DOÑA ROSA BLA-BLA-BLA

Doña Rosa María Díez González –Diputación, dígame- ha asegurado que si don José Blanco López –llénamelo, campeón- fuera militante de UPyD habría dimitido.
Doña Rosa María Díez González –Diputación, dígame- confunde el culo con las cuatro témporas a la hora de expresar –presentación, nudo y desenlace- un pensamiento y pasa lo que pasa. Lo que doña Rosa María Díez González –Diputación, dígame- quiere decir es que si don José Blanco López –llénamelo, campeón- fuera o fuese militante de UPyD sería expulsado y no podría ser ni vicesecretario del partido, ni vicepresidente de la Comisión de Industria del Congreso, ni tan siquiera militante de la cosa magenta. Ocurre, que doña Rosa María Díez González –Diputación, dígame- no ha sabido expresar que el acto de dimitir es una decisión personal del individuo en cuestión pero que no es imperativo. No se puede obligar a nadie a dimitir si es que el dimisionario no quiere.
Bien es cierto que la multinacional del Progreso y la Transversalidad utiliza unas fórmulas más sutiles para resolver sus cuitas con los afiliados y quizás, por ello, se confunde al explicarlo. En algunos casos procede a expedientar al militante dejando latente la resolución sine die del conflicto; en otros casos envía un correo diciendo aquello de “enterado por la prensa de que piensa abandonar el partido, le damos de baja salvo que manifieste lo contrario…”, en algunos otros… en fin, posiblemente existan tantas fórmulas como bajas puedan imaginarse.
Ahora bien, igual lo que quería decir doña Rosa María Díez González –Diputación, dígame- es que en un partido como el de don José Blanco López –llénamelo, campeón- ella no podría permanecer ni un minuto y dimitiría al instante. Entonces sí que podría utilizarse la expresión “dimitir” en lugar de “expulsar”. Porque sería ella, y solo ella, quien tomara la decisión de dimitir. Lo que ocurre es que nadie se lo podría creer teniendo en cuenta que doña Rosa María Díez González –Diputación, dígame- ha permanecido en ese partido años y años mientras el chapapote de la mamandurria, la comisión y el nepotismo –cuando no el mangue puro y duro- ha impregnado con su sucia viscosidad el partido del tío Pablo.
Cuando ese partido se jugaba en la quiniela de lo ilegal no ya a equis fija, sino a triple equis para no hubiera posibilidad de fallo, quien ahora pretende dar ejemplo de fijar, pulir y dar esplendor a la política regeneradora permanecía machihembrada al poder en distintas responsabilidades sin haber dimitido. ¿Cuántos honrados militantes de ese partido hubieran dado un paso al frente denunciando la podredumbre que lo carcomía de haber existido el ejemplo de uno solo de los altos cargos del partido sacando a la luz la basura?.
Ha dicho la diputada, informa la prensa, que respetaba “absolutamente” la presunción de inocencia y el derecho a defenderse del dirigente socialista, pero que llegado a este punto, Blanco no podría seguir en un partido como el suyo. ¿Qué diferencia existe entre respetar a secas y respetar absolutamente la presunción de inocencia del imputado? Cuando se respeta un derecho fundamental de un ciudadano no hace falta hacerlo “absolutamente”; se respeta y punto. ¿O es que quizás quiere dar a entender lo que no quiere decir públicamente?.
Es al final de sus declaraciones cuando a doña Rosa María Díez González -Diputación, dígame- le asoma la patita kircherniana. Dice que “además de las responsabilidades penales que puedan derivarse de un comportamiento ilegal, ha defendido que los culpables asuman también responsabilidades políticas”.
Vamos a ver, diputada, si el juez, después de un juicio con todas las garantías legales emite un veridicto en el que declara culpable al imputado –qué poca diferencia existe entre diputado e imputado ¿verdad?- el resultado será que el juez ha determinado que el diputado ha cometido un delito y no será precisa la petición de responsabilidades política porque –además del talego- le espera una inhabilitación de tres pares del carajo. Pero claro, ¡que bien queda lo de las responsabilidades políticas! cuando el aforo está compuesto de masas palmeriles y pastueñas ¿verdad?.
Finalmente, doña Rosa María Díez González –lo siento, pero comunica- ha afirmado que la corrupción es uno de los principales problemas que tiene España y una de las “peores lacras” que pueden afectar a una sociedad. Lo que se le ha olvidado decir a la diputada es que la corrupción solo puede cometerla un funcionario público o aquella persona que, por designación o representación, ocupa puestos de responsabilidad públicos. Lo que se le olvida decir a la diputada es que para que la corrupción se produzca tiene que haber un beneficiado y un benefactor y que el beneficiado siempre lo es por el benefactor. Por eso, cuando a los ciudadanos se les pregunta por los problemas que le acucian, nunca hablan de la corrupción y sí de los políticos profesionales.

Anuncios

6 Respuestas a “DOÑA ROSA BLA-BLA-BLA

  1. Ángel, todavía conservo ese correo donde ponía

    “Estimado Alejandro:

    Tras enterarnos por los medios de comunicación de su decisión de abandonar inmediatamente nuestro partido, procedemos a tramitar su baja como afiliado, salvo que expresamente nos indique lo contrario.

    Reciba un cordial saludo,”

    Y todo eso, solo por haber publicado en la prensa que UPyD era un partido Leninista, Estalinista y Franquista. Como ves, esta gente nunca ha tenido el sentido del humor, de la libre expresión, de la autocritica y menos aun lo de la democracia, del progreso y de la unión.

  2. Jose maria

    Y si Doña Rosadiez no estuviese en su txiringuito magenta y no fuese una dirigente estalinista hace tiempo que estaria en su casa en un entorno normal despues de lo que ha hecho.
    Lo que ocurre es que Spain is diferent y todavia a alguien que ha hecho lo que ha hecho se le permite hablar y dar lecciones de honradez.
    En fin una autentica pena.

  3. Venancio Buesa

    ¿Alguien me puede decir si se cobran 1000 euros por cada portavocía que se ocupa en cada una de las comisiones del Congreso? Es que los de UPyD tienen derecho por tener grupo parlamentario, creo, a tener portavoz en cada una de las 32 comisiones. Sale una pasta si ese es el caso.

    saludos

    Venancio

  4. Jose maria

    D. Venancio, cada portavocia debe rendir 1.165 euros y la Sra Diez (segun sus propias informaciones) tiene 5 (no se si pueden tener en las 32 comisiones o solo en algunas) por lo tanto son casi otros 6.000 euros de vellon al mes mas.
    Yo no entiendo, y por supuesto me cabreo mucho, porque estos Sra tienen que cobrar un extra por hacer un trabajo durante sus horas detrabajo por el cual ya cobran. Porque me figuro que las comisiones no las haran los domingos a las dos de la madrugada. ?y que pasara cuando coincidadn dos comisiones el mismo dia al mismo tiempo? .
    Mamandurria en estado puro.

  5. Mikel Buesa

    Corroboro que en el partido de “Diputación díagame” es imposible dimitir porque te expulsan antes. Yo lo intenté con un mensaje privado en el que anunciaba una carta formal de dimisión y me encontré con que, en el interín, me expulsaron de hecho (que me cortaron el correo y el teléfono, vamos) porque para la expulsión de derecho, con expediente incluido, todavía estoy esperando. Y, de paso, me podrían indicar a qué notario tengo que ir para cesar como patrono de la Fundación Pasta y Democracia, pues todavía no lo he hecho. Por cierto, ese patronato, si se ha reunido alguna vez, lo ha hecho sin convocarme, incurriendo en ilegalidad (¿por qué será que no me sorprende?).

  6. Venancio Buesa

    !Kogno don Mikel, igual tiene usted derecho a reparto de beneficios y se lo están guindando! O peor, igual tiene usted que suscribir una ampliación de capital y le embargan la cuenta. Yo me andaría con cuidado.

    Y por otro lado, ¿no se podría enterar usted de la respuesta a mi pregunta anterior, la de si se cobra por ser portavoz de tu grupo en cada comisión?
    Es que si es así, los máximos accionistas de UPyD SA han hecho el negocio del siglo, que la pasta es además tax-free.

    saludos

    Venancio