ANSELMO TREVAGO SANTIUSTE “COCHISE”. PERITO EN MENTAS

Anselmo Trevago Santiuste, alias “Cochise” nació indio apache chiricahua. No parecería una proeza fuera de lo común que “Cochise” hubiera nacido apache chiricahua si lo hubiera hecho en una reserva navajo del medio oeste americano; no. Lo extraordinario es que Anselmo Trevago Santiuste nació apache chiricahua en el pueblo charro de Dios le Guarde, en la comarca del Campo del Yeltes, partido judicial de Ciudad Rodrigo. La localidad de Dios le Guarde es limítrofe con Valdejudío al norte; Morasverdes al sur; Tenebrón al este y Cristo de la Laguna al oeste. Los salmantinos, poniendo nombre a sus pueblos, le echan un par de narices; judíos al norte, moras al sur, tenebrones al este y Cristo por el oeste.
Anselmo Trevago Santiuste, alias “Cochise” vivía de lo que cazaba y de lo que pescaba. Se cubría el cuerpo con la piel de sus trofeos y pasaba las noches al calor de una fogata en la ribera del río. Enterado el Gobernador Civil mandó a la pareja que lo capturase y le recetó una quincena en aplicación de la Ley de Vagos y Maleantes. “Cochise”, por aquello de no tentar al diablo se convirtió -como su homónimo americano- en experto leñador de carrascas, fresnos y chopos. Por el fresnal y la chopera junto al río se hizo, a su vez, perito en mentas y plantas silvestres; árboles, arbustos y otras hierbas y matojos.
¿Sabe usted cuantas mentas se dan en los campos salmantinos?
Pues no “Cochise”, pero seguro que usted me lo dirá.
Pues seis tan solo. En el resto del mundo se juntan, una tras otra, hasta veintisiete clases y, si se le suman los híbridos se llegan a los treinta y ocho.
¡No me diga!
Pues claro que le digo. Verá usted : la menta aquatica, que es buena como astringente y que se da –como las morujas, los berros y su hembra la berra- en las charcas límpidas y cantarinas; la menta negra que tiene las hojas y los vástagos de color violáceo; la menta blanca que tiene hojas verdes y un gusto más suave; la menta poleo que es carminativa y sedante; la menta peperina que no vale ni para infusión y la menta viridis también llamada hierbabuena común que va bien en ensaladas de tomate y pepino y en la sopa del cocido.
¿Y ustedes los arapahoes también comen cocido?
Los arapahoes son más del este hacia Portugal, en la muga de Fuentes de Oñoro. Aquí en Dios le Guarde los que hemos nacido indios somos apaches chiricahuas y no arapahoes. Es como si a usted, que es gallego, le preguntara yo si es corso.
Usted perdone por mi ignorancia.
No se disculpe. No hay nadie más ignorante que el intrépido deslenguado, contestó filosofando “Cochise”. Pues claro que comemos cocido. Y farinato. Y hasta jamón de La Alberca y de la Peña de Francia.
¿Y chorizo, y lomos y salchichones?
Y hasta morcón, longanizas y morcillas.
Oiga “Cochise” y plantas aromáticas ¿también hay por estos campos?
¡No han de haber!. Tenemos las cuatro lavandas: el espliego, la alhucema, la lavanda y el cantueso.
Y la hierbaluisa, “Cochise”, ¿también es menta?
No, hombre. La hierbaluisa es una verbena y su aroma recuerda al limón, y no a la menta. Dicen algunos en el pueblo –los que ni saben, ni entienden, ni huelen- que las mentas son todas una; que se hibridan formando clases, pero yo no lo creo. Yo creo que la menta piperina y la manzanera –que en otros sitios llaman mentastro- tienen entidad propia y no resultan, por tanto, híbridos de la hierbabuena o yerbasana. Pero claro, ni la menta piperina ni la manzanera se dan por el país.
Claro; claro.
Una mañana, sin previo aviso, Anselmo Trevago Santiuste, alias “Cochise” desapareció de Dios le Guarde. Durante treinta años las autoridades civiles y judiciales pusieron su caso en prevengan sin cerrarlo, como es preceptivo, antes de darlo por desaparecido. Tanto en Dios le Guarde como en Valdejudío, Morasverdes, Tenebrón y Cristo de la Laguna se corrieron historias que decían que habían visto a “Cochise” con una hoz de oro cortando mentas y otras hierbas aromáticas como si fuera el druida Panoramix. Otras historias decían que se le veía en las noches de luna cabalgando a pelo por las dehesas taurinas burlando a los erales y añojos con un taparrabos y un carcaj de flechas derribando jabatos y corzos.
Una tarde, en un pequeño rincón del periódico local; junto a los breves de la información internacional, se daba noticia de la aparición, en las grandes praderas de Oklahoma, del cadáver de un anciano apache. Llevaba en una bolsita, atada al cinturón unas matas de menta piperina y otras de menta manzanera. Junto a estas hierbas una carta que las autoridades no habían sabido interpretar con una pequeña oración en el sobre que decía: Dios le Guarde y en la que decía que enviaba estas herbáceas para completar las ocho mentas conocidas y dar mayor gloria al territorio comanche que le vio nacer. Descanse en paz “Cochise” y que Manitu le tenga en su gloria. Amén.

Anuncios

3 Respuestas a “ANSELMO TREVAGO SANTIUSTE “COCHISE”. PERITO EN MENTAS

  1. Jose Maria

    D. Angel se lo he puesto en su muro de face y lo hago tambien aqui. Salamanca no es Castilla y menos Castilla la Vieja.
    Por el amor de Dios que todavia hay clases entre castellanos y leoneses a pesar de que ahora todos seamos castellanosleoneses que no se que puñetas es jajajaj

  2. Venancio Buesa

    ¿Salamanca no es Castilla? Xoder, que mal ando de geografía.

    saludos

    Venancio

  3. Ya que no me crees a mi, Aldea, te paso nota de lo que decía don Camilo, el de los tres premios. La región castellana comprende las comarcas de la Ribera, el Páramo, Lagunadalga, vega de Toral, valle de Valdavia, valle de Buedo, la Bureba, campos góticos o tierra de Campos, concha de Pineda, valles de Cerrato, tierras del Pan y del Vino, Carbajosa, tierras de Arevalo y las dos Armuñas, la alta y la baja que caen por tierras salmantinas. Ergo, la Helmántica es Castilla la Vieja. Te guste o no.