¿DÓNDE ESTÁ MARIANO?

Parece que el Partido Popular le ha cogido el gusto a eso de ofertar angulas y servir esa especie de lombrices que llaman gulas. Ya lo hizo en la alcaldía de Madrid, donde el planto fuerte era Gallardón y al final nos hemos quedado con el sucedáneo de Botella –no Pepe, como pretendía Napoleón, sino Ana-. En aquel lance se cubrieron las espaldas de forma legal al sustituir a Gallardón que entraba en Exteriores (curiosa antinomia entre interiores y exteriores). Ahora sucede lo mismo pero sin dimisión ni ascenso. Hemos –han- votado a Mariano Rajoy para que engañe (quería decir gobierne) y resulta que el sucedáneo es la panadera de Berlanga. No digo yo, como pretenden poner en mi boca algunos, que Soraya Simpson no esté capacitada para engañarnos de forma óptima; pero es que no me encuentro cómodo siendo gobernado por una señora con un melenón leonino como el que gasta doña Soraya. Y no es machismo. Tampoco me sentía cómodo cuando la tercera autoridad del país se cosía crines de burro en la azotea. O cuando presidía la comunidad valenciana un señor moreno de lámpara y raya al pelo trazada con láser. Será cuestión de estética. Igual el del punto G nos lo explica, dado que posee excedencia (que no excelencia) en la materia.
El caso es que Mariano también ha desaparecido. O no, que diría él. Porque ¿dónde está Mariano?. Yo tengo para mi que se debe a una táctica preconcebida y que arrancó al comienzo de la legislatura anterior. ¿Recuerdan cuántas veces nos preguntamos qué esperaba Mariano para hacer oposición?. Pues parece ser que ahora lo que nos ha preparado es un gobierno fungible. Un gobierno temporal para quemarse con todas las medidas que no iban a ser y que han sido y cuyo golpe de efecto último será el propio Mariano saliendo de la caja del mago entre música de fanfarrias para retomar la política cuando haya escampado.
Leo en La Razón, que es como un TBO diario con sus dibujitos y su Profesor Frank de Copenhague, que los psicólogos piden reducir la carta a los Magos para educar a los niños en la crisis y en la solidaridad. ¡Qué potito!, diría Millán el de Martes y Trece con esa voz gangosa que tanto nos hacía reír cuando TVE daba programas de humor antes de las uvas. ¿Quiénes son “los psicólogos” se preguntarán ustedes?. Pues los psicólogos son unos señores que han emitido un informe a través de Eroski Consumer en el cual dicen que a los niños no solo se les puede, sino que se les debe, convencer que las arcas de los reyes no están tan boyantes como antaño.
Si ya es difícil convencer a los niños que no existen los reyes –los muy cabrones lo saben y se hacen el longuis para que sigamos gastando la pasta en juguetes-, imagínense, tras el maratón Urdangarín, cómo les podemos convencer de que no solo es que están forrados los reyes, sino también los infantes consortes. Yo creo que, para ahorrar algo de pasta, abría que contarles que los juguetes los traen ahora los yernos de los reyes y no solo sus majestades. A ver si así, prorrateando las responsabilidades, piden menos.
Ya me dirán ustedes cómo podemos explicar a los niños que sigue por televisión o “en directo” las cabalgatas que se tiren miles de kilos de caramelos, se gasten un pastizal en luces, carricoches, capas de armiño, camellos y saltimbanquis vestidos por Ágatha Ruiz de la Prada tras una noche de pesadilla y que no tenemos pasta para comprarle la muñeca Monster High en la reventa del Toisarás. Ya me dirán cómo les decimos que se han quedado sin el teléfono móvil de última generación que tienen los diputados de balde y que ellos, que al menos trabajan seis horas más que éstos, no pueden pedirlo. O como les explicamos que es que nosotros los tenemos que pagar y ellos no. Yo prefiero explicarles lo de la semillita, que es mucho más fácil. ¡Donde va a parar!.
Total, que según los psicólogos de Eroski, debemos convencer a nuestros hijos que Urdangarín sustituye a los reyes en eso de conseguir regalos en una sola noche y que, en lugar de traerlos de países lejanos, él se los lleva a esos mismos países; que los presupuestos generales del estado no recogen partidas para juguetes este año y que el verdadero rey mago es Mariano, que trabaja un solo día al año (siempre, claro, que no echen al Real Madrid por Teledeporte). ¿Pues saben lo que les digo?, que menos mal que mi Miguelito tiene ya 28 noviembres y a él no hay que engañarle. Con ponerlo delante del televisor al comenzar el Telediario se engaña él solo.

Anuncios

2 Respuestas a “¿DÓNDE ESTÁ MARIANO?

  1. Mariano ya no está.

  2. Jose Maria

    Yo no se donde esta D. Mariano y si hace bien o no con no salir al trapo de todo lo que se menea, puede que incluso haga bien, pero si se que si yo estuviese en su lugar el pasado viernes hubiese salido (despues del consejo de ministros) y hubiese puesto a parir a los “felones deel anterior gobierno” y puesto los puntos sobre las ies en lugar de darles una medallita.