Cerrando emisoras por la libertad de prensa

Quienes tenemos la mala suerte de llevar gastados un montón de almanaques de calendario conocemos algunos percales sin tan siquiera hacer la prueba del tacto. En política ocurre lo mismo. Basta con saber quien o quienes desarrollan o hacen una propuesta para saber hacia donde quieren llevarnos.
Uno de los tótemes progresistas es su desaforada lucha en pos de la libertad de expresión. Junto a la litografía amarillenta del Guernica, tienen en el salón de su casa el póster de Raimon cantando Al vent en el vestíbulo de Económicas; un trozo de lana del poncho de Victor Jara y una copia hecha a mano de las Crónicas Bárbaras de Alfonso Sastre. Pues bien, junto a estos tesoros, guardan como si fuera el Arca de la Alianza la cursilada aquella de Voltaire escrita en punto de cruz “No comparto lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo”. Pero, ¿qué ocurre con todos estos supuestos en cuanto el mayordomo del anuncio coge el algodón para ver si es o no cierto?.
La COGAM, que es una asociación que se pronuncia como si tuviéramos una flema, ha exigido el cierre de Intereconomía “lo más rápido posible” porque “somos un grupo social todavía muy vulnerable”. ¿Ah, que usted no se lo cree? Pues ese es su problema, amigo. Porque los del gargajo no se quedan ahí. Piden el cierre “cambiando la legislación en vigor si eso fuera necesario”.
Al parecer la asociación con nombre de lapo se siente homofobizada por un grupo periodístico, una cadena de radio, una emisora de televisión, un periódico o una revista -quizás incluso por todos ellos- y en lugar de acudir al juzgado de guardia a presentar la correspondiente demanda o la justa denuncia por todos aquellos delitos que crean ver en la postura de Intereconomía; no. Exigen al gobierno el cierre del grupo -no el periódico, o la tele, o la radio, o la revista- porque nosotros somos muy pocos y muy vulnerables. La COGAM acaba de inventar la libertad positiva. Si nosotros somos poquita cosa y algo vulnerables pues me acerca usted la Ley, señor Juez, al ascua de esta sardina enjuta para que se enteren estos brutos quiénes somos nosotros.
Así pues, coge usted la libertad de expresión, la libertad de prensa y el resto de libertades consagradas en la Constitución Española y se cisca en ellas porque Intereconomía ha llamado “maricón” a Pedro Zerolo, entre otras lindezas y, claro, como Zerolín es muy vulnerable, pues le cierra el negosi a los del toro.
El ministro Sebastián, compañero de Zerolo -compañero de partido ¿eh?-, ha multado con 100.000 euros al grupo por una “promo” en la que se insinúa que los gays no son “personas normales“. Finalmente, el responsable de la asociación exige “responsabilidad política de los que han otorgado una licencia para emitir en TDT a este grupo televisivo“.
Oiga, piensa usted, pues yo no me he considerado nunca una persona normal. Siempre me ha parecido que tenía mi personalidad propia, mi capacidad de elección y mi libertad de pertenencia, o no, a esa masa informe que llaman “personas normales”. Bueno, pues que le aproveche. Pero ha de saber que si usted no se considera una persona normal pues puede autodenunciarse y si tiene, pongamos por caso, comprado el bonobús, el alcalde debería quitárselo por no ser normal.
Usted, como le decía antes, que peina canas y comprueba cómo el espejo aún le tiene un cierto respeto, piensa: este es el primer síntoma de la senectud; de senilidad. ¿Cómo es posible que pasada ya una década del tercer milenio existan personas con un retraso intelectual tan grande?.
Pues no señor, no es que esté usted chocheando ni se haya vuelto bobo al bajar del primer piso a la planta baja. No. Es que en este putiferio que se han montado vale todo. ¿La ley, dice usted?, la ley la tenemos dentro, por el calor. Fíjese en el modelo que tienen como ejemplo de cabecera estos reasignados sexuales asociados y comprobará qué se puede esperar si el propio presidente del Gobierno se pasa la separación de poderes por los mismísimos.
Don José Luis Rodríguez Zapatero da a entender que “la mayoría social” puede saltarse la Constitución cuando declara que “las posiciones de fondo de los principios políticos son las que marca la mayoría parlamentaria“. O sea, que como el PSOE ahora tiene la mayoría parlamentaria puede dictar -nunca un verbo se acopló tan perfectamente a partido alguno- que los afiliados del Partido Popular tengan que vestir una estrella amarilla en sus trajes. Como tiene la mayoría parlamentaria pues va a negar los derechos fundamentales a los afiliados de otros partidos opositores. Vamos, que se deja un bigotillo cuadrado y el flequillo sobre el ojo derecho e igualico que el difunto de su agüelico, el fusilado y el otro. Pero es que no queda ahí. ¡Que va!. Zapatero ha declarado que “El Gobierno dará así satisfacción a una de las demandas del Ejecutivo catalán, que propuso rellenar con leyes los aspectos del ‘Estatut’ vaciados por el Constitucional”. Vamos, que si el Tribunal Constitucional dictamina la inconstitucionalidad de parte del articulado del tristemente célebre Estatut, los dos presidentes, de común acuerdo, llevarán a cabo leyes ad-hoc para hacer higas y cachondeos del dictamen del alto Tribunal.
Oiga usted, mi buen amigo, ¿y el Partido Popular ha dicho algo al respecto?
Bueno, el Partido Popular ha recibido con desagrado la respuesta del Tribunal Constitucional a su deseo de suspensión temporal de la Ley del Aborto hasta que dictamine su constitucionalidad o no y por boca del presidente de la Comunidad Autónoma de Navarra ha declarado que él no aplicará la Ley hasta que el Constitucional de su opinión.
O sea, que tampoco va a cumplir la Ley en su Comunidad Autónoma porque tiene a su favor la mayoría social ¿no?
Pues sobre poco más o menos.
¿Y Laminatur Haidar?
Pues laminando afiliados, como dice su nombre. Por cierto ¿se ha fijado usted que en el txiringuito fucsia ya hay más afobiados que afiliados?
¿Y Redundancias?
Pues ha salido afuera con rápida prestanza para recordar de memoria las fiestas festivas de San Fermín de los Navarros, de Navarra.

Anuncios

5 Respuestas a “Cerrando emisoras por la libertad de prensa

  1. Venancio Buesa

    El término maricón no tiene por qué ser insultante. Depende mucho del contexto, del tono y de entr quien se dirige. Yo tenía unos cuantos conocidos que no es que fueran maricones, es que eran unos mariconazos como la copa de un pino y entre ellos se llamaban con frecuencia maricón. Yo lo que creo es que el señor Zerolo además de maricón (como se ha declarado él) es un cabr… de tomo y lomo.

    Saludos

    Venancio

  2. Jose Maria

    Tiene bemoles lo que hay que ver y oir ultimamente de esto “jiliprogres”. Y pensar que mas de uno nos hemos pegado nuestras carreras y nos han dado algun que otro porrazo por defender en otros tiempos dificiles los derechos de todos estos y por llegar a la igualdad para todos.
    Y ahora tenemos que volver a manifestarnos en este caso por una emisora (que por otra parte hay muchas cosas de esta emisora que a mi no me gustan) en pleno Siglo XXI. ?como es posible que no se entienda que si hay algun delito o algun insulto sobre alguien para eso estan los tribunales y no los amigos para sancionar?
    ?como es posible que el impresentable de D. Rodriguez se le haya ocurrido decir eso sobre el estatuto y el Constitucional y no salga alguien de su propio partido y le de en los morros y le mande a mirar pa Cuenca?

  3. Mi querido Ángel, vaya por delante mi admiración de siempre por tu escritura ingeniosa, creativa, intachable con el idioma y, sobretodo, colorista y divertida. ¡Qué difícil es hacer todo eso con las palabras!.
    En cuanto al tema de la COGAN, me parece que los “ataques” de la cadena Intereconomía tiene más que ver con las adscripción izquierdista (militancia en algunos casos) de relevantes miembros de la misma, que por su carácter de asociación de gays, lesbianas y todo lo demás…
    En cuanto a la multa de 100.000 euros por homofobia, impuesta a la cadena de radio, pues que quieres que te diga, que cada palo aguante su vela. En lo relativo a la petición de responsabilidades políticas por la licencia para emitir en TDT, entra en la lista de los “excesos” que casi todos cometemos, excesos redoblados que, por cierto, también comete con notoriedad esa cadena y todo el grupo Intereconomía. (Estoy de acuerdo contigo, José María, cuando te refieres a esta emisora)
    Dices bien, en todo lo que escribes referente al Estatut y lo que yo entiendo como “nuevo pacto” político entre Zapatero/Montilla/Mas, que ahora pretenden “desbordar la legalidad constitucional” abriendo por otras vías, distintas del Estatut, pero que ninguno de los tres saben cuales son… A ciegas, como siempre, armarán el follón jurídico/político con propuestas inadmisibles con leyes orgánicas y demás, para salirse con la suya. Me temo que, finalmente, volverán a repetir la historia del Estatut, es decir, que esas leyes de artimaña sean recurridas ante el Constitucional, y etc., etc. etc.
    ¡No escarmientan después de todo lo acontecido ni políticos ni votantes catalanes!. A ver si estos últimos, por lo menos, espabilan en las elecciones del próximo otoño. Alternativas, si quieren, las hay.

  4. Mikel Buesa

    A mi no me gustan, en general, los videos de naturaleza propagandística, sea cual sea el asunto de que traten. Pero una cosa es eso y otra muy diferente pretender que la propaganda sólo puedan hacerla unos pocos y no los demás. La libertad de expresión es para todos, sean o no maricones, mancos, cojos o tuertos, con el único límite que el derecho al honor de las personas y el derecho de la sociedad a combatir la subversión del orden institucional (como es el caso del terrorismo). Por tanto, me parece reprobable que Sebastián ejerza la censura por la via de la multa y confío en que los tribunales le pongan en su sitio.

  5. Jesus C.

    No comparto ni las formas ni el fondo de Intereconomia en general. Y despruebo los comentarios de sus contertulios, por ser hirientes despectivos e insultantes con todos aquellos a los que echan el ojo. Pero para eso están los tribunales. Como hizo el Sr. Gallardón ante los insultos reiterativos del lider de libertad digital, le llevó a los tribunales y ademas lo ganó y el tribunal le condenó al pago de una multa y a pedir disculpas publicas. Perfecto para eso está la ley.

    Creo que el partido socialista se está pasando de la raya al llegar a estos extremos. Se saltan la ley en pro de los derechos de quien??, la ley está para cumplirla. Y si se considera constitucional y de derecho pegarle una colleja a alguien cuando alguien mire mal a alguno de sus acolitos pues … que se cambie la constitución donde deba hacerse.

    Luego navarra con lo del aborto , Madrid que dice que no aplicara la ley del tabaco, que decir de montilla…
    Estamos llegando a unos extremos que… ¡ Que mierda de partidos! no nos merecemos lo que tenemos.
    Deberiamos decirles a estos personajillos que si ellos son insumisos con la ley por motivos “de proteccion del bien comun” nosotros seremos insumisos con sus impuestos por proteccion de mis bolsillos. Que pague rita hasta que se declare incostitucional que a mi no me salga de los huevos pagar el impuesto de circulacion…
    he dicho.