Saborrrrr latino

Grupo Farra

Cuando uno se levanta a las 4,50 horas de la mañana para leer un poquito, darse un agua e ir, pasito a pasito, hacia el trabajo, puede hacerlo escuchando música o bien oyendo los primeros programas informativos de la madrugada. Ocurre, que cuando uno se encuentra de orejas a boca con la mushasha esta de Benidorm que no se lava nunca el pelo o con la panadera soriana en plena bronca con la hermana gemela de Clint Eastwood uno pierde la paciencia y duda del ansia laboral con que sale de casa. El caso es que llegas a la fábrica y al primero que se te cruza le largas un par de coces y te acuerdas de sus muertos. Así pues, decides que, para evitar desgracias, lo mejor es ocupar el tiempo del camino al trabajo en la música.

Asucar-by-miki

El caso es que pones la radio intentando interiorizar, más que escuchar letras como

El día que me quieras
endulzará sus cuerdas
el pájaro cantor,
florecerá la vida,
no existirá el dolor…

o para ser más actuales y patriotas

Paraules d’amor senzilles i tendres.
No en sabíem més, teníem quinze anys.
No havíem tingut massa temps per aprendre’n,
tot just despertàvem del son dels infants.

Pero no siempre es posible hacerlo. Se han repartido tantas y tantas emisoras y se hace tan difícil mantener los puestos de trabajo con el descenso de la publicidad que las emisoras deciden, al menos a esas horas, dedicar su tiempo a actividades como llamadas al número 905 de turno o consultas con la bruja Lola y otras ánimas del purgatorio hertziano.

Merengón

Pero hoy quiero traeros hasta aquí la luz de la esperanza radiofónica. El descubrimiento de una emisora que es un pelotazo. Un auténtico fogonaso dentro de la niebla de la vulgaridad. Una emisora que se llama “La Superestasión Latina” (“La piel de la calle” es su subtítulo), y se emite desde el 90.1 del dial de frecuensia modulada. A primeras horas de la mañana tiene un programa llamado “Amaneser hijpano”; conducido por Marco Virgilio Carvajal Cabueñas de Garcés. Este Amaneser es un programa eléctrico, de estos que te despiertan no ya por el ritmo, sino por los vocalistas tan absolutamente penosos. Marco Virgilio anima a la audiensia a enviar sus peticiones “Gustosos seguimos reseptando sus mensajes”. Gallos, gallinas, kikirikís diversos e, incluso, maullidos a deshoras que te producen una sensación igual a cuando se partía la tiza y rascábamos la pizarra con la uña. Pero no es tampoco el acompañamiento de la música (liras, bombos, laudes, y hasta panderetas en un frenesí de cumbia, salsa, bachata y demás sones caribeños) sino la letra de sus canciones lo que te deja descolocado y perplejo.

Orquesta Backstage

Hoy he escuchado una canción de una especie de Tenorio que, tras un desengaño amoroso, considera que la próxima que se le acerque se va a enterar lo que vale un peine. El estribillo decía así:

Seré malo, muy malo.
La que venga me la goso y la despresio

En la siguiente canción era el hombre quien le hacía la qusqui a la enamorada y esta cantaba:

Repartiste tu cuerpo
y no rindes ya no más

En otra de ellas, un joven que sólo puede ver a su amante los fines de semana y echa de menos la proximidad de su coransonsito dice así:

Déjame un beso que me dure hasta el lunes
que sea mi alimento el fin de semana.

Y finalmente este otro que, por su actividad, consigue cansarme antes de comenzar la jornada laboral:

Yo por tu amor lavo los platos
saco el perrito, tiendo la cama y riego las plantas.
Yo por tu amor friego y cosino, pago la renta de nuestra casa,
preparo los niños y los llevo a la escuela,
te aserco el jugo a la cama (¿?)
barro la casa por dentro y por fuera…
Amooooooool. Amoooooool, mi amoooooooooool

Algún día me he sorprendido -me cuesta contarlo aquí- esperando a cruzar el semáforo moviendo la cadera como Shakira o la del anuncio del Mojito de Bacardí y derramando unos lagrimones de a puño con las putadas que, los mariconsones de los donjuanes, y las viles, malotas y crueles amantes latinas. Si tiene oportunidad visiten la emisora. No se arrepentirán. Sinseramente y hasta el día lunes mis amigos y lestores.

CODA: Antes de despedirme un anuncio publicitario de la Superestasión dice: ¿Quieren laborar con nosotros?. Pasen, no más, por la emisora con una hoja de vida y disfruten del auténtico ambiente latino toda la jornada. Chú…chú…chú… Superestasión Latina chú… chú… chú… La piel de la calle. Cusco en Madrid. Lo dicho; un pelotazo.

Anuncios

5 Respuestas a “Saborrrrr latino

  1. Jose Maria

    Creia que lo habia puesto ya lo repito solo es que me he reido un monton y por eso
    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJ
    que se oiga muy lejos mis carcajadas con este escrito de D. Angel.

  2. Mikel Buesa

    Pero vamos a ver, Don Ángel, ¿no sería mejor que a las 4,30 de la mañana (es un decir, porque a esa hora la negrura de la noche es espesa) se acostara usted en vez de levantarse? Es verdad que el incentivo de oir, de camino al trabajo, el amaneser hijpano, son su sabor latino, es un incentivo, pero no creo que se apara tanto. Yo, en esto, prefiero ser seguidor del ya fallecido editor Lara, el dueño de Planeta. En cierta ocasión su editorial iba a publicar un libro sobre los Albertos. Éstos, alertados por el que podía ser su contenido, decidieron llamar a Lara para ver si se podía dulcificar el texto. Lo hicieron por teléfono, siendo tratados muy amablemente por el editor. Al minuto de la conversación ya habían acordado reunirse a desayunar un jueves en el hotel Palace donde habitualmente se alojaba Lara cuando venía a Madrid. El Alberto que estaba al aparato dijo entonces:
    -Muy bien, pues quedamos el próximo jueves a las ocho de la mañana.
    A lo que Lara contestó sorprendido:
    -¿Pero a qué negocio se dedicanustedes? Porque un negocio que no da para levantarse a las doce del mediodía, no es negocio.
    Pues eso, Ángel, que lo tuyo no es negocio.

  3. Jose Maria

    Mikel, estoy contigo no es negocio lo de D. Angel, a pesar de tener estacion, vias, almacenes, depositos de agua y hasta letrinas.

  4. Alex Fuentetaja

    Oiga don Ángel, a esas hora no están puestas las calles, solo hay vagos y maleantes. La gente seria y decente no sale a la calle antes de las 11:00 de la mañana.

  5. Juan Fernando

    Lisensiado Don Ángel, agradesemos sus platicasiones y gosamos gososos al ver que tenemos tantosss y tantosss admiradoresss.

    Edulcoraaaaaaaaaaaaaaaaaanteee!!!!