El lince ibérico… vasco

 

Katamotz iberiarra o Gato chato de Iberia

Dice el refrán “dime de qué presumes y te diré de qué careces”. El burukide Maneiro, hoy nos habla acerca del nuevo plan de paz. Cuando el burukide se refiere a la paz, lo escribe así, en minúscula, como un nombre común; no como un nombre propio: la Paz. Y es que para el burukide, la paz es un nombre común salvo, naturalmente, cuando lleva el apellido diferenciador; entonces sí es un nombre propio: la Paz Vasca. El burukide cada media docena de palabras cuela de rondón el término vasco; como un marchamo de educación de calidad adquirido en la ikastola; un label que viene a ser como la tapicería de cuero en los coches caros, un añadido que viene de serie y te acompaña de por vida.
Porque, veamos qué es lo que escribe el burukide y cómo lo escribe. En un texto breve, tan solo quince líneas, ha dejado plasmado -como le ocurre a la mayoría de los nacionalistas- su euskal paranoia; el egocentrismo vascuence. Para el burukide, en tan solo quince líneas la educación se imparte por “el profesorado vasco”, las instituciones son, ¡claro que sí!, las “instituciones democráticas vascas”. La sociedad es, naturalmente, “la sociedad vasca” (esto lo dice en dos ocasiones para asentar su presupuesto y dejarlo claro); el nacionalismo es, como no podía ser de otra forma, “nacionalismo vasco” y, afortunadamente su diputada ha vuelto de El Aaiun a tiempo con lo que cita “el África Subsahariana” sin convertirla en el África Vasca. Tiempo al tiempo. Si la golondrina sigue volviendo de sus nidos a colgar y las tupidas madreselvas del jardín moruno de Haidar, las tapias a escalar todo se puede esperar.
Porque el burukide ya nos ha hablado del Plan Vasco de Educación, de la juventud vasca, del socialismo vasco (ese cuyas mujeres le turban con sus piropos parlamentarios), el Parlamento Vasco, la modificación electoral -vasca, of curse-, la Cámara Vasca… Lejos quedan la boina vasca, la pelota vasca y toda la basca de la tierra vasca.
El burukide está contento. Es una persona pagada de su propia satisfacción y con poca cosa queda satisfecho. Escribe un su blog (un blog vasco, claro). En el debate sobre la modificación del escudo -vasco, evidentemente-, ese debate que no interesa a nadie, según nos dijeron, pero que llenó la Cámara (vasca) de periodistas (vascos) y como consecuencia del cual Vaya Semanita (EiTB, claro) nos dedicó un sketch, terminó de confirmarlo. Ahí lo tienen; no sólo se le funden al calor de su caída de ojos las diputadas socialistas (vascas) sino que hasta el tío la vara (vasco) ¡le dedica un sketch!. Claro, que habría que decirle al burukide que un sketch “es una pieza cómica humorística de carácter sarcástico que muestra, de una forma cómica, los defectos del aludido”. Ya, contestará él, pero como dice nuestra euskal majestic: aquí lo importante es que nos den portadas. El resto se pasa, como la gonorrea, la blenorragia y el chancro blanco. Es todo cuestión de penicilina.

Pero no está satisfecho del todo el burukide; no. A lo largo de su perorata lo ha evidenciado. Algunos de sus lectores -bueno Sake y yo, la verdad- nos hemos quedado tránsidos de emoción cuando hemos leído el remate de una de esas faenas que han sacado cuan torero vasco por la puerta grande en andas portadas por el mujerío socialista vasco “No hace falta ser un lince para responder sucintamente”. Aquí no ha rematado con el remoquete vasco pues de todos es sabido que el lince, sobre ser autóctono, ha de ser ibérico y, ¡claro!, declarar ibérico vasco a un lince, pues iba a dar, no ya para un sketch, sino para la serie entera de Benny Hill.
El diputado -vasco-, Iturrate ha resultado, en prosa de nuestro burukide, más que un Iturrate, una Iturrada…  y ¡vaya turrada!.

Anuncios

4 Respuestas a “El lince ibérico… vasco

  1. Jose Maria

    D. Angel el gran problema que hay es que hasta los que se dicen y son no nacionalistas han copiado el discurso nacionalistas y ahi si vamos perdiendo.
    Pero tambien aqui en el centro debemos avergonzarnos de algo parecido, a mi me da un cabreo enorme que cada vez que voy por la carretera de la Coruña veo los letreros poner “A Coruna” y esto en Madrid. Asi que esta guerra del lexico creo que la tenemos perdida.

  2. Mikel Buesa

    Lo del lince vasco es para nota. Como lo de la gallina, los yogures de Danone (vascos-planta de Bilbao), las Coca-Colas (ídem), los tomates y tantas otras cosas y especímenes que aparecen el el boletín oficial, los hipermercados y hasta las tiendas de la esquina. Este buruquide está impregnado de toda esta tontería. Lo malo es que, por ella, algunos matan.

  3. Diputadito

    Peor aún que la gorronea es echarle pedazos de gorrino a la fabada, o eso dicen los boicoteadores y detritus que Hernández er Catalá quería echar del barco a la deriva.

    Parece que usted insinúa que me repito de toda repetición. Le ha faltado llamarme Gorkajo Maneiro. ¡Qué desconsideración! ¡Con el cariño que le profeso! Pues le voy a adelantar una exclusiva, que por supuesto lo es de toda exclusividad; por lo bajini, las parlamentarias del Pene V también me adulan, me quieren, me miman, me desean, me…Corto, que esto va a pasar ya de castaño a verde y estamos en horario infantil.

    La única diputadesca que no me puede ver es la Kiroga, con K de Basko y a su vez B de burro. Desde que apagó el móvil el día que esperaba su llamada y en consecuencia me quedé en blanco, vive en el eterno resquemor. ¡Menos mal que Aintzane Hacenada me pone ojitos! En fin, Ángel, que el año que viene me veo a la altura de Pilar Rubio: si ella es la española más sexy, poco falta para que yo sea el diputado más seductor. Tiempo al denbora Soria, tiempo al Time, con T de trilero.

    Espejito, espejito, ¿crees que haría una buena pareja con la diputadita Cayetana Álvarez de Toledo? ¡Ay, cómo me gusta su belleza andrógina, sus camisas pegadas, sus vaqueros claros, su verbo florío!

    Biba Io!

  4. Oiga diputadito pues va a ser que está usted ya fuera de denbora. Váyase yendo ya al ganbara que aquí en la Euskadi profunda, sí esa en la que está el origen del nacionalismo vasco, a Vizcaya me remito, ya se escucha decir “hasta luego” en vez de “agur” y sin complejos. ¿Será que los aires afrancesados de la bella easo se lo ocultan a usted?. Pues actualícese que l0 vasco como acompañante de toda salsa está perdiendo furor. Pero claro usted de tanto frecuentar los asiáticos seguramente tenga un próximo cometido que sea abrir las franquicias upeyderas en Tiananmeng. Quedaría usted y los demás que ni pintado. Rojo magenta.