LA DEFINITIVA

 

Ser un hombre del siglo pasado te confiere una sensación de estar de vuelta en todo; sí, pero por el contrario te permite observar el vaivén del presente con el escepticismo lógico de quien cree vivir en un dèjá vu permanente. Lo mejor de haber pelado casi sesenta calendarios es que te permite creer que ya nada va a sorprenderte. Lo peor de la edad, por contra, es que ya nada –muy poco- te provoca expectativa e ilusión.
A las gentes de nuestra generación les ha sido posible ver derrumbarse dictaduras –la nuestra por consunción, la comunista, como un negocio ruinoso que era, por derribo- y proclamarse otras nuevas. Hemos visto tiranosaurios de otras épocas como los hermanos Castro; amigos-para-siempre como Sadam Husein convertidos en el enemigo a batir. Hemos sabido convivir con enquistadas guerras como la de Palestina e Israel u otras añejas como la de ambas Coreas. Otras, como la de los Balcanes, parece que se han superado gracias a la entrada en la Unión Europepa.
Hemos visto ardores guerreros que no los ha podido calmar el Alka Seltzer de la razón y la prudencia, como el de Aznar en Las Azores o el del propio Zapatero cogidito de la mano del orate libio y hemos visto cómo a aquellos que le parecía un horror participar en Irak, hace cuatro días,  ahora con Libia, piden la intervención.
Hemos sufrido la tibieza de nuestros ministros de exteriores con Mojamé, con el gorila rojo,… hemos visto al presidente del Congreso en Guinea y hemos antepuesto, casi siempre, los intereses de nuestro acomodado nivel de vida y de renta sobre las personas que sufren a esos liberticidas.
Por eso, cuando frisamos casi los sesenta y vemos aparecer nuevos proyectos políticos y vemos amigos muy queridos ilusionarse por ello, nuestro apoyo se traduce más en cariño; en animosa compañía que en colaboración. Los vemos, y nos recuerdan tiempos muy recientes, afanándose en la búsqueda de nuevos afiliados, de simpatizantes; los vemos convocar reuniones y pergeñar programas y estatutos con la misma ilusión con la que lo hicimos nosotros mismos no hace tanto.
Ahora que van pensando los años echamos la vista atrás y nos acordamos de las palabras del padre o del abuelo que nos decían aquello de “la política para los políticos” y vamos comprendiendo a qué se referían. Es cierto que por detrás nos quedan los hijos; a algunos incluso los nietos y pensamos: hay que hacerlo por ellos; hay de dejarles un mundo mejor. Seguramente que esto sea así pero yo -pensaba- echo pie a tierra y me apeo. Uno ya ha visto demasiado charrán, demasiado golfo y demasiado embaucador en esto de la política. Cuando tuve que dar el último paso adelante lo hice y fui engañado, como el resto de vosotros, por el último gran fraude de la política española –UPyD- y si alguna fuerza me queda -pensaba- será para denunciarlo y evitar que nadie más sufra a estos vividores.
Pero entonces me entero que muy queridos amigos y ex-compañeros dan un paso al frente, nuevamente, y piensas que no es posible dejarles solos. Que son lo mejor que has conocido; que nuevamente han reclamado el último lugar en la lista y la posibilidad de hacerlo de forma independiente, sin caer nuevamente en el error de la militancia. Y piensas que no es posible mirar para otro lado; que pese a las promesas de no volver a tropezar en la misma piedra, no seríamos humanos si no nos equivocásemos. Vuelves a ilusionarte y, por última vez -te dices- te pones a la fila con la misma vocación y la misma ilusión de antaño para ver si, entre todos, podemos hacer frente a los profesionales y sumar, en lugar de restar. Por ellos, por que lo merecen de veras, también yo me pongo a disposición de Valia, de Mikel, de tantos y tantos compañeros en esta nueva andadura con Ciudadanos. Esta vez va la definitiva y si no… ¡ya hablaremos!.

Anuncios

10 Respuestas a “LA DEFINITIVA

  1. Venancio Buesa

    Como he dicho en otras entradas de este blog: mucho ánimo de mi parte, pero hasta que no apeémos a ZP del cargo, no tendreis mi voto.

    saludos

    Venancio

  2. Yo lo resumo de otra manera… no es que no pueda ser, es que no queda mas remedio.

  3. La Aguela

    Querido hermano, el hombre es el único ANIMAL que tropieza 2 veces en la misma piedra y te vas a llevar otro revolcón, seguro.
    Dice alguien que conozco refiriéndose al tema de la ecología que nosotros ya hemos visto como son los árboles y que los que quieran seguir viéndolos, que los cuide que nosotros ya lo hemos hecho.
    TE VAS A LLEVAR OTRO REVOLCÓN

    Yo siempre he sido Angel Soria

  4. Angel no creo que tengas la cara dura por eso lo que pienso es que la tienes ancha. A ver cómo se explica sino que vuelvas a poner la mejilla. Ten en cuenta que tú vas a trabajar y otros van a decir que vas a chupar. Y cuanto más cansado estés más resonarán esas palabras en tus oídos.

    Te dedico este estribillo de una canción de la época de La Movida:

    Hace falta valor, hace falta valor, ven a la escuela de calor.

  5. Tengo una duda y es que a los amigos Facebook de Buesa nos van a confundir con los fans de un grupo musical: El Último de la Fila.
    Por eso sugiero que hagamos un grupo llamado: del Primero al Último de la Fila.
    Jose María ya tienes trabajo. Lo más fácil será designar a la persona non grata. Creo que ni primarias ni mayorías. La unanimidad.

  6. Cuando llegue a casa, ya me había arrepentido. El pasado sábado tuve una reunión con el encantador de serpientes de Murcia y me convenció, o me deje convencer, para poner mi granito de arena en la recuperación de Cs en Murcia. Por el momento no me voy a afiliar. Ya lo estuve en sus principios y salí bufando. Pero como dice Ángel, a veces el cariño que se tiene a ciertas personas se valora por encima de los desengaños. Total, una leche más o menos no cambia nada.

  7. Jose Maria

    Angel y demas amigos, yo que tambien ando en los sesenta y que no voy a afiliarme NUNCA MAIS a ningun partido politico, a la vista del acto de valentia que han tenido estos amigos que tu citas (y otros que no los citas como Angel, Carlos, Juan Fernando etc) yo les echare una mano principalmente por el motivo que indicas en este escrito por amistad y sobre todo por admiracion hacia personas que no teniendo nada que ganar, sino mucho que perder, y teniendo sus vidas resueltas, todavia ponen la cara para que probablemente se la partan de nuevo.
    Por eso se merecen nuestra ayuda.

  8. Mikel Buesa

    Pondremos otra vez nuestro granito de arena para ver si acabamos empujando a la sociedad española hacia la modernización y la decencia. Gracias, Ángel, por tu compañía.

  9. Todavía no entiendo como me siguen aceptando en Cs en ciertas responsabilidades virtuales…¡Los puse, por incompetentes, a parir!. Me voy a leer, es más gratificante: “Este libro es el resultado de un largo proceso de investigación que me ha ocupado los últimos ocho años. Cuando inicié mi trabajo sobre la financiación de ETA…….”
    Ufffff….un té de compañia. Me temo que este libro va a ocupar mi única neurona mucho tiempo.

  10. Pues sí Ramon Angel mejor sería retirarse a leer a Buesa y dejar que él se enzarce con los políticos. Total ya cuenta con un par de escuderos fieles y su Dulcinea. Los demás sobramos.