La clave de boveda ¿sabés?

Doña Rosa María Díez ha tenido suerte con nacer en Sodupe. De haber nacido en la Argentina su nombre sería Rosa María de Kirchner, no por costumbre de tomar el apellido del esposo, sino por tomar el del ídolo político, el del referente ético. En la Argentina se crean religiones de lo más variopintas: maradonianas, gardelianas y hasta peronistas. De haber nacido en la Argentina doña Rosa María tendría su propia religión: la Iglesia de los Mansos Populistas. Naturalmente para tomar ese nombre tendría que haber lidiado con una fuerte oposición en su propio Consejo de Dirección puesto que Vinagre no querría que apareciera la palabra manso; Flojeras de Rentería, también conocido como Vagoneta o Liberation querría que se llamase del Séptimo Día, en homenaje al domingo, que es día de descanso. Paco el retaco, por su parte, hubiera deseado añadir “Pasión de Gavilanes” al nombre y Redundancias se mostraría de acuerdo si se llamase Iglesia del Parlamentario en Sede Parlamentaria. Paco el del guindo, por su parte, ni opinaría ni sabría ciertamente a qué botón debía pulsar para emitir su voto y Fernando el del BBVA (nunca sé si es con B o con V) escribiría en El País un bonito artículo con caballos de carreras y diría que a él “se la suda” el nombre de la iglesia. Fernando el intruso no pudo opinar pues se coló en la presentación del último libro de Buesa y se cepilló tres bandejas de cloquetas.

Los argentinos, son muy suyos y practican la dialéctica voseando, de forma muy melosa y cantarina e hipnotizan a sus presas y lo mismo te nasionalisan ENDESA, que te venden las Aerolíneas sin aeroplanos ni keroseno. Doña Rosa María Díez, pese a que no se apellida Kirchner es populista, gardeliana, peronista y maradoniana. También puede llegar a ser castrista, fariñelista, mohamedista o  haidarista dependiendo del momento y del escenario. El caso, decía, es que su discurso no posee el timbre y la cadencia argentina, sino un tono festivo norteño; un timbre sardinero más en Gracita Morales que en Pasionaria y, ¡claro!, nadie se cree el mensaje.

Doña Rosa María ha convocado a todos los españoles –salvo a Manolo el del Bombo, que está de viaje a Soweto- mañana sábado, a una concentración “en defensa del orden constitucional” que como todos ustedes pueden imaginar, está en almoneda. Doña Rosa María, como Sigrid de Tulle, es muy de defender España ¡Vamos que si la defiende!, y lo hace con ahínco y con pasión desmedida, como dice el bolero. También con fashion desmedida, es cierto; que lo elegante y lo chic no tienen por qué estar reñidos con la defensa de España. Aunque no lo hace, bien es cierto, con el mismo ahínco y la misma pasión desmedida que debía haber puesto cuando sus Torquemadas llevaban a la hoguera expiatoria a infieles y disidentes saltándose a la torera sus derechos de afiliados.

Dice doña Rosa María que “la principal diferencia entre la democracia y cualquier otro sistema político es que la primera se funda en un orden constitucional que garantiza a los ciudadanos sus libertades básicas y su igualdad ante las leyes”. Libertades básicas y de igualdad ante la Ley que obliga a resolver los expedientes abiertos “a la Rubalcaba” en su partido y sin impidir al acusado defenderse. Efectivamente esta es la principal diferencia entre un partido democrático y lo otro; lo que usted coordina.

También dice, utilizando una parábola muy bella y argentina que “La Constitución es la clave de bóveda del edificio legislativo que desarrolla y ordena derechos y obligaciones que deben ser iguales para todos”. Ahí has estado bien, Rosa María. Si es que la lectura del Código da Vinci da para mucho ¿verdad?. Cuando se acierta, se acierta, que diría el Castelar del sushi. Ahora ya solo te falta aplicar en tu partido lo de la clave, los derechos, las obligaciones y, sobre todo, lo de la igualdad.

Resulta intolerable, dice, que los propios gobernantes elegidos para defender el orden constitucional sean quienes más empeño ponen en convertirlo en un caos sin sentido”. ¿Y que me dices, Rosa María, de los dirigentes que fundan un partido y se empeñan, no ya en convertirlo en un caos sin sentido, sino en un pozo negro maloliente y carente de toda aplicación del más elemental principio democrático?. ¿Es tolerable el acoso y la denuncia de afiliados manipulando tiernos corderos del rebaño como testigos?. ¿No te parece lastimoso que a la menor ocasión la magdalena majariega rompa a llorar cuando se le recuerda lo indigno de su comportamiento? ¿Es esto tolerable? ¿Entra dentro de los estándares democráticos de la España constitucional a la que dices defender?.

Pasa, Rosa María, que cuando uno epata con lo primero que pasa por el dintel (sea un roble o un caballero), por utilizar el término arquitectónico de tu clave de bóveda, se llega a confundir un arte -la arquitectura- con un oficio -la albañilería- y se te vienen abajo no solo la clave, la bóveda, la dovela y la cimbra, sino hasta los palos del sombrajo.

Anuncios

3 Respuestas a “La clave de boveda ¿sabés?

  1. Lo poco que sigo al personaje principal en facebook- a los tiempos en que la persona existió quizá no pueda remontarme-, me doy cuenta de lo siguiente:

    -no aparece ella (mejor dicho su pinche fiel en la red);
    -no aparecen sus habituales con el logo de Upyd;
    -no aparece ni esporádicamente el diputado Maneiro diciendo cosas sobre Bilbao (lo único que parece quitarle el sueño, ¡pobrecito no todo el mundo puede nacer en Bilbao!).

    Aparecen gentes venidas del guindo. Gentes que se quedaron en el manifiesto fundacional y allí desayunaron, comieron, merendaron, cenaron y hasta siguen pernoctando, como si nada nuevo habría ocurrido en los meses entre septiembre de 2007 y noviembre de 2009. Pero sí que hay algo novedoso y es que estas personas ya no son de España invertebrada sino de las ex- colonias.

    En fin, si visito Méjico tengo toda una labor como predicadora, pero no para decirles a los de las Casas Vascas que el vascuence no está perseguido en España sino para decirles a los modernos de internet que la Rosa es más bien una espina o un conjunto fashion de espinas.

    ¡Menuda tarea!.

  2. Mikel Buesa

    Popotito ya no sabe qué hacer para que le den hueco en El Mundo y, de paso, hacerse ver. Hoy el Barómetro mensual de COPE ya empieza a dejarle por los suelos: “UPyD continúa perdiendo apoyo electoral, obtendría dos escaños, sin posibilidad de formar grupo parlamentario propio.” Y eso que hace nada le daba media docena de escaños. Que lo de Popotito es un bluf ya lo sabe todo el mundo.
    Y no sólo es curioso que niegue dentro de su chiringo lo que reclama para todos los españoles, que reniegue de los derechos constitucionales de los afiliados a su corralito y de la obligación constitucional de que el corral sea democrático -y no como la granja de los cerdos descrita por Orwell- sino que además propugna el Estado Federal lo mismo que los del PSOE y de IU, lo mismo que los nacionalistas de todo cuño, a los que supuestamente dice combatir.
    Todo en Popotito es patraña; y eso ya empieza a saberlo todo el mundo.

  3. Venancio Buesa

    Estimados todos,

    lo cortés no quita lo valiente. La convocatoria/manifiesto de UPyD ante el tribunal constitucional es un gran escrito con el que estoy plenamente de acuerdo. Que luego R10 os estafara a todos y se apropiara de un movimiento regenerador, pues ya no me gusta tanto; en realidad no me gusta nada.

    Teniendo en cuenta el caracter socialista o afín de todos los que pintan algo en UPyD (esos cuatro o cinco, o tres según versiones; o dos según algunos; o una según muchos) y mi cada día mayor convicción del caracter maligno de cualquier cosa que huela a socialista, creo que siguiendo el sólido argumento de R10 se puede afirmar:

    “Tenemos el peor gobierno y la peor oposición. Para no desmerecer a los anteriores, también tenemos una alternativa regeneradora que es un cochambre”.

    Saludos a todos

    Venancio