El torero Redundancias

Euskadi, mientras se denominó Vascongadas fue tierra de toreros valientes que sobresalían, de los del resto del Estado -que se dice ahora- por tener, además de la tauromaquia, otros oficios o aficiones significativos. Así, Castor Jaureguibeitia Ibarra, alias Cocherito de Bilbao, que toreó con Facultades, un pintoresco torero negro, fue terrateniente, pescador y fotógrafo en San Fernando del Jarama, el actual San Fernando de Henares, en Madrid. Iker Javier Lara, sin tradición familiar taurina, aunque pariente del ex-lehendakari Ibarretxe; Luis Mazzantini Eguía, alias señorito loco, fue concejal en el Ayuntamiento de Madrid, teniente de alcalde, miembro de la Diputación Provincial y Gobernador Civil de Guadalajara. Diego Mazquiarán Fortuna que mientras caminaba por Madrid, se encontró con que un toro se había escapado del Rastro. Se enfrentó a él con un improvisado estoque y su abrigo, y consiguió matarlo. Por este hecho le concedieron la Gran Cruz de Beneficencia. Olivia Martínez, La Greca, que fue primera bailarina de la Compañía de ballet clásico de París y que junto con sus hermanos El Payo y Emilio Martínez formaron el trío Los Martínez y trabajaron con mucho éxito en el Moulin Rouge, o Pedro Basauri Paguaga más conocido como Pedrucho que fue torero y actor de cine. He dejado para el final al macabro Jon Idigoras Gerrikabeitia, Chiquito de Amorebieta, Chiquito de Eibar o Morenito del Alto, quien se hizo famoso por formar parte de las cuadrillas de matarifes de Herri Chundachunda. Hoy, con el cambio de denominación de Vascongadas, Vasconia o País Vasco a la de Euskadi, Euzkadi o, como dice un familiar y buen amigo euskaldún, Eskuadi, los vascos han dejado de formar parte de los escalafones taurinos. Queda una sola posibilidad si es que demuestra el valor suficiente y coge una cierta afición: Gorka Maneiro Labayen, alias Redundancias.
Redundancias pasaría a formar parte de ese rol de valientes euskaldunes que complementaría la tauromaquia con la política y esa facilidad con que los dioses le han adornado para la retórica y la literatura. Escribe Redundancias en su blog que “Ayer terminó de despedirse mi compañero de escaño, Jesús Mari Larrazabal, zumaitarra de nacimiento y de corazón, único parlamentario de Eusko Alkartasuna y componente del grupo mixto al que pertenezco”. No indica cuando empezó a despedirse, por lo que no sabemos cuánto duró el acto de la despedida, sino sólo cuándo terminó de hacerlo. Nos indica, eso sí, que es zumaitarra, o sea que es natural de Zumaia, la antigua Zumaya. Antes a los naturales de Zumaya o Zumaia se les decía zumayano o zumaiar y de ahí zumaiarra, como a los de Donostia se les dice donostiarras y no donostitarras; pero en fin, con esto del batúa-tua-tua la letra la pone usted -donde le sale de los mismos- y la música la pone la Orquesta Mondragón (ahora me imagino, Orquesta Arrasate).
Pues bien, dice Redundancias que Jesús Marí se retira “a sus 62 años y por problemas de salud, se despidió del modo en que ha venido comportándose desde que fue elegido electo”. Pensarán ustedes que esto de “elegido electo” está mal traído. Pues en otro partido sí que lo estaría, pero en el de la diputada viajera no. Me explico: Si Maura puede hacer de parlamentario maula erigiéndose, incluso, en portavoz parlamentario sin haber sido “elegido electo”, ¡qué no podrá hacer Jesús Marí que sí fue elegido electo!. Finaliza el panegírico Redundancias diciendo que Jesús Marí “Citó citas de clásicos”. Bueno, dirán ustedes, peor hubiera sido decir: citó citas de casas de citas. También es verdad. Finaliza de esta guisa: “explicó sus principios básicos en su quehacer político: libertad, justicia y prudencia”. Pues sí, Gorka, las mismas que ha demostrado su partido a lo largo de su existencia. Grandes dosis de libertad, un enorme respeto por la justicia y toda la prudencia del mundo, en especial, con sus nuevos compañeros de viaje. Pero esto ya da para otra historia. Suerte, maestro, y al toro… que es una mona.

Anuncios

5 Respuestas a “El torero Redundancias

  1. Jose Maria

    No sabia yo que en el Pais Vasco habia tanta solera toreril.
    Por cierto no entiendo esta comprension del Sr Parlamentario Vasco del partido con nombre de Diputada con el respresentante de EA, echandole esas loas de libertad, justicia y pruedencia. Cuando a lo largo de su existencia como partido han sido de los que han recogido las nueces de Eta y ahora mismo le dan apoyo a Batasuana que segun los Tribunales es ETA.
    A no ser que para la doctrina de la galera, el ser batasunos ya no signifique terroristas. Yo creo que como nos llamaron a los herejes en el Congreso Batasunos y resulta que era muy muy fuerte pues ahora es mas facil quitar el termino terrorista a Batasuan y todos tan contentos ?no?

  2. Por eso debe de ser por lo que la diputada disputó el escaño del voto CERA hasta el final para que fuera a EA en vez de al PSE. Ahora lo vemos claro, ¡fué por el consejo de Maneiro!. ¿Quién dijo que Rosa Díez influía en Maneiro?. Ya vemos que fué al revés.
    Ahora sólo nos falta que Maneiro sólo acceda a salir en la foto con Egibar y con Ezenarro -quienes según él no tienen cuernos (yo interpreté al escucharle aquel 15 de marzo de 2009 que quería decir que con él no se los han puesto a sus cónyuges respectivos).

    • Lo de los cuernos no es por interferir en la vida privada de cada cual, sino por llevarlo todo al término taurino de hoy y demostrar que Maneiro sólo torea con quien no tiene cuernos.

  3. Mikel Buesa

    Pues a mi me parece hacer citas de casas de citas o de putas, más bien, como diría el gan Don Camilo José, no estaría mada mal. Incluso le podría dar al diputadito cierto toque de distinción. Imagínense ustedces que llegara al parlamento emulando a Abril, una puta de San Sebastiánn que se presenta diciendo que “SOY UNA CHICA DE TRATO DELICADO Y SUAVES MANERAS QUE DERROCHA SIMPATIA Y SABER ESTAR, ESCORT ACOMPANANTE MUY DISCRETA, INTELIGENtE, DULCE, SENSUAL Y ELEGANTE”. Pues sin duda despertaría mucha simpatía y a lo mejos, incluso, eso le aseguraba la reelección. En política no hay que desechar nada que coadyuve al objetivo de tocar poder. Por ello, hasta podría asociarse con su compañero de grupo de los sin grupo, que ahora ya se ve que quiere tener un grupo para él y los de Batasuna, recibiendo así los halagos del
    Maneiro. ¡Vivir para ver!

  4. Lo malo, Mikel, es que aquí, mi primo, suele dar gatillazo literario y en lugar de asegurarse la reelección podría pensar que lo que se aseguraba era la reerección.