LA LISTA DE GORRI

En el año 1993, Steven Spilberg, llevó al cine la novela de Thomas Keneally, El Arca de Schindler, en la que se narra la biografía de Oskar Schindler, un empresario alemán, de origen checo, que salvó la vida de un millar de judíos polacos del holocausto. Para llevar a cabo su lista de 1200 nombres, Schindler cuenta con la ayuda del contador judío Itzhak Stern. El momento álgido de la peli se produce cuando Schindler comienza a dictar, de memoria, su lista a Stern. Poldek Pfefferberg. Mila Pfefferberg, Paul Stagel, los inversionistas, Ismail Fischer, Josef Scharf. Los niños; todos los niños, dice Schindler. Mientras, Stern, con velocidad febril, escribe sin parar, creando una situación claustrofóbica, agobiante que va in crescendo a lo largo de los siguientes planos. Stern le dice a Schindler que llevan ya 450 nombres, y Schindler le exige que añada más. Mientras, sigue negociando con Goeth, el criminal nazi responsable del campo. Stern continúa escribiendo y escribiendo sin parar. Llevan ya más de 850 nombres. Luego de unas cuantas horas, y ya en medio de la noche, Schindler, con aire de satisfacción le pide a Stern que termine esa página y se detenga. Doce páginas de nombres; 1200 personas ya entre sus manos. Termine la página, dice el empresario, y deje un espacio al final. Stern obedece y termina la última página. La lista está completa. Stern, con gran orgullo y un sonrisa de felicidad y esperanza la toma en sus manos y la pone frente a los ojos de Schindler. El espacio al final de la última página está reservado para Helen Hirsch, la empleada judía de Goeth, de quien él estaba enamorado. La lista es el bien absoluto, dice Stern, la lista es la vida. Alrededor de sus márgenes yace el abismo, dice Stern orgulloso a Schindler. Antes de partir Stern hace entrega a Schidler del anillo que momentos atrás habían forjado para él. El anillo tenía una inscripción en hebreo, proveniente del Talmúd que decía: “Aquel que salva una vida, salva al mundo entero”.
Finaliza el año 2010, y comienza una nueva década. El Schidler magenta Carlos Martínez Gorriarán, despide el año realizando otra lista con el mismo frenesí que el empresario alemán, la redacción de su lista de vidas perdonadas por un solo día por la causa magenta. Quiero imaginar en Cedaceros el mismo frenesí que en la fábrica de palanganas. Desconozco quien o cuala -que dicen ahora las del género- habrá hecho de Stern en el teclado del ordenador; pero sí que imagino a Gorriarán diciendo aquello de “necesitamos más nombres”. En lugar de los niños dirá “todos los expedientados; los que están pendientes de resolución; los expulsados; los desencantados, los que tienen amigos inconvenientes en el facebook…” Uno tras otro va desgranando la relación de perdonados: periodistas del pesebre, los políticos del PP, los del PSOE, los votantes de todos los partidos -menos del suyo, claro, que éstos ya alcanzaron el paraíso-, los nacionalistas, los paleoizquierdistas, los falsos liberales, los empresarios, los tarados usuarios de Internet -aquí se excluye a Sake y los del territorio mugriento-, los que hacen uso de su derecho a participar, los que hablan con los taxistas, los que abominan de la política, los que se consideren neutrales por cobardes…
Mientras Gorriarán va desgranando la relación de aquellos que nos beneficiamos de su perdón, felicitándonos el año, su secretaria le dirá aquello de “llevamos 450 nombres”. Necesitamos más nombres. Finalmente, le dirá a la secretaria, “acaba esa página y deja un espacio en blanco”. ¿Quien será la Helen Hirsch beneficiaria de esa última inscripción?. Fácil. “Para aquellos que te explican lo que ya sabes y no te cuentan nada que no sepas, haciéndote perder el tiempo”. ¡Loor al sabio que todo lo sabe!.
Ese tiempo que Gorriarán dedica a salvar al mundo de la gentuza de izquierdas, de derechas, de quienes no merecen opinar porque no confluye con sus intereses, de aquellos que no comulgan con su estético mundo fucsia, de quienes hablamos con los taxistas. De los fachas, de los progres, de los nacionalistas que, equivocados o no, votan aquello que les viene en gana, de quienes bloquean su blogs criticando sus ramalazos chavistas, de todos que aquellos que tenemos un criterio distinto al suyo.
Sólo los tontos de capirote o los trastornados por bajas pasiones o desarreglos psíquicos se empeñan en sembrar en torno suyo la infelicidad, el odio y el resentimiento de los que algunos se alimentan casi en exclusiva. Nos receta el redivivo Mr. Scrooge, misántropo de la política hispana.
Lástima que no trabajemos en la fábrica de palanganas para fabricar, en lugar de un anillo con que obsequiarle, un orinal con una leyenda que diga: “Aquí caga Gorriarán. Benditas sean sus deposiciones”.

CODA: Don Francisco Sosa Wagner, coautor de la España autonómica, critica en un video de la televisión de Castilla y León el desmadre autonómico nacional. En este video llega a decir, textualmente, que España no se puede permitir este desmadre. Cita también que la creación de sociedades mercantiles y fundaciones cuyo único fin es el clientelismo político y dice que hay que meter la tijera para evitar ese clientelismo que lo único que sirve es para favorecer una serie de trapacerías. Solo las fundaciones de las CC.AA., ¡claro!, las fundaciones de los partidos no; éstas otras fundaciones parecen ser extremadamente útiles para el ciudadano y no facilita ni trapacerías ni clientelismo político de ningún tipo.

Anuncios

12 Respuestas a “LA LISTA DE GORRI

  1. A mi de este perdonavidas ahí una cosa que me tiene completamente hay una cosa que me tiene completamente “sinvivilenmi” …¿ Quien se creera para decidir que es digno de interes y que no?. Nunca ha sido refrendado en una votacion, solo se mantiene en el machito por estar bajo las faldas fucsias de Rosa, por si solo… solo el bueno de Sake le muestra algun interes.
    No se si es bueno en lo suyo, esteticien… pero en su biografia de la Wikipedia no aparece que haya trabajado nunca en una peluqueria de renombre.

  2. Uf, Carlos, no haberte conocido antes, cuando mi desestructurada familia hacía aguas con mis buenos sentimientos y me dedicaba a cultivar con esmero este resentimiento que me da de comer. Quan feliz pudieras haberme hecho siendo una niña de acogida en tu seno, en el grupo de los que no necesitan perdón.

    Te cogería de la mano, cuando Mama Rosa cayera en el sepulcro, y sería junto a Sake la ingeniosa voz que aprueba tus comentarios, cuando ya definitivamente no hubiera parlamentarios, ni subvenciones, y todos, todos los demás que te rodean, formaran parte de esa lista de aquellos a quien perdonar.

  3. Mikel Buesa

    No me gusta el paralelismo entre Oskar Schindler y el tal Gorriarán. El primero fue un hombre justo entre los justos, en tanto que el segundo brilla por lo contrario. Lo suyo no ha sido reconcer las virtudes de los demás, sino aprovecharse de ellas para los fines de su idolatrada. Y, para ello, no ha dudado en servirse de cualquiera y quitárselo de encima sin el menor escrúpulo.
    Oskar Schindler no fue un santo, aunque fuera justo, tal como relata Thomas Keneally en su libro y refleja (aunque de una forma atenuada) Spielberg en su película. Pero Gorriarán no tiene ni un atisbo de bondad.
    Por cierto, hoy El Mundo le da al partido socialista magenta el 1,5 por 100 del voto. Se ve que cierra un círculo porque está llegando a su punto de partida. Las maniobras de Gorriarán no paracen tener resulado electoral.

    • Oiga, profe, si El Mundo le da al partido socialista de Rosa Díez un 1,5% ¿por qué no aparece en la web de UPyD esta información y sólo aparece que Rosa Díez es la menos cateada de todos los políticos? ¿Se censuran las informaciones que les son negativas?. Recordemos que la encuesta de La Razón que les da entre 3 y 4 diputados si viene.

      • Mikel Buesa

        De menos cateta nada de nada. Hay ocho ministros, entre ellos Don Pepiño, con más nota que ella.
        En cuanto a La Razón, lo que he leido en la web habla de escaños y votos, pero no de porcentajes. Y me temo que el tamaño muestral no da para tanto en lo concerniente a los partidos pequeños. Vamos, que es muy poco fiable.
        ¿Por qué mo lo publican en su web? Lo desconozco, pero seguramente prefieren seguir en el engaño.

  4. Querido profesor, las encuestas las carga el diablo. Yo no daría por ganada la batalla. Uno se pone berraco al leerlas, pero no tiraría cohetes por ahora. Por otra parte, aunque tampoco me gusta el paralelismo entre Schindler y Gorri, reconozco que Ángel lo ha clavao.

  5. Jose Maria

    Yo estoy con Mikel, nada que ver uno con otro.
    El profesor de la Universidad Autonoma del PV y no ejerciente, pero si cobrante es directamente un ……….(aqui caben infinidad de adjetivos).
    Ademas estoy con Octavio, este Cabellero no hubiese salido elegido ni el Cel de su barrio, si no es que se hay escondido debajo de las faldas de su “Ama”.?porque os creis que cambiaron todos los pricnipios sobre las listas abiertas por filosofia y pensamiento politicos? Nanay, simplemente por los 2 del triunvirato no hubiesen tenido ni cuatro votos.
    Lo mismo en relacion a sus escritos en esto momentos si no fuese por estas escondido detras de su “Ama” no escribiria ni en la hoja parroquial de su barrio.

  6. Discrepo. La conspiración judeomasónica consiste en que los diseñadores de encuestas políticas claramente colaboradoras del enemigo cuenta con la Lista de Herejhes y se dedican a llamarles uno a uno para dar su valoración sobre líderes políticos. De esta forma se entiende que la Insigne, Irrepetible Diputada Magenta, presa de una conspiración masónica que se cierne sobre nuestro Estado Federal Cooperativo de Medio Pelo, no revalide su puntuación del mes de octubre y sea la víctima inmolada que desciende de popularidad. Machistas.

  7. D. Angel, me parece bien que le quiera hacer un regalo por Reyes con esa comparación, pero si se trata de la técnica del espejo, mejor regalarle unos DVDs con el NODO en PDF para que no añada ni una coma. Se le entiende igual que al otro. Ordeño y Mando.

    • Se te ha vuelto a atascar el dedo en la Blackberry, lo que querías decir es Ordoño y Fabo ¿no?

      • D. Angel cuidado con lo que apostilla que luego el punto negativo se lo dan a mis comentarios.