BREVE RETAZO DE HISTORIA DE EX-PAÑA

CORONA

¿Qué don Dimas? ¿Leyendo usted a estas horas?
Pues sí señor. Ya sabe usted que hasta mediodía no abren el salón de juegos.
¿Se puede saber qué anda leyendo?
Pues la Historia de España de don Modesto Lafuente
¡Hombre!, se nos ha vuelto usted liberal a sus años
Pues no señor, pero es que estaba dándole vueltas a unos librejos que he leído de texto, sobre Historia, y me perdía.
Se parecía poco con lo que estudiamos nosotros ¿verdad?
Pues no crea. Cuestión de interpretación.
Hombre, don Dimas. Yo he leído alguna cosas, que, ¡vamos, vamos!
Mire usted, aquí lo dice. Y cuando lo dice aquí será cierto. Veamos. Los estados o naciones, tal como los conocemos ahora se deben a los Reyes Caóticos, Isabel y Fernando, que les apodaron así porque eran un desastre. Tenían los reinos manga por hombro y venga de darle la lata al moro para quedarse con Granada. El reino de Cataluña, por ejemplo, se les perdió y no lo encontraron. El reino de Euskadi lo confundieron con el de Navarra y, como no lo dejaron claro, ahora tenemos la que tenemos…
¿Pero Cataluña tenía rey?
¡Hombre!, no habría de tenerlo. El rey de Cataluña era Santiago Apóstol.
¿Cómo?
Sí. Si señor. ¿A que no lo sabía?
Pues no.
Pues sí señor. El santo se llamaba Santiago Jorge.
Oiga, don Dimas, que los apóstoles no tenían apellido
¿A no? ¿Y Judas Iscariote? ¿Y Pedro de Arimatea? ¿Y Pablo de Tarso?. Pues bien; aunque usted no lo crea, Santiago Jorge marchó desde Cataluña hacia Galicia. En Cataluña se le llamaba Santi Jordi o, haciéndolo más familiar y corto, Sant Jordi…
¿Pero no sería el rey Jaime el Conquistador?
¡Que va!. Al rey Jaime le pusieron Conquistador porque era algo putañero, pero de rey, nada de nada.
¡Ah!. Siga, siga.
Bueno, pues que murieron los Caóticos y el reino quedó en poder de Juana la de Lorca, que la pusieron ese nombre debido a que nació en Cartagena.
¿Pero no era La Loca?
Eso fue después, cuando se casó con Felipe el Herboso, que era algo masón y vegetariano y no comía más que hierbas. Y la volvió loca por que le sorbía el sexo
¡Hombre!, don Dimas… Sería que le sorbía el seso.
Bueno, eso también. El caso es que al morir la Loca quedó el reino en manos de Carlos I. A este Carlos le gustaba el coñac y pasó a la Historia como Carlos I, dando nombre a una saga que siguió con Carlos III y Carlos V. Carlos I murió de gota en Cuacos de Yuste, al lado del cementerio alemán.
Al morir Carlos I ascendió su hijo, Felipe II, que sufría de almorranas porque estaba todo el día sentado en una silla excavada en la piedra allí en El Escorial. Era como un jubilado; todo el día mirando la obra. ¡Qué obsesión tenía el tío con las obras!. A este Felipe II le pusieron el Prudente porque no metía prisas a los aparejadores y así, ¡claro! duró lo que duraron las obras de El Escorial. Luego les tocó el turno al Piadoso, al rey Planeta y al Hechizado, con quien terminó la casa de Austria. Tenían tantas deudas acumuladas por lo de El Escorial que terminaron expropiándoles la Casa los Borbones, que eran los reyes de la Bankia. Tras el desastre de los Borbones llegó, por fin, José I, el hermano de Napoleón, llamado Pepe Botella y que fue tatarabuelo de José María Aznar, por parte de su mujer.
Al acabar la primera legislatura, como luego hizo su tataranieto político, abandonó y dejo el reino en manos de Fernando VII, el Rey Felón, al que no hay que confundir con el Rey León, que ese es otro cantar. Este Fernando VII era un maestro jugando al billar, aunque hay quien dice que le ponían las bolas (las de billar, claro) a güebo.
Tras él volvieron los Borbones en la segunda restauración con Alfonso XII, que en realidad no era rey, sino actor de cine. Se llamaba Vicente Parra y se lió con Paquita Rico, que era María de las Mercedes. Como nunca aparecía le cantaban ¿dónde vas, Alfonso XII? Y cosas por el estilo. Finalizó la casa de Borbón con Alfonso XIII también conocido como El Africano, igual que su antepasado Publio Cornelio Escipión.
Coño, don Dimas, me ha dejado usted anonadado. Sólo le ha faltado decir que el último rey español era Franco.
No. Franco no llegó a reinar. Él tenía otras aficiones. Según leí en una ocasión le gustaba jugar, de niño, con sus hermanos Pilar y Nicolás a Bravo Murillo, que había inaugurado el Canalillo, en Madrid. El caso es que se liaban a construir, en la ría de El Ferrol, pocillos con arena de la playa y hacían pantanos. Nicolás se vestía de gobernador civil y Pilar de madrina con boina roja y traje de chaqueta azul y a Paquito le ponían una cinta con los colores de la bandera y le decían. ¡Venga, Paco!, a inaugurar y el pequeño de los Franco cortaba la cinta con una tijera y decía: Queda inaugurado este pantano. Ramón y María de la Paz, los otros hermanos se partían las manos de aplaudir.
Oiga, don Dimas ¿Y Juan Carlos I?
¡Ah!, muy bien. Ya ha salido de la clínica. Al parecer le han dejado la cadera niquelá. Fíjese que ha sido salir y ha dicho: “Ya no hay peligro que caiga la Monarquía”.
Pues me deja usted muy tranquilo. Muchas gracia, don Dimas.
A mandar, don Matías. Y si es jamón…, que sea ibérico.

Anuncios

3 Respuestas a “BREVE RETAZO DE HISTORIA DE EX-PAÑA

  1. Muchas gracias don Ángel, me alegro que por fin alguien me explique la verdadera historia de Ex-paña. Con tantos años fuera de este país ya estaba hecho un lio.

  2. Fantástico, D. Angel. Me he partido el pecho con lo de “Pepe Botella y que fue tatarabuelo de José María Aznar, por parte de su mujer.” Grande.

  3. D. Angel me ha alegrado usted el regreso al frío, frío de Guadarrama. Le ha quedado más que niquelada esta historia de lo que fue. Gracias por compartir su capacidad creadora y narradora con quienes nos consideramos halagados de contar con su amistad. ¡Genial!.