UN DOMINGO EN OTOÑO

Electos primarios alguno de ellos con el 100% de los votos. ¡Viva Rosa! ¡Arriba la Cosa!

Paseo esta mañana dominical de Madrid por una de las avenidas próxima a mi domicilio. Acaba de amanecer y el sol va remontando por encima de la capa de polución que sirve de filtro asqueroso al cálido sol otoñal. El cielo velazqueño sólo resulta alterado por los restos del paso de aviones que dejan una línea nívea, recta y que, poco a poco, va ensanchando hasta que se desmorona por la acción de los vientos.
Paseo un poco alterado por pequeños bólidos que me adelantan jadeantes y sudorosos. Son personas que caminan a una velocidad de vértigo para soltar la grasa interna del colesterol y la externa de abundantes comidas y bebidas. El motor que impulsa a los hombres -su corazón- y el chasis que le recubre son insondables para mí. Finalmente, como le ocurre a todos los vehículos (incluso a los de nueva generación ecológica) terminan emitiendo gases de efecto invernadero, bien por las gasolinas; bien por la coliflor, los plátanos y las alubias. No sólo van a ser los cuescos de las vacas los que rasguen el himen de la atmósfera.
Conforme voy paseando observo, como un déjà vu o paramnesia, unas pequeñas placas borradas en el borde de los alcorques que albergan tísicas acacias ennegrecidas por los tubos de escape. Son pequeños baldosines borrados, que daban cuenta del nombre de otros tantos recién nacidos que acompañaban, por orden del anterior alcalde, Álvarez de Manzano, a los escuálidos arbolillos que iban a dar memoria del neonato. Ya en su momento me pareció una estupidez más. Estas pequeñas lápidas, adelantado aviso de la que, finalmente cubrirá nuestros yertos despojos, han perdido las letras que daban noticia del recién nacido como si fuera una premonición de lo que le espera al futuro ciudadano del ayuntamiento que le adjudicó el arbolillo. Los alcaldes celebran la llegada de nuevos sujetos impositivos y, una vez metida la mano en su cartera, le importan la misma higa que los baldosines con que celebró su nacimiento. Es más, le importan tanto el ciudadano, como el baldosín, como la misma acacia. Ciudadanos cobrado, ciudadano olvidado; debería constituirse en la leyenda que figurase en todos los escudos municipales de España.
Vuelvo a casa con el pan y el periódico bajo el brazo. Me saluda un joven vecino que me dice que va “a casa de su padre” para estudiar. Le mando recuerdos para su padre y subo a casa pensando en estos jóvenes que, además del baldosín borrado, tienen a los padres en una casa y a las madres en otra. Ya te vas haciendo viejo, Soria; me digo para mis adentros. Es otoño y las cosas se ven distintas. La luz va siendo menos ofensiva que en la primavera. Una ligera añoranza se apodera de nosotros.
Afortunadamente siempre nos quedará Internet con sus sorpresas y sus enseñanzas. Leo en El Correo, edición Álava que el partido socialista de Rosa Díez “inicia su carrera electoral para regenerar y airear la democracia”. Menos mal, pienso, que siempre nos quedará la Cosa para librarnos de la caspa dictatorial. Alaba el diario la frescura del mensaje en un partido “sin políticos profesionales” que no quieren hacer de la política una profesión. Deben de referirse a Rosa Díez, que, tras más de treinta años de carrera, estará pensando en si ella se aprovechó en estas tres décadas de la política o es la política quien se ha aprovechado de ella. En fin, dudas lógicas en mentes tan preclaras y éticas.
Mucho trecho le queda a la directora de comunicación de la Cosa, Beatriz Becerra, autora de una obra autobiográfica(?) titulada “Las criadas de Caifás” y que escribió “unos señores ya maduros, desconocidos hasta ahora, y en absoluto esclavos de su imagen… otro señor también maduro e igualmente libre de cualquier servidumbre similar, el catedrático Mikel Buesa”, dado que habrá sufrido un patatús al comprobar el aspecto físico del futuro cartel electoral de la Cosa en La Rioja. Para comprobar hasta qué punto la colla de aspirantes riojanos cuidan su imagen, nada mejor que la fotografía del grupo que encabeza esta crónica. Es cierto que estos jóvenes aspirantes están más en la línea de Almacenes Sardina, boutique de cabecera de Martínez, que del gusto de la directora, que se supone más en los taparrabos de Ion Fiz que en las camisas de cuadros del esteta; pero en cualquier caso trabajo le queda a la ex empleada de Disney ahora que viene el halloween.
Para finalizar les copio unas palabras con las que la ilustre escritora relató brillantemente, en un blog, sus experiencias en Gijón “Iluminados por mentes brillantes que han compartido generosamente sus conocimientos. Disfrutando también del regalo del sol y la comida y la risa. Protagonizando en vivo algo parecido a un largo alumbramiento común, con los mismos miedos y dolores de una primeriza que, no obstante, tiene la certidumbre absoluta de que son necesarios”.
Vamos, el parto de la burra entre iluminados, soleados días, risas, fabas y la dulce sidra gijonesa. ¡Que potito… Popotito!.

Anuncios

11 Respuestas a “UN DOMINGO EN OTOÑO

  1. Rafa Brancas

    Impresionante el cartel. Es lo que tiene el mal gusto…es como el olor, señal inconfundible de una invisible putrefacción.

  2. Mikel Buesa

    Por lo que he visto en la prensa riojana en las primarias organizadas por Popotito la participación deja mucho que desear. Ya se ve que en su partido los militantes han cogido posturita y les cuesta dejarse caer por las sedes para votar. Claro que si es es lo que les pasa a ellos, no se entiende muy bien cómo pretenden que los comunes mortales vayan a votarles cuando sean las elecciones de verdad, no las amañadas de ahora.
    En Madrid más de los mismo. Con tu permiso, Ángel, se puede ver un análisis de lo sucedido en mi blog: http://mikelbuesa.wordpress.com/2010/10/24/el-partido-de-rosa-diez-se-desparrama-en-madrid/

  3. Jose Maria

    Angel, la Sra Becerrix tiene lo que queria que es sueldo y prebendas en al galera y en la fundacion galeril, porque me da que laescritura no da para mucho (bueno “su” escritura por lo menos).
    Vive de la mamandurria galeril y claro hay que aplaudir hasta con las orejas no sea que la vaya a pasar como a los javieres.

  4. Pato Carlo

    Algo me estoy perdiendo, creo. Resulta que en San Sebastián una aspirante a aspirante procedente del cuerpo de funcionarios de Hacienda tiene que someterse a una infiltración gástrico-pelotera para poder llegar precisamente a eso, a aspirar. En fin, doctrina Becerrix y dieta Díez (un café para desayunar, un yogur para comer y media manzana para cenar, salvo en bodas, banquetes y comuniones que se puede comer una manzana entera pero sin pepitas ni corazón). Y ahora resulta que en la tierra del buen vino algunos se han pegado unos buenos homenajes y han llegado a la meta pletóricos. O el Photoshop hace milagros o los dos de la derecha de la fotografía van a tener que seguir una dieta Díez combinada con estilismo de la doctrina Becerrix. Y el de la derecha del todo ya puede andar buscando en tiendas especializadas aquello que promocionaba el bueno de Jesús Puente, que andar en estos tiempos sin pelo está mal vistix.

    En cuanto a los resultados, supongo que el que sacó el 100% lo haría sin oposición. Se podían, si así fue, haber ahorrado lo de las primarias. Franco de hecho solía ahorrarse ese pesado y absurdo trámite porque creía absurdo aquello del quítame yo para ponerte tú. De no ser así y haber tenido rival, he de suponer que éste se quedó en casa o hizo como Homer cuando se presentó a las elecciones y ni siquiera fue a votar, quedándose sin votos. De haber sido así, yo aconsejo a la responsable de este Su Partido, que tenga cuidado que en más de una democracia de altos vuelos se han producido mayorías superiores al 100% del voto ante el asombro de observadores internacionales y diputaditos de toda la orbe interplanetaria de sede parlamentaria.

  5. En realidad y sin ánimo de darles a ambas una cancha que no merecen conforme a sus méritos profesionales (algo que nos advirtieron antes y durante nuestro apoyo a la dueña de partido y que después nos echan en cara cuando lo ratificamos), que digo que tienen en común, lo mismo que el filósofo y el esteta. El primero se ha expuesto a la crítica y a las tertulias, el otro vive del amigo. En el caso de las féminas la una se ha subido a los tablaos mientras que las segunda vive de la subida a los tablaos de la primera. Y ya para meter algo más de enjundia al asunto y darle a Becerra algo de ocupación para no meter tanto la pata le haría una pregunta ¿cómo se pagan esos favores?. Si a los críticos el apoyo a la Cosa nos está costando que quedemos silenciados y que además tengamos que autoimponernos una autocensura, que al margen de pasárnosla por el forro de las narices, nos llevase a estar callados ¿qué no le costará a Becerra estar subvencionada por la de la fusta?. No me lo digan que ya lo sé, que he hecho la pregunta del millón. El resto de ciudadanos no duerme ante la preocupación de saber la respuesta inmediata. Es tal el interés que tienen todos los ciudadanos en qué pasará en el futuro de Upyd que se están instalando nuevos canales satélites para ver la retransmisión directa de los próximos comicios electorales on line. Ayer ví a PedroJota (esto es información y no sesgo de la opinión personal) en un canal que no frecuentan las folclóricas, como es la 2, aludiendo a la crisis de los medios tradicionales. -Ahora viene la opinión sesgada de servidora-al sr. Ramírez se le veía sonriente, dados sus apoyos inconmensurables a la Diosa del Papel Couché de Sodupe, entendí que las cosas iban por ahí, por convencer a algún otro político amigo para retransmitir en directo la visita a las urnas y cómo exhiben sin ningún pudor ni complejo el voto a Upyd. Al fin y al cabo, le dirá al amigo del PP, siempre interesa apoyar a los débiles y a los pobres sobre todo si estos se presentan con ínfulas de grandes señores y señoras.

  6. Y respecto a la foto, no voy a opinar porque es de mal gusto aludir al físico de las personas tratándose de un partido político. Al fin y al cabo, en la facultad de políticas de la complutense igual nos enseñaron a ser borregos pero becerras no.

  7. Jose Maria

    Solo un dato. La primera que tuvo el mal gusto de hablar del aspecto de los criticos e incluso diciendo que practicabamos el “mal de Onan” (que por cierto muchos y muchas estarian mas guapas y mejor haciendolo y practicando que el de hacer putadas), llamandonos calvorotas y demas que ahora no creo que se extrañe ella de que se haga lo mismo, aunque puede que si porque en este txringuito estan muy acostumbrados a la ley del embudo.

    • Ángel soria rodríguez

      Por cierto, José María, ya que citas el “mal de Onan” si como dicen hay dos facciones que han pillado parejas de por medio ¿se habrá llegado a la deconstrucción de la tortilla, como propuso Adriá en El Bulli?. ¿Harán ahora la tortilla colocando las patatas en una sartén y los huevos en otra?. ¡Ay!, que desazón.

  8. Venancio Buesa

    ¿Mal de Onán? ¿Es eso de que se te seca la médula? ¿Y que tiene de malo?

    • Pato Carlo

      Venancio, los frailes en la escuela nos decían que nos dejaba ciegos. Peores males creo que no generaba, aunque algunos pueda acabar por convertirles en gorrinos de los que irónicamente no se saca nada de provecho.

  9. Venancio Buesa

    !Cogno ánade Carlo! Además de secarte la médula, te deja ciego. E imagino que insistiendo insistiendo puedes acabar con tendinitis. En fin, cada día estoy mas viejo y mas verde.

    cuac cuac

    V