Corazón de oro

Recuerdo un chiste juvenil publicado en la sin par Codorniz dibujado por Gila y en el que se veía una pareja de indigentes –pobres, se decía entonces- bajo un puente. El marido, que leía el periódico, le decía a la esposa: “Hemos donado 15.000 millones para África”, y la mujer le contestaba: “Es que los españoles tenemos un corazón de oro”. Cuarenta años después los españoles seguimos teniendo el corazón de oro aunque, debido al paso del tiempo y a que el oro no era de 18 kilates, éste comienza a dar muestra de cardenillo.

Quienes han tenido la paciencia y el buen gusto –todo hay que decirlo- de seguir este blog; Soria en Babia; Soria x Soria; el boletín de Movimiento Democrático y hasta el telediario de TelePonferrada, habrán sido testigos de que hemos solicitado hasta la saciedad la defensa del yacimiento de Numancia, el respeto a los siete campamentos romanos que rodean al cerro de la Muela y la inalteralidad de Soto de Garray. Hemos denunciado a todas las instituciones internacionales, nacionales y autonómicas el pelotazo urbanístico dirigido por la Junta de Castilla y León y la inhibición de instancias culturales superiores para prohibir la monstruosidad denominada Ciudad del Medio Ambiente.

Hemos pedido que se prohíba cualquier tipo de actuación urbanística que cambiaría el paisaje del Duero, de Soria y del propio yacimiento. Hemos apelado a la defensa del territorio donde se produjo un acto heroico e histórico único de relieve mundial; hemos pedido que se defienda el paisaje cultural cantado por Machado, por Gerardo Diego, por Becquer, por Baroja, Unamuno… Hemos solicitado que no se altere el espacio de protección ambiental europeo que es el Soto de Garray y hemos pedido que, en aplicación de la Ley de Memoria Histórica, se proteja el aeródromo de Garray desde donde los aviones alemanes masacraron Guernica. Hemos adjuntado fotografías que son actas notariales donde se muestra la inundación de los terrenos en los que ya se están edificando los futuros edificios de la megaurbanización. Unos terrenos donde está expresamente prohibida la construcción por ser zona inundable y que están inundados como se ha demostrado fehacientemente en las citadas fotografías. La Ley – la Junta es la Ley- se lo pasa por el forro y, mientras tanto, leemos en la prensa de hoy que el jurado de los Premios Príncipe de Asturias han decidido otorgar su galardón a los Guerreros de Xian, en China. Como decía la esposa del mendigo: “Es que los españoles tenemos un corazón de oro”.

Pues va a ser que no. Va a ser que somos un país de imbéciles y nuestros políticos, por eso de ser responsables, además de imbéciles son unos impresentables tan altos como la torre de la CMA. Va a ser que la señora vicepresidenta de la Junta , conocida en los ambientes como la “mula de Atila”, hace –y sobre todo deshace- lo que le sale de… las narices. Mientras se atenta contra un Bien Patrimonio de la Humanidad que es lo que debería ser Numancia y su entorno de no confluir intereses espurios por parte de quienes tienen la obligación de defenderlo y auspiciarlo, el presidente del jurado, un venerable anciano llamado don Manuel Fraga Iribarne que seguramente formó parte del ejercito de Xian como Alférez de Complemento, tiene a bien conceder el premio Príncipe de Asturias a los arqueólogos chinos que han limpiado la terracota con estropajos de Scotch Brite hasta dejarla hecha un primor.

Hombre, no hay mal que cien años dure, el yacimiento de Numancia pasará a formar parte del paisaje urbano y urbanita de los preciosos chalets pareados que va a construir la empresa bilbaína sobre los siete campamentos romanos; la ballesta del Duero se convertirá en la piscina de la Ciudad del Puto Ambiente y el espíritu de los heroicos mártires numantinos reposará finalmente con la sensación del deber cumplido. No habrán conseguido vencer a los romanos, pero al menos verán cómo nos traemos un par de medallas de calamina en los próximos juegos de verano a celebrar en el país de Chop suey. ¡Si va a ser verdad que tenemos un corazón de oro!.

Anuncios

4 Respuestas a “Corazón de oro

  1. Mikel Buesa

    Es una pena estar en manos de especuladores anclados en las instituciones y compartiendo ganancias con los que ostentam el poder. Y si no que se lo pregunten a es que ya va diciendo lo que proclamaba el conde de Romanones: “Votadme a mi que ya soy rico”. Como el presidente del Cogreso que hizo lo suyo en Castilla La Mancha y al que ahora los suyos le van a poner un impuesto para ricos. Claro que, para poner impuestos tambien hay que tener apoyos de los que realmente mandan; y ahí ha estado Don Bitín para decir que todos tenemos que poner nuestro granito de arena. Un granito de arena es lo que para Don Botin significa el nuevo impuesto. Debe de ser porque es rojo como su corbata o como los rótulos de su banco.
    Y es que, para salir de pobres, no hay como hacerse ricos como sea; incluso destrozando el patrimonio que la historia nos ha legado a todos los españoles. Como en Numancia.

  2. Jose Maria

    Mikel, fijate el pelotazo que supone la Ciudad del Medio Ambiente en el Soto de Garray (al lado de Numancia).
    Tenemos un soto de Ribera (probablemente el mas grande y el mejor de todos los del Rio Duero), esta protegido por la Ley Natura 2000, es propiedad de Caja Duero que lo compro en los años 70 por 5 millones de pesetas. O sea que no vale nada en dinero, pero un valor incalculable en otras valores, Llega la JUnta de CyL hace una ley, le quita la proteccion y decide poner alli un proyecto CMA (bueno para Soria en otros sitios) y mete alli alrrededor de 500 millones de euros ademas de permitir hacer industrias y construir 800 viviendas, un hotel etc. etc.
    !ale hop! de repente todos dan el gran pelotazo. Y a joderse el bien publico ,Numancia y el Soto.
    Son gentuzas, canallas, especuladores y ladrones.
    Ojala viniese una riada del Duero y se los llevase a todos hasta Oporto.

  3. viejecita

    ¿ Pero de verdad se van a forrar?
    ¿ No se quedará todo en arrasamiento y sin nada a cambio? ¿Como ha pasado en tantos y tantos sitios?
    Que la gente que pensara comprar esas casas, es posible que no tenga ganas de invertir en algo tan controvertido, y con el peligro de la inundación…

  4. Jose Maria

    Viejecita, simplemente con el dinero que van a enterrar en infraestructuras, edificios oficiales y demas que son cientos de millones de euros, algunos se estan ya forrando.