NUEVO BEATERIO DEL SOLAR PATRIO

El beato Nuncio Sulpricio natural de Nápoles, en la Campania italiana, después de haber quedado huérfano, con una pierna infectada por la caries y con su cuerpo exhausto soportó todos sus sufrimientos con ánimo sereno y alegre, dispuesto siempre a ayudar a todos, y pobre entre los pobres, consoló en gran manera a los demás enfermos y alivió sus miserias. El beato Eduardo Waterson, por su parte, era muy listo y tacaño. Una tarde se apostó una cena con un feligrés y como la perdió convidó a la cena de los doce apóstoles: pan ácimo y vino aguado. Sin embargo, el beato don Agrícola de Burgundia era mucho más espléndido y presumía de sus hijos y aún de sus nietos. Don Agrícola ¿que tal sus hijos?. Muy bien, gracias. ¿Fuman sus hijos de usted, don Agrícola?. No; por Dios. Mis hijos son todos muy sanos, se entretienen con la marigüana y el jachís, además de la cocaína, y el pequeño se lo pasa muy bien con la heroína en las salas de venopunción del ayuntamiento de Madrid pero, gracias a Dios, ninguno me ha salido fumador. ¿Y el mediano, don Agrícola?. El mediano tampoco. A este sólo le interesa el alcohol, ya sabe, anís Machaquito dulce o seco, licor 43 y media botella de Calisay tras la cena. Pero, ya le digo, afortunadamente ninguno me salió fumador y sí muy sanos y ejemplarizantes. ¿Quiere usted un higo relleno de nueces, don Hermelando?. Muchas gracias don Agrícola, que desprendido es usted. El beato explorador don Everado de Schaffhausen, de Suabia, en el estado libre de Baviera era, por el contrario, espléndido y generoso pero no practicaba por falta de fondos. Cuando se quedó sin tierra que explorar se trasladó a Mingorrubio de El Pardo, en la provincia de Madrid, donde sentó sus reales. Bueno sus reales y los cuatro marcos alemanes que le quedaban tras sus viajes a través de los cuatro flancos del mundo. Don Everado jugaba al mus con los moros jubilados de la Guardia de Franco. ¡Que no juegues de chica, moro de mierda!, le gritaba a su compañero. Al moro se le arrugaba el ombligo y no protestaba. Don Everado, como era muy intrépido y andaba escaso de dinero patentó una herramienta que se vendía en todas las tiendas de bricolaje de España: el kit del abortista. El Ministerio de Igualdad le premió por su iniciativa y don Everado convidó a sus compañeros moros a un porrón de cerveza con gaseosa. El día en que cumplieron las bodas de oro del beato don Ansfrido de Fohorst y doña Avertina Cittadini, que no ascendió al beaterio, se fueron a celebrarlo a Las Vistillas. Don Ansfrido convidó a su novia a una ración de zarajos y otra ración de mollejas de pollo con tomate frito que estaba un poco ácido. Don Ansfrido tomó una copa de vino de Toro y doña Avertina una palomita de Chinchón con hielo. ¿Que te parece, Ansfrido, si tras cincuenta años de relaciones prematrimoniales, nos casamos?. De eso nada, Avertina. Aún hemos de conocernos mejor. Además una boda es un dispendio que no podemos permitirnos con mi jubilación. Lo que tú digas, Ansfrido. El beato don Nicecio Smith Basf que llegó a administrador de la compañía de tranvías de San Francisco, en USA, se vino a España buscando el sol de Benidorm. Don Nicecio estaba casado con una joven alemana que se llegó hasta Alicante como hippie y terminó bailando la danza del vientre en la cafetería Nuria. ¡Avertina apaga el consolador! ¿no has leído que van a subir la luz un diez por ciento?. Yo me entretengo como me da la gana. Si no quieres que gaste en electricidad cómprame uno de pilas. La diputada Rosaura de Güeñez, que aún está el loor de santidad, es un zascandil. La diputada Rosaura de Güeñes se metió a política por el tercio de familia y ya no salió de allí hasta que se jubiló con varias y variadas pensiones. La hermana -todavía no beata- Rosaura de Güeñez, como es un zascandil presenta enmiendas a todas las leyes y luego no se presenta a votarlas. ¡Que la voten los ujieres!, dice. Que para eso les pagamos. Además, añade, ¿no están ahí todo el día detrás del presidente del parlamento atentos a lo que se dice?. ¡Pues que voten ellos que son los que entienden lo que se propone!.

Anuncios

10 Respuestas a “NUEVO BEATERIO DEL SOLAR PATRIO

  1. Venancio Buesa

    Oiga don Matías, este escrito suyo revela que tiene usted una intoxicación de Camilo José Cela que no se la salta un gitano.

    Cuídese

    saludos

    Venancio (otor que tal)

  2. Jose Maria

    D. Angel ?a quien me recuerda a mi Doña Rosaura de Gueñez?

  3. Venancio Buesa

    Oiga don Matías,

    me llama usted Venancia por error, por querencia, por cuota o por que le sale de…

    Vivo reconcomido por la duda

    Saludos

    VenanciOOOOOO

  4. Por torpeza, amigo. Por torpeza. Tengo los dedos como un manojo de percebes y a veces, algunas veces, se enredan. Perdón por la reasignación de sexo.

  5. ¡Qué Cela ni qué Cela!.Esto parece el mismo “Cien años de soledad” porque una tiene que estar apuntando nombres para seguir el hilo de la historia.
    Por cierto el libro que debe estar plagiando el esteta es “Últimas tardes con Teresa, digo con Rosa”.

    • O La muchacha de las bragas de oro, de Juan Marsé.

      • Venancio Buesa

        ¿alguien le ha visto las Br…. a Rten? Tengo gran interés por la respuesta. No es por viejo verde, aunque lo soy y a mucha honra, sino porque en mi cole el mirarles las bragas a las profesoras era el deporte rey. !Qué recuerdos!!!

        Saludos verdes

        VenanciOOO

  6. alegría

    A ver si al esteta le mola en demasía Marsé y ha decidido dedicarse al plagio de la obra completa….., todo puede ser.

  7. alegría

    Y por cierto Don Angel estoy de acuerdo con Maleni, este escrito suyo es bastante Macondiano. A mí me encanta.