LLEGÓ EL COMANDANTE Y MANDÓ A PARAR

 

En mis tiempos jóvenes se cantaba en los mesones de Madrid -¡oh!, viejas porras grises- una guaracha, Y en eso llegó Fidel, que interpretaban Carlos Puebla y sus Tradicionales y que algunos, en aquellos viejos casettes que se enrollaban con un boli Bic, aprendimos a cantar acompañados de una guitarra que era, a la vez, escudo antiporrazo en aquellos primeros de mayo de corridas y fútbol televisado.

Decía el estribillo:

Se acabó la diversión,
llegó el Comandante
y mandó a parar.

Pues bien, eso mismo le ha ocurrido al deporte en nuestro país, lo único es que no ha llegado Fidel, sino el portavoz Gorriarán. Se acabó el tenis, el fútbol, el esquí, el golf y el baloncesto. Se acabaron los triunfos, quiero decir. Mucho me temo que el deporte español, que ha sido capaz de superar el gafe zapateril ha recibido la estocada definitiva.

¿Pruebas?, dirán ustedes. Pues ahora les envío una. Aún no ha dado tiempo a que les remita más; pero estén tranquilos que todo llega.

Ha sido repartirse las comisiones en la zona fucsia y don Jorge Lorenzo, nuestro mejor motociclista ha tenido que examinarse del teórico para poder sacar el carné para guiar motocicletas. Así, con un par. ¿Qué? ¿Qué les parece?. Y eso que no ha hecho más que ser designado. Ahora, a Lorenzo, ya solo le queda hacer los giros entre conos, aparcar entre dos seiscientos y ceder el paso a las viejas correctamente, para que le den el práctico. De aquí a ganar en Le Mans solo hay un paso. Pues no. Ni así.

A partir de ahora y aprovechando que, a la vez, va a ser portavoz de Deportes y de Reglamento –que no sé si será de reglamento parlamentario o de reglamento del boxeo, pongo por caso- todo será reglamentado y el que no lo respete… expediente al canto. Al Cantó; no, don Dimas. Al canto.

Se acabó la ensaladera que será sustituida por la ensaladilla; se acabó jugar la Liga que será sustituido por jugar con las de las ligas; se terminó la copa de Europa que se sustituirá por ir de copas por Europa y se acabó aquello de La Roja, que además crea enfrentamientos en las dos Españas. Nada de Roja. La selección nacional de fútbol, pasará a llamarse la selección natural de las especies del Estado de intensidad cooperativa vestirá de color magenta; el himno tendrá una letra copulativa compuesta por el Nadal –que será el único Nadal tolerado- Pombo.

¿Y yo, Carlos?. ¿Seré Manolo el del bombo?.

Claro, Hernández. ¡Faltaría más!.

Lo que yo les diga, con estos portavoces, hasta vamos a echar de menos a Zapatero. Ya lo cantaba Carlos Puebla:

Se acabó la diversión,
llegó el Comandante
y mandó a parar.

Anuncios

Una respuesta a “LLEGÓ EL COMANDANTE Y MANDÓ A PARAR

  1. Jose Maria

    D. Angel a mi que me da que Ud en su juventud fue un poco rojelio ?no?. cosa por otra parte muy logica en aquellos tiempos.
    Esto de las comisiones en el congreso de los Diputados tiene mucha guasa, porque parece que el Diputado que pertenece a alguna comision tiene otros 1.165 Euros de mamandurria y claro si una Diputada tiene 5 comisiones digo yo que tendra otros 6.000 euros mas de mamandurria.
    Y yo pregunto ?porque un Diputado por estar en una comision tiene que tener mas mamandurria cuando normalmente hay semanas que no hay ni un pleno y tiene tiempo dentro de lo que deberia ser su horario de trabajo para atender alguna Comision?
    Segun esto a un partido bonsai no le interesa para nada tener muchos diputados porque asi se reparten la mamandurria entre menos. No si yo ya habia visto por ahi un estudio de que el coste por Diputado a las arcas del estado el mayor era en la anterior legislatura el de la Sra Diputada del partido de su mismo nombre y despues los de Izquierda Unida.