ESPAÑA, CAPITAL CARACAS

cazadores

Pues hasta es posible que aquel hombrecillo cuya cara aparecía en las monedas de diez duros y que acaudillaba El Ferrol de sí mismo, fuera un visionario. España es diferente, dicen que dijo. Yo estoy seguro de que es así. Lo que pasa en este país nuestro no pasa en ningún sitio. Bueno; en Venezuela puede que sí que pase. En Venezuela tienen un Chávez y nosotros un Chaves. Ya ven que no estamos tan alejados de los venezolanos.
¿Ustedes creen que en cualquier país del orbe mundial -incluyendo Osetia del Sur- se podría entender que el presidente de la Comisión parlamentaria de Asuntos Exteriores de Las Cortes del Reino de España fuera socio, a su vez, del gobierno autónomo que quiere independizarse de España?.
O sea, doña Genara, que mientras representa a España en el extranjero en Cataluña se declara no español ¿no?
Pues sobre poco más o menos.
Bueno; bueno, dirán los vascos, sin empujar ¿eh?; que nosotros estamos antes.
Pues ustedes dirán…
Verán ustedes. Nosotros tuvimos un terrorista presidiendo la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Vasco ¿Qué? ¿Cómo se le ha quedado a usted el cuerpo?
Pues me deja usted patidifusa, doña Genara.
¿Y que piensa hacer la Fiscalía General del Estado?
Pues nada; mientras no aparezca en la prensa…
¿Y la prensa qué tiene que ver?
Pues que la prensa es la prueba a la que someten los fiscales a los acusados. ¿No se ha dado usted cuenta?. Aquí la instrucción judicial no existe. Aquí existe la prensa.
Oiga don Felipe, ¿usted no se enteró que se estaba organizando el GAL?
Puez no zeñó. Yo, hazta que no lo leí en la prenza
Oiga, don Manolo ¿usted no se enteró de lo de los ERES fraudulentos?
Puez no zeñó. Yo, hazta que no lo leí en la prenza
Don Mariano, ¿se ha enterado usted que hay unos policías buscando información de la guirigaya que el Arturet tiene en el extranjero?
Puesh shi. Me he enterado por la prensha
Lo que yo les digo; lo mejor sería eliminar, de una vez por todas, las chorradas esas de la instrucción judicial, la probatoria y demás zarandajas y encargar la investigación a los periodistas. Así, se enteraban los jueces, los políticos, los implicados… y hasta es posible que todos nosotros.
Bueno, bueno… No exagere.
Usted perdone.
No hay de qué
Pero es que hay más; la consejera de Bankia, doña Mercedes Rojo, que tiene nombre y apellido de automóvil de lujo, dice que ella formaba parte de la Comisión de Auditoría de BFA pero que no tenía “conocimientos financieros”. Yo he sido consejera de Esperanza por Dios en la Comunidad de Madrid y consejera de la filial de Bankia, pero en realidad ni llegué tan siquiera a terminar la carrera de boticaria. El presidente de CEIM y vicepresidente de la CEOE dice que ¡no se iban a leer la auditoria!; que lo que querían era “quitárnoslo de encima de la forma más rápida posible”. Me voy yo a leer el tocho ese.. ¡no te jode!  habrá pensado, con la de calapiés que tengo que hacer para un cacería que tiene don Borbón en Bostwana.
Esta misma mañana, el papá de Oriol Pujol Ferrusola ha declarado que su Oriolín está más feliz que un regaliz porque el juez le haya imputado. Así, dice el Soprano mayor de Catalonia is not Spain, se podrá defender.
Pues no, don Jordi. Muy mal dicho y peor declarado. Debería haber dicho usted aquello de: menos mal que ha salido en la prensa; así el señor juez podrá trabajar con lo publicado y se enterará y con él, el resto de ciudadanos. Porque oiga usted ¿qué es un juez sino un ciudadano? Pues si los ciudadanos se enteran por la prensa por qué no se iba a enterar por la prensa el señor juez?
Ahí tiene usted razón, doña Genara.
¡Hombre que sí!
Es que la prensa saca toda la verdad y nada más que la verdad. Ahí tiene, si no lo cree, el affaire de la princesa Corina.
Oiga, eso suena a película de Disney
Ya, ya… Resulta que la princesa Corina o Corine, que aún están pensando en cómo la llaman está, como los Reyes Magos, visitando pesebres para ver cuál le cuadra mejor. No hace tanto apareció por la patronal…
¿Y qué hacía la princesa Corina en la patronal?
¡Vaya usted a saber!. Igual fue a encargarle al Arturo otra bandeja de calapiés para el nidito secreto de amol.
Pues bien, resulta que la tal princesa, que lo es por la vía inguinal, al casar –y luego cesar- con uno de los cuarenta y dos mil príncipes alemanes, este de la familia Sayn-Wittgenstein, descendiente de la princesa Zita, la señora mamá del Otto de Habsburgo, el borrachuzo ese que se le meaba a la pobre Carolina de Mónaco por las esquinas en Madrid. Esta princesa de plastilina también aparece entre los emailes del asunto de Iñaki Urgamandil y las cacerías de elefantes de Bostwana…
¿Y el Rey, que dice?
Pues el Rey no dice ni sí, ni Nòos
Bueno… eso será hasta que salga en la prensa
Claro. Eso sí.

PIE DE FOTO: De izquierda a derecha, Gerardo Díaz Ferrán, encarcelado y acusado por los supuestos delitos de alzamiento de bienes, blanqueo de capitales e insolvencia punible y otro de defraudar a la Hacienda Pública. Jaume Matas imputado por doce delitos presuntamente cometidos durante su etapa en el gobierno balear: prevaricación, cohecho, malversación de caudales, apropiación indebida, falsedad documental, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, delito fiscal y delito electoral. Su Majestad el Rey y Arturo Fernández, imputado por el caso Bankia.

Anuncios

2 Respuestas a “ESPAÑA, CAPITAL CARACAS

  1. Si es que hasta de lo peor, con sus comentarios, hace que se escape una sonrisa 🙂

  2. Lo que nos hemos podido reir en Friburgo con unos amigosde Venezuela y Colombia. A ellos, como a mi, nos ha resultado genial. Un beso, Angel.