EL MOSSEN GERMA PRATS

Mi muy apreciado hermano en Cristo, el mossen Germà Prats, ha denunciado urbi et orbi, que se siente “muy presionado para ofrecer las misas en castellano”. También dice el mossen que dará la misa en catalán “como han hecho mis predecesores desde hace 400 años exceptuando los años del franquismo”, y para completar tamaña majadería añade que “la lengua es uno de los puntales para crear identidad”.
No explica el mossen si las presiones son económicas (un pastón para velas), físicas (un españolazo vestido de Curro Jiménez amedrentándolo con la faca cabritera y las patillas de hacha ) o de otra índole (un bono para seis actuaciones en el Churri’s Gold Vission del área de servicio del Francolí). Tampoco aclara si con lo de la identidad se refiere al DNI o a silbar el himno del Barça en catalán exclusivamente. Es lo que tiene la prensa facha y torticera, que está al servicio de las dos “M” que enfangan la convivencia: Munilla y Mouriño.
El mossen, como el resto de curas trabucaires del imperio catalán, desconoce que hasta el Concilio Vaticano II la misa se decía en latín. Claro es que, como se hacía de espaldas a los fieles, a lo mejor el mossen, siendo un lechoncillo, estaba más dado a urgarse la nariz y dejar su firma bajo el reclinatorio que a las palabras y la lengua del oficiante. Esto o que, en el largo período de su estancia en el seminario, el mossen tuviera la cabeza a pajarillas en lugar de asimilar el octavo mandamiento, ¡claro!.
Pero en una cosa he de darle la razón al mossen, y es en que, si en lugar de promover los seminarios, el general de El Ferrol de sí mismo, hubiera empleado nuestro dinero en casas de putas -o de putos para contentar a Bibiana- otro gallo nos cantaría… aunque fuera en arameo (que por cierto, era la lengua de Cristo).
De siempre he pensado que estos nacionalistas como el mossen o los muy reverendos aitas de la tierra de Aitor, a fuer de andar colocando fronteras, se han vuelto fronterizos. Y es que es lo que tiene enfundarse la boina hasta las cejas -también vale la barretina-, que se corta el riego sanguíneo y se llega a ver a las santas bailando el aurresku o la sardana en las levitaciones.
Volem bisbes catalans! Gritaban los catolicos pancatalanistas a finales de los años sesenta, cuando estaba prohibido hacerlo  en catalán -según ellos- para cubrir la sucesión del arzobispo Modrego y Casaus. ¡Queremos obispos catalanes!. La feligresía, que era de natural zumbón -como corresponde a los andaluces desidentitarios- respondían: Pero como somos mayoría… los queremos de Almería. Y es que, mossen, a pesar de los esfuerzos de sus compañeros hermanos en Cristo, a ustedes, los curas nacionalistas, se los toman a chufla. ¡Ya ve su eminencia, como anda la grey!.
Mientras escribo este post recibo una llamada telefónica de una señorita muy educada que me ofrece, en la lengua de María Santísima, la posibilidad de comprar -ahora que se acercan las Navidades, me dice, la muy pava, con estos treinta y ocho grados que no se los salta el Sergi Bubka- vinos y cavas del Penedés. Pues mire, señorita, le digo tratando de corresponder a su educado soliloquio, me agradan muchísimo tanto los vinos del Penedés como los cavas que allí se producen, pero como no se los compre a usted mi muy aprecido hermano en Cristo, o sea el mossen Germà Prats o el Guifre el Pilós lo que es yo… Muchas gracias y hasta luego. Es cierto que nada más colgar comencé a arrepentirme de mi mala educación… ¡pero que a gusto me he quedado!

Anuncios

3 Respuestas a “EL MOSSEN GERMA PRATS

  1. Mikel Buesa

    Hay que ver con el mosén. Ya se ve que con las antiparras nacionalistas ni ve ni oye ni se entera de qué va la misa. Yo todavía recuerdo cuando se decían en latín y llegaba el “ite misa est” que daba la señal de salida para ir a divertirme con mis amigos. Estos mosenes modernos, educados en el seminario de Montserrat, ya no estudian latín. Si el Alcalde Tierno Galván levantara la cabeza se quedaría estupefacto. Porque él si que sabía latín, tal como demostró al recibir al Papa de Roma en medio de la Castellana, aunque no fuera a misa. No creamos que el latín era cosa de curas.
    Mi profersor de latín, Don Celedonio, que no era cura, siempre nos decía que los españoles cometían siempre el error de creer que los curas sabían latín. Y, para demostrarlo, siempre aludía a la palabra cognovit. Decía: “los curas, enseñando el lipurdi, siempre dicen COÑOvit, COÑOvit”. Y añadía que luego querían que los buenos cristianos no dijeran tacos.
    Si Don Celedonio levantara la cabeza vería que los mosenes de ahora ya no saben latín, ni religión. Vería que tampoco creen en Dios y menos aún en la religión católica (que es la verdadera cono decía aquel ateo al que querían convencer los Testigos de Jeová), pues lo suyo es la patria, la identidad y la lengua. Pues si se creen que con la patria, la lengua y la identidad me can a convencer a mí van dados. No me van a ver ni el día de mi entierro.

  2. Jose Maria

    D. Angel, ademas a este mosen, alguien deberia decirle que el mentir es pecado y que asi ira al infierno.
    Ademas hay que tener jeta para decir que las misas se decian ya en catalan desde hace 400 años y que le presionan por decir la misa en catalan. !Si hasta habia misas en catalan con el dictador, por otra parte el problema que tiene este mosen y los demas sacerdotes es que aunque digan la misa en camboyano cada vez tendran menso feligreses, a no ser que se monten cada vez en cuando vaarios JMJ o inaguraciones de la Sagrada Familia, pero el dia a dia lo tienen muy crudo.
    A no ser que este mosen lo que quiera a la vista de la poco clientela es que se le llene la iglesia con “nacionalistas de estelada” y en lugar de decir misa se dediquen a meterse con los simbolos españoles y poner pancartas separatistas y en lugar de decir misa hagan aquelarres separatistas.

  3. Jose Maria

    Ah y una cosa que me gustaria decir, que por muchos mosens o gente de este estilo, no voy a dejar de consumir productos fabricados en Cataluña si son buenos y merecen la pena (igual que los fabricados en mi pueblo). Porque hasta que no lo vea en los mapas Catalunya is Spain.