Barba Rosa; una de piratas

CLXXXVI. “Y siendo tan excesivo el número de esta gente de guerra, para mí tengo que no sería menor, sino mayor aún, la chusma en la comitiva de criados y de marineros en las embarcaciones de trasporte, en especial en otras naves del convoy que al ejército seguían.”…. Herodoto, Libro VII – Polimnia

El pirata Barba Rosa

Hubo un tiempo en que, efectivamente, la gente de guerra eramos todos uno. Fue posteriormente, que la hiena -frío animal que realiza tu autopsia mientras te mira de arriba a abajo- dedicó su tiempo a prescindir de la chusma en la comitiva de criados y de los marineros. Fue posteriormente, cuando los bruñidos escaños de los tres parlamentos comenzaron a rendir beneficios, que ya no fuera necesaria la presencia de la gente de guerra. Ni la de la chusma en la comitiva de criados y marineros en la otrora nave guerrera.
Hubo un tiempo, anterior a los tiempos guerreros en que las diputadas socialistas miraban con suficiencia al sedente silente. Eran tiempos anteriores a las loas y alabanzas por su trabajo bien hecho. Entonces también era importante la chusma en la comitiva de criados y de marineros en las embarcaciones. “Objetivo cumplido. Ensobrado todo Euskadi” decía el mensaje enviado a la Capitana. “Sois los mejores. Un beso“, respondió la sílfide filibustera.
La nave partió dejando lo mejor de la tripulación en tierra. Junto al puente colgante. Arrastrándose por la ría con su tripulación recién estrenada de piratas y filibusteros en busca de su Modyford. Han recibido patente de corso y no tienen que dar explicaciones a nadie. Ni congresos ni singresos. Ron-Ron-Ron, la botella de ron.
Cuando se aseguran botines y prebendas; cuando la pureza de sangre determina la plana mayor de la armada; cuando los galeotes ya no eran sino pesada carga en el cabotaje; la chusma presentó sus quejas. Quienes hicieron saber a la capitana su enfado fueron abandonados en una isla desierta sin posibilidad de juicio o comunicación con otros marineros. Muertos en vida. Sin juicio y pagando el ron que se consumía a bordo.
También hubo un tiempo en que la lealtad cotizó a la baja. Era un tiempo opaco como las cuentas del reino. Un tiempo en que el pirata italiano hacía estragos por mares y costas. Causó tantos desmanes que hubo que demandar la intervención de la capitana. No hubo respuesta y la gente fue, nuevamente, dispersa y abandonada. La galera partió sin ellos.
Hubo también un tiempo en que se paseó por la plancha a los últimos miembros de la chusma en la comitiva de criados y de marineros que tenían esperanzas en capitanear sus pequeñas chalupas municipales. Craso error. La capitana es quien recoge y administra el botín. Nunca los demás. Salto desde la palanca tras un pinchazo en sus  municipables culos y… ¡al agua, patos!.
Finalmente, la galera sucia, enfangada… se ha convertido en un barco fantasma. Un barco que vaga a través de leyendas, alimentando fantasías de cabezas escasamente amuebladas. Son fábulas, cuentos chinos, fantasías para entretener a quienes quieren creer en fantasmas y en sus fantasmadas. La piratería es un feo asunto que acabará por ser erradicado más pronto que tarde. Así sea.

CODA. Post dedicado a mi querido amigo Navegante. Galera delenda est.

Anuncios

4 Respuestas a “Barba Rosa; una de piratas

  1. Jose Maria

    Amigo Ferroviario sin trenes. Gracias y efectivamente:
    “galera delenda est”
    Como hoy vamos de darnos un poco de bola, a mi me gustaria poner (porque se que Angel no lo hara) el articulo que ha escrito en el boletin del grupo amigo de MD sobre Numancia:
    http://www.movimientodemocratico.es/documentos/boletin/boletin_8.pdf
    Os recomiendo que lo leeis y aqui tambien para decir:

    Numancia Patrimonio de la Humanidad.

  2. El otro día hablando con un ex-compañero de Upyd deciamos que lo que no se entendía en un partido que va a tener que estar mucho tiempo en la tercera regional, es el empeño en utilizar prácticas que le conducen a uno directamente a la ruina. Me explico: si éste partidito seguirá jugando como digo partidos de segunda división (en el mejor de los alardes de la diputada) y ello ya le va a dar los amigos y seguidores justos, ¿a qué viene ese afán en espantar a afiliados?.

  3. Mikel Buesa

    Muy acertada tu metáfora del partido de la diputada que tiene nombre de partido. Siguiendo la misma lógica que denunció el escritor italiano Evangelisti (“Todos los que han querido salvar a la humanidad han acabado matándola”, dijo denunciando los excesos totalitarios de la inquisición española), para salvar y regenerar la democracia han acabado convirtiendo su partido en un irreductible núcleo totalitario.
    Pues yo prefiero la libertad, incluso para equivocarme, a la esclavitud y la reverencia. ¡Viva la libertad!

  4. Jose Maria

    Mikel, efectivamente muchos preferimos la libertad antes que continuar en una galera de esclavos.
    Y otros continuan desenrolandose.
    Un abrazo