DICCIONARIO CAÑÍ (IV)

DACTILOGRAMA. Huella digital que queda sobre el electo por la dirección tras las falsas primarias del partidillo “que-es-distinto-de-los-demás-y-que-no-necesita-avales”.
DALAI-LAMA. Entre los mongoles, especie de santón, dirigente espiritual y político; jefe de estado sin estado e intelectual sin intelecto que presume de asceta y que va cubierto de extraños y estrafalarios ropajes. Presume de que no precisa de lujos pero gasta tarjeta Visa Oro. Siempre va acompañado de su reencarnación, un dalai-lama (de lamer) bajito y vestido con túnicas del color del pimentón que dice ser su reencarnación.
DAMAGOGIA. Dama populista elegida en la Diputación por el Tercio de Telefonistas.
DANDI. Espécimen que viste camisa de cuadros con manchas grasientas aleatorias y que suele llevar la bragueta a medio abrir. Calza zapatos con menos lustre que sus meninges y, pese a ello, se permite hacer chanzas de las personas que no son “en absoluto, exclavos de su imagen”.
DANZANTE. Persona o grupo de personas que desfilan al lado de las andas en que es trasportado, en procesión, el cuerpo de la lideresa camino del estrado donde va a dar el mítin.
DARWINISMO. Teoría expuesta por Charles Darwin según la cual la evolución del cargo interno del partidillo se produce en virtud de una selección natural de individuos palmípedos o palmeros en función del peloteo, la capacidad de denuncia de sus compañeros y los vivas a la diosa en público. Los vencedores en esta lucha por la existencia y la sumisión a la dominatrix fucsia perpetúa al espécimen y le permite evolucionar hasta el comité de dirección.
DÁTIL. Instrumento digital para resolver los aspirantes a las elecciones-primarias-que-no-precisan-aval.
DATO. Resultado de una votación congresual que se altera y manipula cuando no sale lo que conviene a la dirección y que es corregido por la empresa de manipulación de datos sin la presencia de los interventores de la candidatura democráctica.
DEAMBULATORIO. Espacio transitable del palacio de exposiciones y congresos madrileño situado detrás del altar mayor donde reposa la diosa y donde se reúne con los dioses menores y que da, a su vez, a otras capillas siempre que hayas sido reconocido como creyente y adorador y no hereje. En este caso al deambulatorio se le denomina a la puta calle.
DEBATE. Estupideces que tienen otros partidos, pero no el nuestro que-es-distinto-con-primarias-y-sin-avales.
DECENA. Cuadrilla o conjunto de diez amigos que se han tomado mogollón de potes y se dirigen al restaurante.
DECESO. Acontecimiento luctuoso producido en Cataluña al día siguiente de comprobar que Mairena está más valorada y votada que el Bambas y la del bamboleo.
DECORTICAR. Ir a Corticole de El Corte Inglés a buscar los libros de los niños a finales de septiembre y comprobar, horrorizado, que ni se pueden reservar, ni existen ya, ni tan siquiera están al precio que decían.
DECURIATO. Comité Electoral de Majadahonda.
DEDO. Órgano electoral de carácter superior en el partido-distinto-de-los-demás-que-no-necesita-avales.
DEDOCRACIA. Sistema de gobierno del partidillo cooperativo de intensidad absolutista.
DEFENSATRIZ. También Becerratriz. Alegato Mundano de Becerrix que le valió para trepar hasta la fundición de pasta y dedocracia.
DEGOLLADERO. Parte del cuello, unida al gaznate, por donde degüella al hereje el comité de garantías del partidillo.
DEIDAD. Portavoz y lideresa carismática de la secta Rosacruz.
DELICIAS. Placeres muy intensos que se producen en el Metro de Madrid entre Legazpi y Embajadores.
DELIRIO. Desorden o perturbación de la razón o la fantasía originado en los antropólogos y estetas al declarar que su partidillo es el de los intelectuales y los catedráticos.
DELONGAR. Alargar al composición de gestoras que sustituyen a los comités locales haciéndose el longuis a la hora de aplicar los estatutos.
DEMENCIA. Trastorno de la razón que se produce al beber el vino de uva Mencía Tres Racimos, de la bodega de Juanín Martínez Yebra, en Villadecanes, El Bierzo, León, Spain.
DEMENTE. Dícese de quien ha dado el giro de 360º que anuncia la UPyD de Castilla y León, cambia el color fresa por el color menta del CDS convirtiéndose de un defrese en un demente.
DEMIURGO. Filósofo GPS upedorro que epata con la filosofía de Platón y los alejandrinos mientras utiliza el manifiesto fundacional para hurgarse la naríz.
DEMOCRACIA. ¿El qué?. Nada, Fernando. Tu sigue a lo tuyo.
DEMONÓLATRA. Sake. Individuo que adora a los blogs burugorris.
DEMOSCOPIA. Estudio de las votaciones que los afiliados de Castilla y León realizan en un diario digital zamorano votándose a sí mismos y presumiendo de que están por delante del PP y del PSOE. Llámase demoscopazo a la kurda o melocotón de anís, brindando por estos resultados que además, publicitan en la web del partido como si fuera un éxito.
DENGUE. Melindre que consiste en afectar delicadezas, males y, a veces, disgusto por no disminuir sus salarios los diputados mientras no se hace lo propio para dar ejemplo y sí se van acumulando años para las distintas jubilaciones doradas.
DENTISTA. Multimillonario.
DENUNCIA. Noticia que se hace llegar a la autoridad competente para que ésta la pierda y, si se presenta la copia sellada, se diga que han robado el sello. La pérdida de la denuncia se denomina Amayseamiento.
DEONTOLOGÍA. Para el partidillo-distinto-de-los-demás-que-elige-mediante-primarias-sin-avales, ciencia que estudia los dientes.
DEPILAR. En Zaragoza, arrancar el vello de piernas y brazos con cera caliente.
DEPORTAR. Echar a alguien de España en aplicación de la futura ley obligatoria del deporte que aprobará Leire Pajín.
DEPOSICIÓN. Exposición o declaración que se hace con el culo.
DESBECERRAR. Destetar las becerras o cesarlas en su cargo fundacional por no adorar suficientemente a la diosa.
DESCALABRO. Resultado electoral en Catalaña y previsión para el resto de España.
DESESTANCO. Aplicación de la ley antitabaco en los estancos españoles.
DEVOCIONARIO. Programa electoral de las municipales en Majadahonda.
DIÁBOLO. Supermercado francés en Toledo.
DIÁCOÑO. Ministro eclesiástico que está hasta ahí mismo de las feligresas y sus cotilleos.
DIAFRAGMA. Anticonceptivo que deja pasar la luz suficiente para sacar fotos del feto.
DIAGNÓSTICO. Conocimiento de la naturaleza de una enfermedad a través de un médico no creyente.
DICTADURA. Cemegésis faborecida por una RDosis de francoestalinismo.
DÍEZ. Persona muy franca y algo encastrada que percibe diezmos y solicita a sus compañeros diputados y senadores que no lo hagan, pero sin renunciar a los propios. Persona que diezma su partido a base de expulsiones y expedientes.
DILETANTE. Dícese del profesor de universidad que cultiva algún campo del saber, o se interesa por él, como aficionado y no como profesional. Catedrático e intelectual onírico.
DIMITIR. ¡Si, hombre!. ¿Y qué más?
DINAMARQUÉS. Título nobiliario de dinamarca menor que el de príncipe Hamlet.
DIOSA. Con “D” de Díez. Si fuera con “R” sería Rosa, en lugar de Diosa.
DIPTONGO. Conjunto de dos vocales que hacen trampas entre sí.
DIPUTACIÓN. Trampolín político vizcaino para llegar al Parlamento Español, el Europeo y hasta el de Había un vez un circo.
DIPUTADITO. Burukide euskoceltíberoandalusí, representante de la voluntad popular que no se representa ni a sí mismo. Referente para el resto de parlamentarias de euskadi que, cuando pasan a su lado, dicen de tapadillo ¡quien fuera Gorka, que mi deseo ahorca! y otras cosas por el estilo. Un gran trabajador que recorrió Euskadi haciendo trabajar a Maleni y al resto de vagos que sólo se movian cuando él les apremiaba. Él quería ir por Guipúzcoa, pero no le dejaron obligándole a presentarse por Álava, pero como es muy bien mandando se aguantó.
DISFRUTA. Dícese de quien goza comiendo plátanos, peras y naranjas.
DISIMULAR. Hacerse el loco como las mulas cuando pastan en los prados.
DISIPAR. Separase o divorciarse de la pareja.
DISPUTAR. ¡Hala!, yo eso no lo pongo.
DISNEICO. Persona que aborrece el cine de la factoría Disney.
DISPARATE. Tontería expuesta en un escaparate. Suicidáte, disparáte un tiro en argentino.
DISPENSA. Hornacina o mueble que tiene el privilegio religioso de guardar la comida.
DISPERSAR. Echar los norteamericanos a los iraníes de su territorio.
DISPOSITORIO. Aparato ergonómico para facilitar la introducción por la vía que le es propia al supositorio.
DITIRAMBO. Composición poética de carácter laudatorio en que se canta a Stallone una estrofa que dice “no me siento las piernas”.
DIVAN. Divan Lendl, tenista profesional checo que llegó a número uno del tenis mundial sin levantarse del sofá.
DIVISORIA. Línea de integridad que separa a la Divina de Sodupe de los exmilitantes de Soria.
DOCTRINERA. Misionera ahulladora.
DONOSTIARRA. Natural o vecino de la urbanización conocida como San Sebastián.
DOVELA. Piedra labrada para formar arcos o bóvedas. Estado económico en que nos tiene Zapatero.
DUERMEVELA. Estado semicatatónico del liberado sindical que se activa con un expediente.

Anuncios

4 Respuestas a “DICCIONARIO CAÑÍ (IV)

  1. Mikel Buesa

    Este diccionario mejora a cada letra que pasa. Debido a lo que he oido hoy acerca de un acto de presentación de candidatos a perder las elecciones municipales y autonómicas, estoy deseando ver la definición de Marea.

  2. Soria, eres un crack.

  3. Jose Maria

    Yo estoy con Mikel y Alex, te superas cada dia.
    Cuando termines el diccionario, lo tienes que poner junto y lo tenemos que enviarpor tierra, mar y aire.

  4. Diputadito

    No, Alex, un crack soy yo.

    Biba Io!