EL SOL ES GALLEGO

El sol de Angelita

Doña Ángeles Durán, oriunda del concello de Salvatierra de Miño, ahora Salvaterra do Miño, comarca do Condado do Tea, en la diócesis de Pontevedra. Galicia (España) se ha convertido en la propietaria del Sol. Con dos cojones.
Salvaterra es una localidad con un bonito ayuntamiento o Casa do Concello en piedra bien labrada, con su reloj que da las horas y las medias. A ambos lados de su entrada principal tiene una farola fernandina y todo. Salvaterra es una ciudad amurallada y fronteriza con Portugal que está regada por cinco ríos nada menos: el Miño, como dice su topónimo, el Tea, que da nombre al Condado, el Uma, el Caselas y el Mendo (que debe ser de menda, o sea de doña Ángeles también, si el señor notario da fe de ello). Los pobres Uma y Caselas deben de ser ríos hospicianos, o sea, ríos sin padre, ni madre que no ceden su nombre no ya al pueblo, sino a un barrio o a una triste urbanización. En fin, así es la vida; unos ríos dan nombre a los pueblos y en los otros no hay ni barbos para matar el tiempo pescando.
El caso es que doña Ángeles Durán puso una tarde el transistor en marcha y salió un memo diciendo que la Tierra no es de nadie; que la Tierra es del Viento. Para apoyar esta chorrada, su portavoz añadió que se iba a producir una constelación planetaria y tal y tal. El sandío, como habrán podido colegir era, ni más ni menos, que el presidente Rodríguez Zapatero y su portavoz la intelectual conocida como Leire Pajín. Con estos mimbres se podrán ustedes imaginar los cestos…
El caso es que doña Ángela estaba liando una croquetas de pulpo y cociendo los grelos y el lacón cuando el transistor, como decíamos, soltó la bobada presidencial y ella vio una luz cenital; como una inspiración divina y se dijo. ¡Pero Angelita, como no se te había ocurrido antes!. Si la Tierra es del viento y la Iberdrola se va a forrar; el sol puede ser tuyo y llevarte una pasta. Los ojos comenzaron a girar como los del Tío Gilito y se le transformaban en dos signos del dólar americano. Presa de un ataque, tiró la croqueta al cubo de la basura y, sin apagar el gas, se tiró a la calle en busca de un notario donde legalizar la propiedad. La casa no salió ardiendo gracias a que la Maruxa, la vecina de abajo, que notó el olor a fritanga y subió para apagar el fuego.
Es que esta Maruxa es muy cotilla, mire usted.
Ya; me lo imagino. Pero siga, siga.
Doña Ángeles se plantó en la notaría de don Cástulo de Ribagorza y del Patacón, notario del Ilustre Colegio de Pontevedra, donde el pasante Carrillo, después de descojonarse un rato la mandó escaleras abajo. A las voces de doña Ángela salió el señor notario que mandó callar de forma rotunda, como solo saben mandar callar los notarios del Ilustre Colegio de Pontevedra.
¡Carrillo!, ¿qué escándalo es este?
Pues ya ve usted, señor notario. Esta loca, que dice que viene a escriturar el Sol.
Pues que pase, Carrillo. Que pase. Estaría bueno; según está la construcción, que nos neguemos a cobrar una minuta por estrafalaria que sea…
Lo que usted diga don Cástulo.
“Soy propietaria del Sol, estrella de tipo espectral G2, que se encuentra en el centro del sistema solar, situada a una distancia media de la Tierra de aproximadamente 149.600.000 kilómetros..” le dijo al notario, según figura en el acta. Y así fue como doña Ángeles Durán, oriunda del Concello de Salvatierra de Miño, ahora Salvaterra do Miño, comarca do Condado do Tea, en la diócesis de Pontevedra, Galicia (España) se ha convertido en la propietaria del Sol.
Tome nota, Carrilo
Dispare, don Cástulo:
“La adquisición de la propiedad referida constituye una aprehensión electromagnética y radiactiva, al no existir ni conocerse en cinco mil millones de años propietario alguno hasta la fecha”.
Muy bien, señor notario. Muy bien.
No sea pelota, Carrillo. Me lo pasa a la firma junto con la minuta en diez minutos. Luego que pase la señora Carballada y su esposo que quieren aprobar esa su asociación.
Lo que usted mande, don Cástulo..
Pues bien, doña Ángeles, para evitar ser considerada una estraperlista del calorcillo ha ofrecido repartir el 90% de los beneficios regalando el 50% de los ingresos a los Presupuestos Generales del Estado -se supone que será del Estado gallego, dice Nuñez Feijoo, el 20% para las pensiones mínimas -no explica si contributivas o no contributivas-, un 10% para investigación y sanidad y otro 10% para erradicar el hambre. El restante 10% se lo quedaría ella, para unos trapitos y para “tapar agujeros” que es frase socorrida el día 22 de diciembre. El caso es que la gansada ha tomado cuerpo una vez que La Voz de Galicia lo ha publicado entre sus páginas, y ya está produciendo nerviosismo entre mandatarios, usuarios y afectados, que de todo hay.
El alcalde de Madrid, don Alberto Ruiz Gastador se ha ofrecido a pagar tres mil millones de euros, de los que aún no tiene, para evitar que la Puerta del Sol de Madrid pierda su castizo nombre y tenga que llamarse Puerta de Raticulín.
Lo que no pudo imaginar doña Ángeles es que con su generosa donación quedó al albur de la pobreza. Tras quedarse “solo” con el diez por ciento de los beneficios tuvo que hacer frente a todas las demandas que, desde medio mundo, le fueron llegando. Enfermos del cáncer por las radiaciones; ciudadanos que pedían indemnizaciones por haber comprado ventiladores, abanicos, etc.; labradores que perdieron sus cosechas por los efectos del sol; una demandas de no te menees de los grupos ecologistas de todo el mundo por los daños que el sol provoca por la contaminación ultravioleta, por calentar demasiado y favorecer el cambio climático. Lo peor, no obstante, fue la demanda presentada por todos los ciudadanos de color negro dado que el exceso de su pigmentación lo adjudicaron al objeto de su propiedad y quieren cobrarse en pasta contante y sonante las chanzas y el racismo sufrido desde el terciario.
En Salvatierra, ahora Salvaterra, se canta:

Salvaterra, Salvaterra,
donde estiven en prisiones,
non te chamen Salvaterra
que te chamen Salvahomes.

Yo creo que deberían actualizar la canción, pues si bien es cierto que pueda ser una ciudad salvahombres, me parece a mí que lo que es alguna de sus mujeres no tiene salvación ni aunque la ingresen en el frenopático de Conxo.
Dice la página web del Concello de Salvaterra do Miño: con paso firme avanzamos cara un futuro cheo de novos proxectos. Si os novos proxectos son como este de apropiarse del Sol, me parece que Salvaterra debería reforzar a suas murallas y cerrarlas para evitar que doña Ángeles Durán y el resto de sus paisanos puedan andar reclamando astros, estrellas y asteroides como si fueran el propio Tedy Bautista.

Anuncios

5 Respuestas a “EL SOL ES GALLEGO

  1. Jose Maria

    Veo D. Angel que tambien fala galego, pero a mi le he hecho una pregunta sobre el significado de gorri en vasco y no me la ha contestado.

  2. Venancio Buesa

    Os recomiendo que os bañeis en el Miño a su paso por Salvatierra. O aguas arriba (cuidado con la corriente). O aguas abajo (cuidado con el destacamento de Marina de Tuy).

    saludos

    Venancio

  3. Lo que me sorprende más es que esta próvida ciudadana, Doña Ángeles Durán, no le haya cedido una parte de los suculentos derechos del Sol al partido de Rosa Díez e, incluso, a la mismísima Popotito para que financie unas campañas electorales un poco menos cutres que la que está cerrando en Cataluña. Me han contado que ha conseguido 1,5 millones de € para el año que viene, seguramente contando la misma trola en varios bancos, inflando los sondeos electorales y las listas de cotizantes. Claro que con 1,5 millones llega para poco, sobre todo si hay que comprar nuevo vestuario de Fiz y Foz.

  4. Jose Maria

    Mikel, en el ultimo acto en Barcelona ni 100 personas. Ahora eso si, autobus y furgonetas con pantallon de plasmas. Yque se mueran los pobres.