NUMANCIA

Han pasado tres años desde que en el frío diciembre de 2007 el partido de Rosa Díez hacía su presentación en Soria. Apenas una decena de afiliados y a pesar de la poca afiliación aún tuvimos que sufrir el abandono, el mismo día en que se presentó la campaña de las generales, de nuestro coordinador. Pese a ello, y con la misma ilusión, seguimos adelante a pesar de la zancadilla que Martínez Gorriarán nos puso impidiendo nuestra presencia en la televisión local. A pesar de todo hicimos una gran campaña. Fuimos la única provincia que llegó a hacer un mailing y, cada uno de nosotros, puso el dinero, el esfuerzo y el tiempo preciso para llevar el partido adelante. Cuñas en radio, televisión, anuncios en la prensa… El resultado fue impactante para la prensa soriana que no nos daba más allá de nuestros votos. Quedamos a 26 centésimas de ser la tercera fuerza política local y llegamos a ser la cuarta con más votos a UPyD en el conjunto de España.
Conforme iba avanzando la campaña Álvaro de Marichalar, en una reunión en la sede (llegamos a tener tres locales como sede) preguntó “una vez que se acabe la campaña ¿qué podríamos hacer?”. Tras un momento de duda yo propuse una insensatez: podíamos pedir para Numancia y su entorno la declaración de Bien Patrimonio de la Humanidad. Sin encomendarse ni a Dios, ni al diablo, Álvaro envió una petición a la UNESCO española para saber los pasos a dar. Ahí comenzó una aventura maravillosa que ahora comienza a recoger sus frutos.
Escribimos a todas y cada una de las instituciones del Estado; a las académicas, a las responsables de patrimonio; al Parlamento y al Senado (no nos contestó ni Rosa Díez) y a todas las universidades del mundo. Era una gozada comprobar cómo te contestaban apoyando nuestras reivindicaciones. La profesora Perex Agorría, titular de Historia Antigua de la UNED, se convirtió en nuestro mayor apoyo haciendo suya esta pelea. La vieja capitana arévaca, la bautizó Álvaro. Visitas al sitio de Numancia, conferencias, charlas, visitas al Parlamento Europeo y… finalmente una pelea legal impecable por parte de la familia Marichalar llevó a anular los acuerdos para la construcción de un polígono industrial en los terrenos anexos al cerro de Numancia.
En paralelo, la Junta de Castilla y León, con toda su artillería económica y mediática llevó a cabo una alocada propuesta de construir en el Soto de Garray, en las proximidades de Numancia, la mal llamada Ciudad del Medio Ambiente. Nuevamente comenzó la lucha, codo con codo con la Asociación Soriana para el Estudio y la Defensa de la Naturaleza (ASDEN), Ecologístas en Acción, Greenpeace, ADENA y hasta el propio Defensor del Pueblo castellano y leonés, al que recurrimos, apoyaron nuestras reivindicaciones. Dirigimos cartas a todas las empresas que pensaban erradicar sus negocios en la CMA y conseguimos tal nerviosismo de la Junta que la propia vicepresidenta y consejera de medio ambiente nos amenazó en la prensa con “meternos en la cárcel a todos”. ¿Qué hizo UPyD por nosotros?; nada; ni un escrito de protesta a la prensa.
Mientras continuábamos con nuestra pelea por sacar de Numancia toda esa avidez inmobiliaria presentamos a nuestro coordinador regional, Félix Sánchez Montesinos, un borrador de Ley del Paisaje (que aún no existe en CyL) de acuerdo al Convenio Europeo del Paisaje, aprobado por el Consejo de Europa y que obligaba a todos los Estados miembro. Tras un arduo trabajo, por parte de Soraya Gamonal, una experta paisajista y técnico medio ambiental, y Ángel Gadea, jurista, el coordinador lo guardó en el cajón del olvido y no ha vuelto a sacarlo hasta el momento. Quizás algún día lo veamos en la prensa como un trabajo llevado a cabo por “alguien” de UPyD que presentará la pechera para que la diva Castafiore se la llene de medallas.
Entre la celebración del primer congreso del partido y su conclusión abandonamos el partido prácticamente todos los afiliados. Tan solo uno ha quedado afiliado -si es que aún sigue-, pero la batalla continuaba por otros frentes. Nuevamente, convocados por la Profesora Perex Agorría acudimos al enclave de Numancia con un gran número de alumnos de Historia Antigua de la UNED y de personalidades de la cultura y la universidad y antiguos compañeros de UPyD hoy en la herejía, para visitar el desastre que estaba organizando la Junta. Gracias, Juan; gracias, Isabel; gracias Viejecita y gracias a tantos y tantos.
Finalmente hoy hemos visto recompensado tanto esfuerzo con la paralización de las obras por parte del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. Es un solo paso, pero así comenzó la carrera que paralizó y anuló el polígono industrial, por lo que seguimos confiando en la Justicia.
Diez personas tan solo que, como mosqueteros, actuábamos a una y sin ningún tipo de apoyo del partido al que representábamos. Nuevamente la política tenía otros intereses distintos a los de sus ciudadanos. Hemos visto cómo desaparecían de páginas del partido y de webs de algunos candidatos los apoyos a Numancia, pero hemos seguido y seguiremos atentos a impedir el destrozo cultural, medioambiental y paisajístico de Numancia. Seguiremos pese a quien pese. Qué hubieramos logrado en Soria con UPyD no viene a cuento ahora, que con su pan se lo coman, pero como dijo Rodrigo Díaz “¡Dios, qué buen vasallo si oviera buen señor!

Anuncios

11 Respuestas a “NUMANCIA

  1. La Aguela

    ¡¡¡¡ Si te leyera la Felipa ¡¡¡¡
    ¿ y el Tio Angel? ¿que? ¿que diría el tio Angel?

    SIEMPRE HE SIDO ANGEL SORIA

  2. Jose Maria

    Joer Angel amigo me has emocionado.
    Nosotros continuaremos donde estabamos y asi seguiremos.
    Solo decir que por estar junto a todos estos que tu dices y otros mas como por ejemplo Jaime, Ana, Valle, Jose Manuel, Teresa, Gury, Francisco, Elena, Amalio, Mikel, Carmen, Juan, isabel, Jesus, Juan Carlos, Virginia, Aurora madre e hija, Antonio, Jose Manuel, etc etc etc (perdon si se me ha olvidado alguien), ha merecido la pena.
    Y lo de la galera magenta, ni palabras hay para hablar de la traicion. Años prometiendo una pregunta parlamentaria y nada, prometiendo que irian a Soria y reivindicar esta lucha y nada (bueno mejor dicho algunos si, pero los que fueron ya se marcharon de ese txringuito, que casualidad todos los que apoyaron esta lucha estan fuera de ese partido).
    No olvido al Coordinador regional y al parlamentario vasco que en cuanto nos dimos de baja de una forma masiva en Soria quitaron de sus enlaces el enlace a la pagina web de la Uned, esta es al demostracion de la catadura moral de los elementos de este partido, pero ya les llegara la hora.
    En fin Angel que ha sido un placer y que sera un placer continuar codo con codo en nuestra pelea.
    De momento nos vemos en el cocido el proximo sabado, estamos todos menos uno y todos le esperamos.

  3. La Aguela

    Os vais a perder en el infierno por ROJOS, JUDEO-MASONES y contuberniosos
    😀

  4. viejecita

    Don Angel
    Me he alegrado muchísimo de la noticia. (Y lo he dicho en El Heraldo), y su relato me ha parecido precioso.
    Otra instancia de lucha desigual, (como la de la tiendecita esa contra la SGAE), y en la que de nuevo parece que, contra todo pronóstico va ganando David contra Goliat.
    Y me ha emocionado que me nombrase en su escrito. Que pienso imprimir y conservar mientras viva.
    ¡¡¡Gracias!!!

  5. Sí, buena noticia, y excelente retrato.

  6. Pingback: Numancia « PlazaMoyua.org

  7. Quería decir relato, no retrato. Aunque también.

  8. Juan Espino

    ¡Leches con los liberales! Hasta cuando se equivocan aciertan. Justo lo contrario que Zapatero que no acierta ni por equivocación.

    Al loro, mi enhorabuena de todo corazón, Ángel y toda la parroquia arévaca.

  9. Rafa Brancas

    La historia que cuentas es fantástica. La experiencia es muy parecida a la que hemos tenido en otros lares, pero sobre el trasfondo de la historia numantina adquiere tintes épicos.
    Nos vemos el Sábado!

  10. Emoción pura y dura.
    Magnífico relato de los hechos plenamente objetivo.
    Con esta simple lectura, cómo no se va a comprobar la doble cara y falsedaz de la Rosa. Esperemos que la gente despierte del engaño y otros no caigan en él.