CAMBIOS EN EL MINISTERIO DE HACIENDA (II)

Buenas tardes, señores
Buenas tardes, presidente.
Empezamos la reunión. De Guindos tiene la palabra.
Gracias, presidente. Como habrás podido enterarte por el telediario de Eurosport, el ECOFIN y los chupasangres de Bruselas siguen con su atávica envidia y su odio a todo lo que suene a España. Para colmo de males al marqués de Del Bosque le ha dado por ganar la copa. Menos mal que en las carreras de bicicletas se han caído casi todos, que si no…
Al grano, Luis. Al grano.
El caso es que, pese a la Merkel y al Hollande hemos conseguido el crédito para los bancos sin que el gobierno tenga que avalar y, además, nos han dado una moratoria de un año.
Eso quiere decir que podemos seguir poniéndonos morados otro año ¿verdad?
Calla, Beteta, que no van por ahí los tiros.
Como decía, nos han concedido todo aquello que les pedimos sin quitar ni una coma. Lo malo –algo malo tenía que tener- es que nos van a enviar a los hombres de negro para controlarnos. Han solicitado, también, garantías de que van a cambiar las cosas; que haremos los ajustes necesarios, etc. Están al tanto de todo porque, como sabéis, en la prensa han sacado lo de la amnistía para los que se llevan la pasta fuera y los que no cotizan a Hacienda.
Es lo malo que tiene la libertad de prensa.
Muy bien dicho, presidente. Suena una atronadora ovación.
Gracias; gracias.
Pero al menos los suizos nos habrán apoyado ¿no?. A fin de cuentas la pasta está en sus bancos.
Es que Suiza no está en la Unión Europea, presidente.
¿Ah, no?
De Guindos hizo un quiebro y se ahorró la respuesta.
Entonces, ¿qué vamos a hacer?. Ayer leí en algún sitio que contamos con un asesor extraordinario. Alguien que ha ahorrado una pasta en Galicia. No lo sé muy bien cómo porque el Telediario de Teledeporte no habla más que de fútbol.
Pues así es. De todas formas, si seguimos al pie de la letra la tesis Montoro sobre que los españoles son un hato de defraudadores, bandoleros y contrabandistas, hemos de hacer hincapié y mantener este interesante análisis y decir que se trata de un endemismo a defender, como si fuera el bulbo de un narciso o de un jacinto. Esto en Europa da mucho juego. También hay que defender que nosotros no perseguimos el dinero negro porque somos un ejemplo de nación que lucha contra la discriminación racial. El dinero -hay que ser intolerante en esto- no debería tener color.
Entonces, dice Beteta, ¿por qué todos preferimos los billetes morados a los azules y rojos?
Es una forma de hablar, Antonio; luego te lo explicamos en petit comité.
Es que yo no sé francés.
Deja; deja.
Pues bien, como iba diciendo, creo que sería mejor llevar a cabo un Plan Nacional de Modernización de Tasas e Impuestos. Un plan que acerque la Agencia Tributaria al ciudadano.
¿Pero eso no se hizo antes con eso de que Hacienda somos todos?
Pues sí; pero ya ves que no dio resultado.
Hay que hacer un plan en el que se haga hincapié en la importancia de abrir la banca, que a fin de cuentas es quien recauda para nosotros, a un mundo cada día más globalizado. Que las empresas que trabajan fuera, puedan ingresar los impuestos en países colaboradores, como las Islas Caimán, Gibraltar, Mónaco, Jersey, la Isla de Man, etc.
En cuanto a lo del colaborador; ayer Cristóbal lo adelantó en Internet. Se trata de contratar al electricista de la Catedral de Santiago para que haga un plan de ingresos y contención del gasto. Después de ver qué es capaz de hacer él con las sisas de los cepillos, podemos dar el pelotazo en Europa.
Bueno; aceleremos la reunión. Decid al experto que pase y nos presente sus conclusiones. Por cierto, ¿este no estaba preso? ¿cómo es que ha quedado libre?
Bueno; ya sabes. Una manita que nos ha echado el juez de guardia. Como habían liberado al niño y luego a la mujer, el juez ha determinado que los beneficios de las sisas se podían considerar bienes gananciales, con lo que la culpa se reparte y se queda en un fin de semana de arresto domiciliario.
Bueno; bueno. Que pase de una vez
Buenos días
Buenos días, Manolo. Aquí el presidente; aquí Manolo El Chispa.
Díganos. ¿Qué es lo que ha pensado para recaudar los impuestos que los españoles dejan de pagar cuando preguntan si con IVA o sin IVA.
Pues verá usted, señor presidente. Yo había pensado en otra cosa pero, al decirme que hay que ser tolerante con las SICAV y flexible con los que salen con mucha pasta a pasar el finde a Mónaco y luego ingresan en el extranjero lo que no gastan, he pensado que lo mejor sería crear una figura impositiva nueva: la Tarifa Plana de Hacienda.
¡Coño!, que buena idea. Como los forfaits del esquí ¿no?
No sé, presidente. Yo no sé esquiar ni sé que es eso que usted ha dicho.
Yo tampoco, pero lo dicen en Radio Marca. Siga; siga.
Pues verá. Resulta que la tarifa plana, como pasa con la tarifa del Canal + se instaura en base a unos tramos. Así, igual que existe el Canal Champion y el Canal Toros o el Canal Cine, puede hacerse algo similar con los impuestos. Que el impositor es un currela de esos que solo tiene su nómina; pues se le pone el tramo mayor; sin beneficios. ¡Que se joda!. Que quien lo solicita es una persona que está creando trabajo en Gibraltar y esos otros países donde ustedes han dicho antes; pues se le pone un tramo corto; no sé… por ejemplo cien euros al mes y ¡hala!, a generar empleo como Dios manda; pagando sus impuestos y todo. Que es un diputado nacional, o autonómico e incluso un diputado europeo el que tiene que ingresar los impuestos; pues se le deja exento por percibir sus ingresos como emigrante y a otra cosa. ¿Qué le parece?
Coño, Beteta ¿y esto no se te ha ocurrido a ti?
Es que yo, presidente, como provengo de la política autonómica, ya sabe…. que si el bono-bus, que si el kilométrico del tren y esas cosas.
Oiga, experto… una sola cosa. ¿Y para los ingresos del partido? ¿Qué tramo pondríamos para el dinero que ingresa el partido en concepto de subvenciones, cuotas y otros ingresos?
Se refiere usted a su propio político ¿verdad?
Pues sí; claro.
Nada. A su partido se le pone un canal temático y no hay manera de controlarlo.
A ver, Beteta. Dale un puro a este señor y me lo pones de conselleiro de religión en Santiago.
A mandar, Mariano. A mandar.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.