PEDRO JOTA NOS LLEVA AL CINE

Leo en El Mundo el titular que nos regala Pedro Jota, calvorota sobre la indignación que en la dirección socialista ha supuesto el hecho de que Tomás Gómez, alias Zapaterito de Parla, se haya manifestado partidario, como en su momento hizo –antes de volverse atrás-, el presidente de Castilla La Mancha don Pedro Barreda, en la limitación de mandatos. Para Pedro Jota esto supone “relanzar la ofensiva para que Zapatero no se presente”. ¡Hombre, Jota!, ¿de donde te viene esa candidez?. Cualquier lector un poco avisado (yo lo soy de los que menos) puede colegir de las declaraciones de Zapaterito que se está refiriendo a doña Esperanza Aguirre, y no al administrador de la PSOE.
Don Pedro José, redundante como se muestra con todo lo que signifique restar apoyos a doña Esperanza acaba inventándose un paladín socialista que es capaz de frenar la destrucción de lo que queda de España y nos lo quiere vender como un Ivanhoe que, junto a la lady Rowena de Ion Fiz, quiere hacer frente al sheriff de Sherwood y al resto de caballeros sajones.
Pues no; Pedro Jota. Este caballerete con ínflulas de cruzado normando no es sino la parte contratante de la parte anterior y la posterior del propio Zapatero. Su conversión interesada a la causa de las limitaciones de mandato ni va con Zapatero –de cuyo tercer mandato estaría encantado- ni va con él mismo. El cruzado mágico de Parla ya optó en su feudo a una tercera legislatura sin que le temblara el plumero del yelmo que es lo que primero se le ve, de lejos. Cuando Tomás Gómez se muestra partidario de la limitación de mandatos lo hace única y exclusivamente de la limitación de la Corazón de Leona de la Comunidad Autónoma de Madrid y no de su propio valedor en la sombra.
Yo tengo para mí que lo que don Pedro José Ramírez ha pretendido con este titular es regalarnos una película con el periódico, como si fuese La Razón o el propio Público. Y en lugar de hacernos entrega de un buen guión a lo Azcona y García Berlanga, que es de lo que se nutre este país con generosidad, ha pretendido regalarnos una película de género épico, con sus caballeros cruzados, sus princesas e incluso algún Merlín en las sombras moviendo el caldero de la poción que él solo conoce.
Desgraciadamente el resultado de la justa está cantado. En toda Camelot sabemos a quien queremos en el trono de la Casa de Correos y ni con todos los caballeros de la tabla redonda van a meter a un Tomás sin tierra o a una lady Rowena aunque nos la vistan de Ion Fiz y muestre su par de palillitos.
Por cierto, Pedro Jota, para cuando un nuevo posado de Popotito con una colección de Agatha Ruiz de la Prada. ¡Eso ya sería el culmen!.

Anuncios

4 Respuestas a “PEDRO JOTA NOS LLEVA AL CINE

  1. Jose Maria

    Yo D. Angel, algunos periodistas me despistan un monton.
    Si este D. Pedro JOta va de apoya de Doña Espe. ?a que saca un dia si y otro tambien a la lideresa en plan Belen Esteban?
    Mi no comprender.

  2. Ángel Soria Rodríguez

    Pues va de vela a Dios y vela al diablo. Más de lo mismo, para no variar.

  3. Pedro Jota quiere ser referente moral…. lo que ocurre es que tras treinta años de seguirle aun no sabemos de que.

  4. Fíjense no sabía yo que Pedro Jota se la tenía tomada a Esperanza. Pero ahora entiendo la insistencia de su hermana por hacerme la entrevista cuando era candidata rosa, con grandes halagos a mi persona (lo siento Rosa Díez), y de rehuir a los críticos cuando quisimos contactar con ella con ocasión del I Congreso. En fin, ya vemos que al igual que se decía de los presbíteros cuando mostraban sus debilidades, los periodistas son personas y tienen sus pasiones.