de Suchard para ponernos los colores malva de las feministas. La diputada de Unión Progreso y Tralará, doña Rosa X nos ha enviado una nota de apoyo y ha pedido a sus estetas e intelectuales de cabecera la creación de El Manifiesto de Infiesto, que presentará el gaiteru Prendido.
Así pues, y hasta que se nos reconozcan nuestros derechos manifestamos nuestra negativa a que nos metan mano en las tetas. Si quieren leche que ordeñen a los toros; a ver si les gusta que un patán se tire todo el día con esas manos heladoras sobándoles en sus organillos.

En Pola de Siero, Asturias, a 11 de febrero de 2013. Firmado.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.